31 dic. 2011

La fiebre E-COMMERCE

España ha aumentado sus ventas de moda por internet en el último año en un 70 %, y para aquellos empresarios aún reacios a la relación a distancia con sus consumidores aquí va  un dato para la reflexión: China será el mayor consumidor en 2015 de E-COMMERCE.  Con más de 60 años de dictadura y opresión, China  se autoproclama el país productor por excelencia, y esto no podía ser de otra manera sin el apoyo de internet. Con una perspectiva de 3 años vista, no me cabe duda que el negocio electrónico sólo acaba de empezar.


Mi experiencia comenzó con Privalia, toda una novedad, y porqué no reconocerlo, una ligera sensación a aquellos años en que nuestras madres compraban moda mediante catálogo. Cintas de medir, tallas que no se correspondían, artículos poco fieles al anunciado, eso sí, mucha variedad y tranquilidad para elegir desde el sofá de tu casa.

Mi incursión hacia el mundo del E-COMMERCE en cuanto a moda empezó de la nada, hace 3 años, cuando alguien te sugiere una página, a priori minoritaria, donde puedes encontrar moda y últimas tendencias a precios low cost. Enseguida, como la espuma del fino champán, este término se fue instaurando sigilosa pero firmemente en boca de los consumidores  y multiplicándose por 200 el crecimiento de plataformas de venta online que nacían orgullosas bajo la filosofía de calidad al mejor precio.

El resultado, de recibir una newsletter al día a una treintena en menos de un año: Buyvip, Privateoutlet, Ofertix, Vente-privee, Esdemarca, Dress-for-less, Westrags, el listado es interminable…Nacidas bajo el funcionamiento de liquidación de stock, el tiempo cuenta, el perfil de comprador compulsivo sigue afianzándose con este tipo de negocio. Si lo quiero, no puedo dudar.
Poco a poco los medios nos inundan de artículos, sobretodo en 2010 y 2011 con cientos de porcentajes, estadísticas, encuestas que vienen a anunciar lo inminente; El consumidor español, lejos de las expectativas iniciales, empieza a comprar a distancia. ¿Y esto que conlleva? Mayores ingresos para las firmas, la apertura de un nuevo horizonte donde la cultura del consumismo se expande a la vez que las arcas de los productores. Fabuloso, nosotros compramos cuando queremos, ellos amplían ventas. Todos ganamos.

Las incursiones hacia este nuevo negocio, que yo me atrevería a denominarlo como una nata estrategia de marketing, inteligente y adaptada a los nuevos tiempos sigue reconvirtiéndose, evolucionando, y yo como firme pro-E-COMMERCE añadiré; progresando. Y me llena de satisfacción ver como día a día las marcas en las que confío, y que ya forman parte de nuestro universo de compras sin el cual nuestro armario no sería nuestro armario, sino algo que se escapa de nuestra imaginación, como la descabellada idea de la vida sin internet, se apunta a la corriente E-COMMERCE, para salvarnos ese día desesperado, en que necesitas un vestido de cocktail para una fiesta de último momento y no tienes tiempo de ir a comprarlo porque trabajas a full-time.
Mango, Blanco, Zara, Stradivarius, Pull and Bear, Bershka, Topshop… Con sus jóvenes portales de venta online, expanden la experiencia de la compra a través de la red, de la venta de liquidaciones a la venta del producto actual. Y por fin el sucumbir a este negocio perfecto, la moda pret-a-porter y el lujo también se apuntan al ámbito online. Loewe, Luis Vuitton, Miu Miu, Ralph Lauren, YvesSaintLaurent…

Recientemente se ha publicado un artículo en el que se describía el perfil de los consumidores online. Para gustos, colores. Desde aquel que se ajusta a la exclusividad en el artículo, al práctico y reflexivo,  todos encuentran lo que necesitan en la red. Y ante la crecida y consolidación del mercado de la moda online y sus magníficos beneficios para España, yo me quedo con la plácida satisfacción, que la red, nacida para democratizar la información sigue su transcurso y aterriza en la democratización de la moda, para el disfrute de todo el mundo, y por qué no decirlo, presagio susurrante de una crecida en la oferta de puestos de trabajo. Yo desde aquí brindo por el E-COMMERCE.

Publicado por Miriam Barrera

30 dic. 2011

Historia de una modelo atemporal...



La muñeca recortable Betsy McCall, apareció por primera vez en mayo de 1951 en la revista americana McCall’s Magazine, una publicación en la que colaboraban autores tan importantes como  Barbara Garson, F.Scott Fitzgerald o la mismísima Eleanor Roosevelt. Desde ese momento, cada mes y durante 44 años, la revista presentó a Betsy y a sus modelitos, siempre perfectos para cualquier ocasión.

