10 ene. 2017

¿Quién dijo miedo?

Si observamos las últimas tendencias, podemos ver como la moda se basa cada vez más en la comodidad. El auge del Sportwear es un hecho, tanto que ha dado lugar a que lo llevemos diariamente y lo adaptemos incluso a ocasiones más formales. En la actualidad, y por mucho que nos cueste admitirlo, el chándal con tacones es un hecho y aunque pensemos que lo han inventado las trendsetters, los duques británicos se les adelantaron una década.



El traje Norfolk fue el primer traje deportivo en la historia de la moda, una variante de la americana en versión sport. Se combinaba con unos pantalones bombachos para garantizar su comodidad durante la práctica de actividades como el golf o la cacería. Estas dos piezas eran confeccionadas en tweed,  ya que este tejido proporciona una mayor agilidad en el movimiento. De esa forma, los británicos, reyes de la elegancia, combinaban lo clásico del traje con su versión deportiva.  




Tanta influencia tiene este fenómeno que incluso los guionistas americanos lo han utilizado en varias de las series cómicas más conocidas de los últimos años. El traje-pijama ideado por Nick y Schmit en New Girl, o el “suitjama” de Barney Stinson en How I meet your mother son el súmmum de esta tendencia. Y es que, ¿quién se puede resistir al estilo y la comodidad?


Anna Bonastre Cobo
Belén Gutiérrez García


No hay comentarios:

Publicar un comentario