31 dic. 2016

Ya vienen los Reyes...

Ya vienen los Reyes...

Ahora que va finalizando el año, y se acerca enero, cabe pensar en los regalos de Reyes. Algunos de nosotros habrá recibido regalos por Papa Noel, una tradición que año tras año coge más fuerza en nuestros hogares. Muchos dicen que todo esto es una cuestión de moda, debido a las diferentes costumbres que llegan a nuestro país. Pero como siempre podemos disfrutar de diferentes opiniones con sus pros y contras.




Yo, personalmente, soy más de los Reyes Magos, me gusta la tradición y la historia que ello conlleva, pero Papá Noel siempre es una buena opción para los más pequeños de la casa, pues disfrutan más tiempo de sus regalos durante las vacaciones navideñas. También podemos escoger las dos opciones, ¿por qué no? Tanto los mayores como los más pequeños podemos tener más sorpresas y regalitos, y a la vez adaptarnos a las nuevas tendencias mientras conservamos nuestras tradiciones.

Por otro lado, visto desde el punto de vista económico y del consumo, regalar en ambas fechas es mucho mejor para la economía española -aunque no lo sea tanto para nuestros bolsillos-, pero los datos reflejan que la mayoría de los españoles siguen decantándose por los Reyes Magos -un 57% prefieren a los Reyes frente a un 21% que se decanta por Papa Noel, según un estudio de Privalia durante 2015-. Con esto se demuestra que la tradición sigue ganando la batalla a la moda de Papa Noel, aunque también tiene un tirón comercial muy fuerte. Este tirón comercial se demuestra también con los datos ofrecidos por TNS, donde el gasto medio por español se ha incrementado durante los últimos años. Ahora hay dos fechas en las que regalar y más por comprar, por ello, en 2015 se ha gastado 235 euros de media y en 2014, 209 euros.



¿Y ahora que se regala durante estas dos fechas? Pues esto también es una cuestión de moda, mientras que los hombres prefieren regalos prácticos, como por ejemplo electrónica y artículos deportivos, las mujeres prefieren regalos de placer y deseo, como puede ser ropa, cosmética, joyería o viajes.

Como en todo debate, hay siempre infinidad de opiniones, pero en la mía siempre es bueno crecer, adaptarse y, a su vez, continuar con nuestras tradiciones. Eso sí, moda o no, hay que ver el lado positivo, podemos disfrutar más y si hemos sido buenos habremos recibido ya parte de nuestros regalos, pero aún hay que seguir siendo buenos, que los Reyes están por llegar...  

Clara Iglesias

30 dic. 2016

Las Novias Millennial dicen "Sí Quiero" al 2017

Los invitados. Los anillos. Las fotos. Las flores. El lugar para la ceremonia. El restaurante. La tarta. Los muñecos de la tarta. ¿Falta algo? Ah. sí.¡El vestido de novia! 

De absoluta importancia en la lista de “preparativos para la boda”, y que no podemos negar que ha ganado en variables con la nueva generación de futuras esposas. Una generación, que muchos han etiquetado como "novias millennial", que si algo tienen de diferente es la forma de entender las bodas. Al contrario que sus antecesoras, las novias de hoy no priorizan – o al menos un porcentaje menor- gastarse la mitad de su presupuesto en un vestido de organza blanca. ¿Qué no se ha escrito sobre tendencias de boda? ¿Se mantendrán las tendencias del 2016? Sin duda, las novias de la generación de Dree Hemingway o Taylor Swift, se fijan en las tendencias sin ser víctimas de la moda ni del negocio bridal. Y es que, cuando la moda -en cualquiera de sus facetas- empieza a morir de éxito llega el momento de reinventarla. Y el sector nupcial no es ajeno a este fenómeno. Así que lo mejor que podemos hacer para decir “sí quiero” al 2017, es tener claro cuál es la tendencia que no hay que seguir.

No obstante, entre todas las características comunes de las novias hay una que destaca por encima de todo: ser una novia diferente en un día especial. Y esto, aunque sigan pasando los años, no entiende de modas. Las novias de 2017 comparten dos tendencias: melenas efortless vs recogidos elaborados con trenzas. Han estado muy presentes en los desfiles de Christian Dior y Valentino, en coletas o moños. Para las amantes del velo, decir que los tocados han llegado para hacer relevo, y que ya veíamos en la colección primavera 2017 de Carolina Herrera como se mantenían con cierta nostalgia. 

Cuando una novia decide casarse, lo primero que le viene a la cabeza es el vestido de novia; muchas llevan desde niñas pensando como iba a ser o por el contrario se dejan llevar por las tendencias. Pues bien, algo que define a la perfección a las novias millennial es: reciclar su vestido de novia. Si eres de las que se escandaliza con la idea, ya son muchas las firmas que se han sumado a dar una segunda vida a un vestido que en la mayoría de las ocasiones, pasará el resto de sus días en una funda guardado en el altillo. Naeem Khan o Jenny Packham son  algunos de los diseñadores que han dado inicio a lo que para muchas es un "reto". Si no te convence la idea, puedes apostar por los “vestidos joya”, en blanco roto y los tonos marfil que se combinan con tul, transparencias en trajes de dos piezas o tonos pastel, que podrás llevar en tus mejores fiestas. Y otro elemento clave son los zapatos; el calzado plano e informal gana protagonismo, porque según estudios las mujeres soportamos los tacones una hora, seis minutos y 48 segundos. ¿Acaso quieres tener un dolor de pies horrible el día más importante de tu vida? Déjate inspirar por los desfiles de Dior y camina, baila y disfruta con estilo y comodidad.