La peculiaridad y la importancia de Betsy McCall es que no sólo se trata de una muñeca de papel, sino que detrás hay un entorno perfectamente construido. Diferentes personajes y situaciones que los ilustradores desarrollan a lo largo de las entregas, hasta conseguir dotar a Betsy de un universo propio que comparte con las niñas y también con sus madres. 

En el primer número Betsy se presenta, nos explica quién es su familia, dónde vive y con quién juega cada día. A lo largo de los meses irán apareciendo diferentes personajes como su perrito Nossy, sus padres, su prima Bárbara y diferentes amigos, como Jimmy Weeks o Suki. Junto a todos ellos irá a la playa, pasará el día en el campo, montará a caballo o disfrutará de la Navidad. Cualquier situación y momento será recreado con detalle y dará pie a un desfile interminable de atuendos y complementos. 

Aparte de los cambios que experimentan las ilustraciones, la tipografía o la gama cromática, estas muñecas y sus patrones nos muestran con gran claridad la evolución de la moda y las costumbres de la sociedad americana a lo largo de más de 4 décadas.  



Betsy, mantendrá su edad a lo largo de los años pero el mundo cambiará a su alrededor.  Todos los estilos están presentes en los modelitos de Betsy McCall y sus amigos: los primorosos vestidos del new look, las minifaldas y el toque pop de los años 60,  la moda y la influencia hippie...hasta llegar al sportwear de los últimos años de la publicación en 1996.

Los recortables de los primeros 10 años, desde 1951 al 1961, se pueden descargar en su página web. Particularmente las ilustraciones de estos primeros años me parecen las más bonitas y curiosas por recrear todos los detalles y por reflejar magistralmente la estética de los años 50 y principios de los 60. Aunque lo realmente interesante es ver, cómo Betsy cambia a lo largo de los años y atraviesa el tiempo adaptándose a los cambios de la moda.
Ilustraciones que son realmente pequeñas obras de arte y testigos de la evolución de la moda durante más de 40 años...



Publicado por Marina Azañón García-Granados

El DHUB recorre la historia de la moda

Una propuesta interesante para estas navidades en Barcelona es acercarse al Palau Pedralbes y visitar el Museo Textil y de Indumentaria (parte integrante del DHUB) aprovechando los últimos días antes de su relocalización cerca de la torre Agbar. Esperemos que la nueva situación aporte más visitantes ya que lamentablemente es fácil ser la única persona deambulando por los pasillos de la recomendable exposición permanente El Cuerpo Vestido

Esta instalación didáctica y amena nos acerca a la historia de la moda desde el siglo XVII hasta nuestros días, tomando como hilo conductor la manera en que el vestido modifica la imagen del cuerpo mediante acciones que lo comprimen o lo liberan. Así se nos explican las sucesivas manipulaciones que los dictados de la moda impuso al cuerpo humano: ampliar, reducir, alargar, perfilar y destapar. Descubrimos como guardainfantes, polisones, corsés, tacones, medias, escotes y transparencias se encargan de moldear la silueta al gusto de la época.  Bajo nuestros ojos desfilan sucesivamente las damas etéreas, la mujer campana, las mujeres avestruz, las siluetas en forma de S y la esperada liberación de los corsés. Destaca además un “laboratorio Balenciaga” donde se pueden admirar algunas creaciones del genial diseñador español y de sus experimentos con volúmenes que no siempre fueron favorecedores para el cuerpo femenino. La muestra está bien explicada y la evolución cronológica relatada con detalle, siendo un gran punto a favor una cuidada visión global de la historia de la moda, que compara vestidos de distintas épocas y características sorprendentemente muy similares. Sólo lamentamos que el inventario de piezas no sea aún más extenso y que la visita nos deje con ganas de ver mucho más.

 vestido de corte, circa 1760

Paco Rabanne, 1965


Lugar: DHUB Museos, Av. Diagonal, 686 (Palau de Pedralbes)
Horario: martes a domingo de 10 a 18h
Por Núria Aragonès.

26 dic. 2011

De las ferias de diseño a las ferias de regalo

Soy asidua visitante de los mercados de diseño en Venezuela, me parecen sitios interesantes donde se pueden encontrar cosas diferentes y en ocasiones atrevidas. Llegada a Barcelona me preguntaba si era usual este tipo de evento y, como por arte de magia, en un restaurante de comida rápida me topé con un folleto de una feria de diseño llamada El Zapato Rojo, una expo-mercado que mezcla no sólo moda y complementos sino interiorismo, plástica, diseño gráfico. Está en su sexta edición.

Decidí que era una buena oportunidad  para conocer lo que ofrecía Barcelona en este aspecto y debo decir que no estoy nada sorprendida. El lugar: Convent de Sant Agustí, en la puerta  te recibía un chico con cara de pocos amigos; gracias a la música y las luces por haber hecho la entrada más amena.

