16 may. 2011

Pierre Bergé e Ives Saint Laurent. Amor loco


YSL amor loco es un documental que narra la trayectoria de este mítico diseñador a través de la subasta de las obras de arte que compartía con Pierre Bergé. La subasta pone fin a la relación de amor entre Sant Laurent y Bergé, que duró más de 50 años “llenos de éxitos extraordinarios y dolores íntimos”.
La cinta cuenta de forma cautivadora la muerte y el triunfo del impulsor del smoking femenino, del creador del vestuario de la mujer contemporánea. Las imágenes en blanco y negro, los fragmentos de cintas caseras y los silencios, sobre todo los silencios, dan un ritmo emotivo y reflexivo.
Pierre Berge se convierte, una vez más, en el firme defensor de Saint Laurent. Siempre Ives, parece recordar la cinta. Cada palabra de Berge sólo sirve para reforzar la imagen del diseñador. Las escenas en las que aparece en el café donde se conocieron en 1958, antes de que YSL fuera despedido de Dior, nos muestran la cara más amable de Bergé, aquella que nunca mostró a la prensa.

Nunca dejan de sorprenderme las relaciones entre diseñadores y directores – musas- ángeles de la guarda. No pretendo juzgar nada más de lo que he visto, pero por lo que vi, Bergé siempre quedo relegado a un segundo plano, pendiente de las subidas y bajadas del otro. Su rostro muchas veces se desdibuja, su papel se diluye ante la grandeza del otro y no puedo dejar de recordar la última imagen del documental en la que se le ve andando solo, tras subastar toda su vida al lado del diseñador, con su sombrero de fieltro. Se le ve tan pequeño y viejo que me pregunto si este férreo defensor alguna vez se preocupó por su propia imagen.
Querer es compartir y eso es lo que se extrae de la casa que ambos compartían, sin embargo, todo recuerda quien es el genio y quién el criado. Los salones están llenos de retratos del diseñador, las habitaciones llevan el nombre de los personajes de sus escritores favoritos y Bergé, feliz de haber compartido esos momentos, solo puede mostrar ante las cámaras y por primera vez su tormentosa relación.
Nadie puede juzgar una relación de pareja, sin embargo, el documental me pareció un tierno homenaje a la labor de Pierre Bergé en la Maison YSL.

Raquel Sans 

1 comentario:

  1. Estoy muy de acuerdo contigo. Yo también lo vi y de echo también iba a escribir sobre ello :). Núria.

    ResponderEliminar