Dos stands principales eran lo más gris de la feria, sin luz, sin identificación, no entendí que vendían, sólo dejaban claro que aceptaban Visa.  Más adelante el asunto mejora y nos encontramos con  lito&lola,  los  dijes de sus cadenas  son un encanto.  Me emocioné al encontrar talento venezolano en esta feria europea, vestidos sexys y  faldas originales son el sello de  las chicas de Milles, además  muy  acertadas para  un mercado de diseño.  Lo nuevo para mí fue la sección de personal shopper y asesores de imagen que funcionaba bastante bien. 


El folleto hacía alusión a plástica e interiorismo y allí encontramos el stand de Lampina, que básicamente eran  pantallas  para lámparas muy coloridas  y  Krasznai  con sus cerámicas un poco “creepy”  con manos y pies, pero perfectas para este tipo de evento.  El  stand  de  Peragón resultaba atractivo con su ilustración en chapas, franelas y tarjetas, pero la antipatía de su encargada  y su aviso de “cuidado con copias”  al deslumbrarse con el flash de la cámara,  me hizo  huir de su puesto y  a ella ganarse estas amargas líneas.

Un error común en las ferias de diseño es la selección de las marcas participantes, y  por eso encontramos  accesorios como  tocados, cintillos y sombreros al mejor estilo  de las bodas de la realeza  repetidos en cuatro stands, o un puesto de palitos chinos para el cabello… ¿Alguien usa eso todavía? 

Al final más que una feria de diseño, termina siendo una expo donde puedes conseguir cualquier regalo de urgencia. Los mercados  de diseño han sido creados para promocionar el talento local y darles cabida a los nuevos diseñadores. Esto evidentemente lo cumple, el problema es la variedad y la novedad  de lo que  se muestra. 


Sara Armas

21 dic. 2011

Bienvenidos al blog curso 2011-2012

A partir de la próxima semana, este blog contará con las aportaciones de los nuevos alumnos de la 6ª edición del Postgrado de Comunicación y Periodismo de Moda del IDEC-UPF.
¡Bienvenidos a todos!

El equipo de dirección.

8 jun. 2011

Los zapatos de las mujeres de Auschwitz


Dicen que con sólo mirar lo que la persona X lleva vestido o calzado podemos decir mucho de ella. Y eso fue justamente lo que sentí cuando, hace dos semanas, aprovechando mi viaje de trabajo a Cracóvia, visité los campos de concentración de Auschwitz y Birkenau y, en el primer complejo (o Konzentrationslager, que en alemán significa campo de concentración), pude ver miles de objetos que pertenecieron a las víctimas.

Sus maletas, sus gafas de ver, sus ropas, sus tallit judíos y muchos otros objetos personales, pero principalmente los zapatos femeninos que se han preservado cuentan parte de los secretos de lo que pasó allí. ¡Digo parte porque después de mi visita creo que nunca jamás nadie podrá entender la real dimensión de lo ocurrido!

Detrás de un cristal en una de las salas del museo, los zapatos de las mujeres que llegaron a Auschwitz entre 1942 y 1944 se pierden en medio de una pila de zapatos de hombres y niños (los prisioneros no solo eran judíos sino también presos políticos, familias enteras de polacos que de una manera u otra han ayudado a los judíos, gitanos y/o homosexuales). Sin embargo hubo algunos que me llamaron la atención porque, y cualquiera que entienda de moda pensaría igual, eran modelos extremadamente avanzados para la época. Ricos en colores, en detalles, con elementos del folclore de sus países o bordados a mano... Y aunque los veamos allí parados, degradados por el paso del tiempo, todavía tienen la capacidad de comunicarnos un poco sobre el poder adquisitivo de muchas de las mujeres que fueron llevadas hasta allí, para morir o desnudas y con la cabeza rapada en una cámara de gas nada más llegaron o desnutridas, enfermas y cansadas por continuados trabajos forzados y torturas.

Más allá, estos zapatos nos dejan entrever que al llegar allí todos esperaban algo muy diferente a la muerte que acabó por llegar tarde o temprano. Sino no hubieron llevado su mejor calzado y las maletas cargadas con sus ricas pertenencias y muchas ilusiones…

Texto y Fotos: Mafalda Soares Caldas

4 jun. 2011

El look escondido

The SwanRosalind Al-Aswad

Es muy fuerte esa sensación que experimentamos cuando un día nos vemos en el espejo y nos damos cuenta de que nos estamos convirtiendo en algún familiar. Mismo físico, mismos gestos, mismo pelo.

Màs fuerte es la sensación que experimentamos cuando nos percatamos de que nos estamos VISTIENDO como un familiar.

Mi tía siempre ha tenido un estilo muy de ella. Mezclando lo kitsch con lo tribal con lo bohemio, el resultado es exquisitamente estrafalario. Vivió en Nueva York pero es más criolla venezolana que decirlo dos veces y combina con facilidad Macy's y Calvin Klein con alguna camiseta que poca gente compraría en algún mercadillo, uñas a medio pintar, anillos más grandes que mi puño y pelo a lo loco. No es para todos pero vaya que a mi tía le va de lo mejor.

Dirigía una orquesta, así que tiene esos maravillosos movimientos de muñeca y manos cuando se emociona con Vivaldi o con Bebo Valdés. Salta entonces la media cola de su pelo y tintinean sus inmensas pulseras de bolas de madera. Que también saltan cuando de repente pega cuatro gritos por la ventana del coche a algún subnormal que se atraviesa cuando no le toca.

Y yo... yo llevo años viéndola así, esperando la llegada de sus viajes a ver qué regalos traía cuando espiaba sus maletas y oliendo su cacharel.

Hace días me arreglaba frente al espejo y me encontré a mi misma vestida como mi tía sin darme cuenta. Camisa larga, cinturón alto, collares tribales, pelo loco, uñas a medio pintar y gafas "john lennon".

Hay looks que no se pueden duplicar a conciencia, sino que sin querer se revelan en nosotros como quien pilla una de esas pinturas en las que debes torcer los ojos para ver la figura. Looks que nos acompañan como la memoria de una tía estrafalaria.






Claudia Lizardo Araujo

1 jun. 2011

¡IT girl alert!

En el mundo de la moda uno no sabe cuando le llegará la inspiración para una colección o cuando descubrirá una prenda de ropa que acabará cuajando entre los consumidores. Lo mismo pasa a la hora de descubrir lo que popularmente se conoce como IT girls, esas celebridades de look destacado que se convierten en referencia para la imitación. En pocas palabras, las famosas que provocan que una chica pida a las redactoras del Cuore como puede conseguir un estilo semejante a un precio asequible. 


 Cuando nos dedicamos a comunicar moda debemos estar siempre en guardia y es por eso que cuando el viernes pasado decidí relajar la mente y pagar un riñón para ver Las locas aventuras de Depp y Cruz –o lo que es lo mismo, Piratas del Caribe. En Mareas misteriosas– a pocas escenas de la primera aparición en pantalla de la joven catalano-francesa Astrid Bergès-Frisbey, algo en su labios, en su tez blanca y en su mirada, me habló y me repitió una y otra vez: It…It…It…  

 
Una vez en casa, lleno de curiosidad, me dispuse a consultar la enciclopedia de este, nuestro siglo XXI: Google. Concretamente, el nunca suficientemente apreciado Google Imágenes. Allí estaba ella, la joven Astrid, de padre catalán y madre americano-francesa, luciendo un look discreto y muy chic. Su contención, su sutileza francesa –y catalana, para que negarlo– resaltaba al lado de una excesiva y muy italiana –y española, para que negarlo Penélope Cruz en las alfombras rojas de presentación de la cuarta entrega de la saga de Disney.  



Astrid tiene una presencia magnética y enigmática, sencilla y, lo mas importante, el punto básico de toda IT girl: parecer que no ha pensado en exceso lo que finalmente se ha puesto y que lleva con desparpajo y seguridad. Y además tiene un ‘aire’ a Jane Birkin. Un ‘aire’ a chica decidida y salvaje contenido dentro de un cuerpo de niña buena deseando, con su mirada penetrante, mostrar todo lo que lleva dentro.  

En definitiva, tiene todos los ingredientes que la pueden convertir en la siguiente gran IT girl. Eso si acompaña su aventura como sirena Disney de papeles que la sigan manteniendo en la página de inicio de los blogs de moda. 

 ¡Benvinguda/Bienvenue As!
 
 
Albert R. Dot

Love of my life

Hace exactamente tres años, el 1 de junio de 2008, moría uno de los grandes genios de la alta costura de todos los tiempos. Moría a los 71 años, después de haber sufrido una larga enfermedad. Moría cargando la palabra éxito entre sus brazos. Sin embargo, lo que no sabemos es si el genio se iba en paz o si lo hacía en medio de esta tristeza que lo acompañó durante toda su trayectoria artística. 





Yves Saint Laurent se fue dejando su herencia a Pierre Bergé, el que había sido su compañero sentimental durante casi toda su carrera, pero que por entonces ya no lo era. Las obras que el modisto francés había dejado a su socio, amigo y compañero ya no tenían sentido. Un proyecto creado conjuntamente no podía resistir en manos de uno solo. Casi toda su colección de arte fue subastada entre el 23 y el 25 de febrero siguiente. Sin embargo, una parte artística, y personal a la vez, fue hallada en 2010. Una amplia variedad de personajes aparecían en un bloc de unas 360 hojas. Un dossier en el que Saint Laurent había ilustrado sus amantes (reales y ficticios). 
Entre ellos, a parte de Pierre Bergé, se encontraba un desnudo del famoso líder de la banda rockera Queen, Freddy Mercury. Desconozco si el músico y vocalista británico (aunque nacido en Tanzania) formaba parte del grupo de los amantes reales o si era únicamente producto de su deseo e ideal. Lo que si sé, es que cuando coloco esas dos personalidades una al lado de la otra, me encajan a la perfección. Si bien fueron dos hombres con carreras vertiginosamente exitosas, detrás de sus “fachadas” se escondían dos seres a quienes no les gustaba mostrar su vida más personal. 



Tanto Mercury como Saint Laurent vivieron vidas con altibajos, vidas llenas de malos y buenos momentos relacionados con la gente que les rodeaba. Sin embargo, ambos tuvieron dos grandes amores en su vida. 
Para Yves, Bergé fue un pilar durante esas turbias épocas y fue una de las personas que le redireccionó en sus malos momentos. En el caso de Mercury, fue Mary Austin, su primer amor. Ella se convirtió en el amor de su vida (tal como decía en la canción Love of my Life). A pesar de que Mercury cambiase sus gustos, Austin fue quién estuvo siempre a su lado (de hecho, los derechos de sus canciones fueron heredados por su gran amiga).  
A pesar de sus vidas ajetreadas, y no sabemos si es gracias a sus pilares emocionales, Freddy Mercury e Yves Saint Laurent se han convertido en una pequeña gran parte de la historia gracias a sus dos otros grandes amores; la música y la alta costura. 

Núria Martí Casanova

20 may. 2011

La alfombra roja europea

¡Qué fantástica época del año en la que estamos ahora! Las buenas temperaturas nos invaden, la piel se nos empieza a broncear el punto justo para no parecer ni un vampiro con ojeras ni tampoco un chuletón argentino, y lo mejor de todo, nos empezamos a sentir estupendos con cualquier camiseta un poco holgada.

Ojeando mil y una revistas, o abriendo cualquier página web sobre moda, veo el verano en ellas, el aura del buen humor. Finalmente, caigo entre los vestidos del festival de Cannes, gran acontecimiento anual donde las estrellas del cine, las celebrities, las socialities y todas las “ties” se enfundan vestidos de todos los gustos y colores, desde la espectacular Bar Rafaeli con un Roberto Cavalli azul marino, hasta la genial Diane Kruger con un Calvin Klein dorado, el cual me dejó sin aire la semana pasada, y que aún me tiene deslumbrada . En este festival, nunca mejor dicho, de vestidos, glamour, alfombras rojas, smokings y muestras de la representación del cine Hollywoodiense llegado a Cannes, parece que Estados Unidos esté vacío, que no haya films en los televisores norte americanos, que todo, por una semana, esté en la vieja Europa.

Bar Rafaeli de Roberto Cavalli


Diane Kruger y el vestido que me dejó sin aliento   

Continuamos en la côte d'azur, sol, mar, barcos de lo más lujosos... un espectáculo al que pocos pueden acudir, pero con el que todos podemos soñar. Sin embargo, a veces me sigue sorprendiendo, que según que invitada a tal acontecimiento, haga un auténtico ridículo vistiendo un extraño atuendo sin ninguna gracia, o al contrario, con tantísima gracia que hace llorar de risa a los fotógrafos, los primeros en captar tal desastre. Es obvio que es cuestión de gustos, aún así debemos tener en cuenta que detrás de cada una de esas celebrities, está una estilista personal la cual le ha prometido que llevando tal vestido a la alfombra roja, va a ser el centro de todas las miradas, claro que a lo mejor se ha olvidado de decirle a su clienta, que sería el centro de atención por otros motivos no muy agradables. Después están las actrices camaleónicas, las cuales no acaban de encontrar su estilo personal, un claro ejemplo es Penélope Cruz, por un lado presenta su nueva película Piratas del Caribe en distintas capitales europeas, en unas mostrando sus senos de una forma completamente ordinaria, como es el caso de la premiere en Madrid, y en otros, como en Alemania, nos da una clase de buen gusto con un ajustado vestido rojo de Armani privée. Quizás como nota a pie de página en las invitaciones de los festivales que dicen ser con clase, debería haber un aviso en el que dijera “ no es obligatorio mostrar los pechos para estar bella”.



Penélope de Armani Privée

un "NO" personal a Penélope


Largas críticas y algun que otro ¡uaaaaau! Me han salido husmeando entre tantas fotos, tantos vestidos, tantas bellezas jóvenes y radiantes, como otras no tan jóvenes pero mil veces mas radiantes, como es el caso de Uma Thurman, siempre tan dura y delicada a la vez, pero por encima de todo, desprendiendo clase a doquier. Y finalmente, vuelvo a respirar, ya que me doy cuenta una vez mas, y no será la última, que la belleza va por dentro, que el gusto es imposible de adquirir si no viene de cuna, que hay monas que aunque las vistas de seda, monas se quedan, y que es mejor ir sencillo si no sabes donde está el límite del atrevimiento. 
 
Carla Valls Roca

16 may. 2011

Pierre Bergé e Ives Saint Laurent. Amor loco


YSL amor loco es un documental que narra la trayectoria de este mítico diseñador a través de la subasta de las obras de arte que compartía con Pierre Bergé. La subasta pone fin a la relación de amor entre Sant Laurent y Bergé, que duró más de 50 años “llenos de éxitos extraordinarios y dolores íntimos”.
La cinta cuenta de forma cautivadora la muerte y el triunfo del impulsor del smoking femenino, del creador del vestuario de la mujer contemporánea. Las imágenes en blanco y negro, los fragmentos de cintas caseras y los silencios, sobre todo los silencios, dan un ritmo emotivo y reflexivo.
Pierre Berge se convierte, una vez más, en el firme defensor de Saint Laurent. Siempre Ives, parece recordar la cinta. Cada palabra de Berge sólo sirve para reforzar la imagen del diseñador. Las escenas en las que aparece en el café donde se conocieron en 1958, antes de que YSL fuera despedido de Dior, nos muestran la cara más amable de Bergé, aquella que nunca mostró a la prensa.

Nunca dejan de sorprenderme las relaciones entre diseñadores y directores – musas- ángeles de la guarda. No pretendo juzgar nada más de lo que he visto, pero por lo que vi, Bergé siempre quedo relegado a un segundo plano, pendiente de las subidas y bajadas del otro. Su rostro muchas veces se desdibuja, su papel se diluye ante la grandeza del otro y no puedo dejar de recordar la última imagen del documental en la que se le ve andando solo, tras subastar toda su vida al lado del diseñador, con su sombrero de fieltro. Se le ve tan pequeño y viejo que me pregunto si este férreo defensor alguna vez se preocupó por su propia imagen.
Querer es compartir y eso es lo que se extrae de la casa que ambos compartían, sin embargo, todo recuerda quien es el genio y quién el criado. Los salones están llenos de retratos del diseñador, las habitaciones llevan el nombre de los personajes de sus escritores favoritos y Bergé, feliz de haber compartido esos momentos, solo puede mostrar ante las cámaras y por primera vez su tormentosa relación.
Nadie puede juzgar una relación de pareja, sin embargo, el documental me pareció un tierno homenaje a la labor de Pierre Bergé en la Maison YSL.

Raquel Sans 

11 may. 2011

“Nothing tastes as good as looking perfect”

Todos tenemos defectos y a nadie le gusta tener que mostrarlos. En el transcurso de la historia la solución a este problema ha residido en el convencimiento y la confianza en uno mismo. La asimilación y la conformidad hacia esos defectos, junto a los “tradicional fakes”, solucionaban el asunto hasta los 90 y, mejor aún, no creaban nuevos problemas.  En 1990, los hermanos Knoll lanzan al mercado un producto que, aparte de ser el programa por excelencia por su gran abanico de posibilidades, cambiará el grado de autoestima de medio mundo durante los años posteriores a su creación. 

El diseñador gráfico descubría así su herramienta principal de trabajo. Con el nuevo programa se podían modificar las imágenes hasta hacer de ellas un producto totalmente distinto.  Así pues, las imágenes de las revistas de moda han empezado a cambiar desde su entrada en el mercado. Al principio con cautela y con clase; sin abusar. Sin embargo, a medida que han ido pasando los años su aplicación en las fotografías ha ido aumentado de manera exagerada hasta deformar el producto original. 


Compro revistas de moda desde aproximadamente los catorce años. Siempre he pensado que las chicas que aparecían estaban estupendas y se cuidaban mucho; que todas iban al gimnasio y se ponían todas las cremas del mundo para estar tan perfectas. No sólo lo he pensado yo, sino toda mujer que se compraba ese tipo de revistas. Sí, nos interesa la moda, pero no nos engañemos; las compramos por un mayor o menor aspiracional.  Sin embargo, hace unos años que conozco el funcionamiento del Photoshop y lo veo desde otra perspectiva. He visto procesos de cambio entre fotografías donde aparecen dos mujeres totalmente distintas en la original y en el producto resultante. Actualmente hay tanto retoque en las imágenes publicadas que se ha cruzado la línea de la ficción. Seguimos pensando que estas mujeres han quedado perfectas, pero ya no las vemos como “mujeres reales”. Sus pieles uniformes, con brillos uniformes, piernas extralargas, cuellos inhumanamente largos, pechos inmunes a la gravedad... La piel de naranja y la celulitis no existen para ellas.  
Aun así debo recordar que yo ya no tengo 16, 17 ni 18 años y tengo otra mentalidad. El Photoshop ha hecho mucho daño en las mentes de las adolescentes, quienes miran atónitas a las mujeres de estos magazines. Estar delgada y perfecta como la mujer de la foto supone una serie de éxitos personales y sociales que para estas jóvenes no exige precio ni sacrificio suficiente. Si hay que “no comer”, no se come. Y con esto no estoy diciendo que enfermedades tan serias como la anorexia o la bulimia existan como consecuencia de imágenes como estas, sino que, en según qué casos, pueden verse respaldadas por ello. 




Si no, parémonos a ver imágenes de Victoria’s Secret por ejemplo, en las que se deforman, de manera exagerada, partes del cuerpo. Cinturas NO proporcionales a caderas y hombros, piernas separadas de manera imposible... Errores garrafales que pueden comportar ciertos problemas. Problemas para un público que no lo percibe y se lo cree y problemas para su imagen de cara a un público que ve el horroroso trabajo que hay en esas imágenes. Lo difícil de creer es que marcas como Victoria’s Secret, con la reputación que tiene, se permita tener a alguien que retoque de esa manera. Que no aplique la lógica visual e incluso no sea capaz de ver que le ha borrado un brazo a una de sus modelos, Marisa Miller. 











Durante su existencia, el Photoshop ha ayudado a conseguir trabajos excepcionales. Sin embargo, hoy en día se está haciendo un mal uso en muchos casos, obteniendo imágenes horrorosas sin sentido alguno. Algunos países ya han empezado a prohibir el programa por las consecuencias que tiene. Si no queremos que nos pase lo mismo en nuestro país tenemos dos opciones; la moderación en su uso o el cambio de personal “profesional”. 

Núria Martí Casanova

6 may. 2011

De bodas y decisiones

Este post hay que tomárselo como una mezcla entre egoblog y taller práctico. Plantearemos una situación y la intentaremos resolver usando tanto nuestros conocimientos de moda y etiqueta como nuestra capacidad de adaptación.

Me han invitado a una boda -aquí empieza el breve fragmento de egoblog-. Más que eso, me han invitado a LA boda. La primera de mis amistades más próximas que se casa. Una persona muy importante, casi de la familia. Una boda en la que tengo que leer un texto de mi autoría que le llegue al corazón a todos los invitados pero sobre todo a la novia.

Muy bien. Vamos ahora a lo más importante: "¿Qué me pongo?". La boda tiene unas características muy concretas. Y como siempre se debe hacer a la hora de elegir vestuario, hay que tener muy en cuentas estos rasgos diferenciales. La ceremonia es en una masía en mitad de la montaña. El novio y la novia se han decidido por un evento pequeño y muy familiar sin lujos ni estridencias.

Si seguimos la línea de la ceremonia, y echando un vistazo a mi armario, ya podemos descartar un clásico que despierta pasiones pero al que no le quedaría excesivamente bien el entorno ‘campestre’.
 
Evidentemente, el entorno y el tipo de enlace me llevan a descartar -igual que he echo con las Lanvin azules- el esmoquin más clásico. Apostaremos por el traje, sí. Pero aparecen nuevas dudas: ¿Lo acompañamos de corbata o pajarita? ¿Quien será su plus one







A pesar de que éstas opciones me podrían ayudar a darle un toque de color al look que finalmente elija, no debemos olvidar que se trata de una boda en junio, al atardecer, en mitad del campo. Por lo que se deberían empezar a tener en cuenta tonos más suaves y una forma de llevarlos más informal. Podríamos apostar, por lo tanto, por una sencilla corbata o un cuello abierto.


 El entorno campestre lo vamos a tomar como referencia pero no a 'piesjuntillas'. No, no pienso ir vestido con camisa de cuadros o pana a una boda. Decididamente vamos a apostar por un traje y por los colores suaves. Quizá un traje beige con camisa blanca. Y visto lo visto, si el publico lo demanda, también tengo unos Lanvin de color cobre...

 ¿Algo así?


Albert R. Dot

20 abr. 2011

Erase una vez… un cuento al revés

¿Qué ocurrió con Cenicienta tras casarse con el príncipe? Se dio cuenta de que su príncipe azul no sabía poner la lavadora y que la malvada madrastra seguía compitiendo con ella por entrar en una talla 36, así pues, decidió ir a Sálvame a contarlo todo.
Es algo parecido a lo que le ha ocurrido a Tasha de Vasconcelos  exmodelo originaria de Mozambique. La incendiaria top ha publicado su autobiografía, La belleza como arma, donde nos muestra un mundo de la moda lleno de víboras y arpías.
¿Queréis saber cómo es Naomi Campbell cuándo no agrede a sus asistentas? Según La belleza como arma cuando Tasha y Naomi se conocieron, la diosa de ébano le dijo: “¿Tú eres la nueva morenita cañón? Te he visto en la portada de Vogue, eres muy guapa, pero ¿no has engordado un par de kilo? No es grave, lo llevas bien”.
Derecha Tasha de Vasconcelos. Izquierda Naomi Campbell para D&G

Pero sus anécdotas no acaban ahí. También relata en su autobiografía que los estilistas le pedían perder cada semana medio centímetro de caderas. Vasconcelos mide 1,82 y durante su etapa de las pasarelas peso 61 kilos, aún así, siempre le recomendaban adelgazar. Ella ha declarado que de esa etapa recuerda constantemente que “tenía hambre” y solo comía un huevo duro al día.
Sin embargo, ha expresado que lo que más la molestaba era la competitividad que había entre las modelos: “Se pisaban las unas a las otras antes de salir a desfilar si creían que eras una rival fuerte”
El libro no solo ha levantado ampollas por las críticas al sistema de la moda. Sus declaraciones sobre Cindy Crawford y Carla Bruni tampoco han sentado nada bien. Las tilda de puro negocio y muy ambiciosas.
 Pero la cosa no ha acabado ahí, Tasha se ha ganado bastantes enemigos con sus declaraciones. Robert de Niro, Kevin Costner y una larga lista de príncipes (Carlos de Inglaterra, Andrés de Inglaterra, Laurent de Bélgica y Nicolás de Grecia) tampoco salen muy bien parados.
Así pues, Tasha, al igual que Cenicienta, decidió que lo mejor era contarlo todo y salir en busca de unas cuantas ranas.
Raquel Sans

19 abr. 2011

Nada sabe mejor que como se siente estar delgado

No es ningún secreto que la imagen corporal, sobre todo en la industria de la moda, está bajo constante escrutinio. Tampoco es un secreto que el estándar que se privilegia es el de un cuerpo delgado y ágil. Dentro de este "marco", llamémoslo asi, en una entrevista a Woman's Wear Daily (WWD) en 2009 Kate Moss, la reconocida modelo inglesa, declaró: "Nothing tastes as good as skinny feels". Luego agregó: "Siempre intentas recordarlo, pero nunca funciona".

En esa entrevista, podía ser visto como un comentario imprudente, pero sin una intención explícita de promover desórdenes alimenticios o discriminar a personas con tallas mayores al número 6. Quizás fue una broma de mal gusto, que puesta en su súper conocida e influencial boca tuvo las consecuencias que tuvo. En mi opinión, fue una declaración irresponsable dada sin un ápice de reflexión.

En dicho momento encendió un debate muy fuerte, enfureciendo a toda una comunidad de personas que luchaban para abolir el culto a las modelos extremadamente delgadas, mientras que por otra parte, millones de comunidades online dijeron: "Finalmente, alguien que dice lo que todos estábamos pensando". 

¿Qué lado tiene la razón? 2009 no dio la respuesta. 

Llegó el 2010 y el tema siguió siendo debatido desde todos los puntos de vista, siempre privilegiando el enfoque "pro-belleza natural". Modelos con más curvas aparecieron en las pasarelas, a veces viéndose más como un deber de las empresas por apoyar la existencia de distintas figuras que como verdadera creencia.

Personajes como Perez Hilton, el bloguero estadounidense conocido por comentar los chismes relacionados con el espectáculo, tomaron el lema como bandera. Incluso colocando una camiseta estampada con la frase "Nothing tastes a good as skinny feels" en su tienda online (que duró poco no por existencias agotadas, sino porque la quitó del stock por razones desconocidas).

Ahora, a cominezos de 2011 la frase ha vuelto a renacer en la página zazzle.com, esta vez en una línea de camisetas y enterizos para niños y bebés de la marca estadounidense Teen Modelling (es decir, modelaje adolescente). No solo es algo que una persona aislada hizo en una página de customización de camisetas y otros artículos, es algo que (si nos guiamos por el nombre) una empresa de modelos infantiles y adolescentes promueve. 

Camiseta babydoll para niñas (entallada), Ranita orgánica para bebés y Camiseta para niños que se pueden encontrar en zazzle.es


En fin, si el comentario de Moss fue imprudente, la camiseta para adultos de Perez Hilton fue peor; pero estampar esta frase en indumentaria infantil ya cruza la raya. Y no estoy hablando de lo "políticamente correcto", estoy hablando de algo que personalmente me parece incorrecto, que es inculcar desde tempranísima edad en la mente de los niños que una persona que no sea "skinny" no pueda sentirse igual de bien que cualquier otra y que es preferible dejar de comer a estar gordo. Inculcarlo de la misma manera que se enseñan valores y tan a la ligera como un babero con la frase: "I love my mommy".

Varias preguntas me quedan después de esta reflexión: ¿Quién compra esto? ¿Qué padre o madre pone esto a su hijo? ¿Qué pasa con la sociedad que aprueba estos mensajes, sobre todo en productos infantiles? Prohibirlo tampoco es la solución porque hacerlo, ¿no sería coartar la libertad de expresión? ¿Hasta qué punto podemos decir todo lo que se nos cruce por la cabeza? ¿Qué papel debe jugar la industria de la moda dentro de este debate? La eterna pregunta. 

Pasos, se están dando, pero podemos estar de acuerdo en que debe haber un cambio de actitud en todos los actores del entorno, ¿no?

Julia Saume Márquez