Jenny Pakham Primavera-Verano 2017 (NY Bridal Week)

Y por último las flores. Ramos que abrazan lo natural, que bailan con los peinados efortless. Hortensias blancas o jazmín salvaje son los favoritos en los ramos de las novias millennial.

Adriana Blanco. 

The most overrated night of the year




|Claudia Schiffer por Richard Avedon para Versace en 1994|
Dorados. Dorados. Dorados aquí, dorados allá. Y más dorados. Y un poquitín más… y más… y más. Con todas las exuberancias, con todos los brillos. Como si fuera el interior de la Catedral de Sevilla, pero no nos equivoquemos, esto es un Zara en diciembre. Y no importa donde estés en el globo terráqueo, esto es lo que verás en todos los escaparates, en todos los maniquís o en todos los probadores. Excesos sin elegancia, excesos sin glamour. Excesos en mayúsculas. ¿O deberíamos decir en neón?
El colmo de todo el outfit que se quiere parecer Versace o Cavalli es que transpira de un aire barato nada idílico, demasiado vulgar. Y todo resulta en una metáfora perfecta: ¿por qué iríamos de Hillary Clinton en Noche Vieja, cuando podemos ser Melania Trump?
Por eso, mientras mis manos se acercaban a las lentejuelas más centellantes y mi corazón latía a cada segundo más descontroladamente como si se tratara de mi primera pasión teenager, me frené en mi futura compra: “ya me han invitado a algo? ¿Dónde iré yo tan estatuilla de Oscar?”. La verdad es que no sé porque yo reflexionaba, ya que todos a mi alrededor compraban casi sin aliento, como si el año nuevo que está a punto de llegar fuera el año. Repito, el año- articulo definido e insuperable a nivel de comparaciones. “No, me niego… No compraré nada que grite en un silencio de una mirada ‘fake happiness’”.
En primer lugar, hay que valorar la madurez que existe cuando vas contracorriente y lo has pre proyectado en tu miente. La tentación sigue ahí, a la vuelta de la esquina, pero tú, como persona independiente, lo has rechazado. No eres un ángel de Victoria’s Secret y lo sabes, el sexy que te intentan vender en todos los crop tops ya queda demasiado 2015 y para falsa noción de estilo ya nos sobran las chicas rollo Sutton Barcelona. Pero lo que no entiendo es que el tan adorado “sportswear” no se suba de una vez por todas al pódium y nos permita comer las uvas casi en pijama. O no, a lo mejor no… Que los tacones siempre tienen su punto cool… ¿Pero me puedo poner la gorra de béisbol Balenciaga y los tacones? ¿Os parece urban chic? ¿O seguimos con lo de casual chic que nadie lo pilla?
|Balenciaga S/S 2017|

En el ritmo de “sin miedo al lujo” me doy cuenta que esto se trata de un glam 3.0: los brillos quedan bien en las redes: “lo petará seguro en Instagram” ecua en mi miente. (Emoticono de la botella de champagne).  De repente entiendo que esto puede ser un recuerdo revisitado del color imperial de las dinastías Ming y Quing en China. El amarillo era símbolo de riqueza y sabiduría. Era exclusividad. Era prosperidad. Y claro, si lo prohibieron a la plebe durante siglos, ¿por qué no abusar de ello como si esto fuera un after de la movida madrileña? Por cierto, dudo que los mejores hayan sido en un fin de año… ¿Pero de qué me sirve tanto escepticismo? Después del fin de Brangelina yo de verdad que me lo creo todo. ¡Todo!
Para recibir al año nuevo, no hay nada mejor que la sensual conclusión de que 2017 deberá ser el año de nuestras resoluciones de estilo. El negro puede ser candente, tu ombligo puede salir de fiesta dentro de los pantalones y tus cejas no son las de Kortajarena. ¡Qué la fiesta recupere la elegancia setentera que tuvo un día, qué la creatividad renazca y qué todos lo disfrutemos sin cualquier miedo de romper la cremallera!¡Ese es mi brindis para 2017!
|2016 | El fin de Brangelina|



Mariana Viseu

29 dic. 2016

¿Kimvolución o involución?

En las últimas semanas me he visto atosigada por un sinfín de artículos publicados en todas y cada una de las revistas de moda dedicadas a la mujer, en los que animan a esta a soñar con el culo de Kim Kardashian, el cuerpo de su hermana Kendall o tratando de hacer pasar por jurado a todas las chicas que les precie unos minutos de su vida para decidir que quién viste mejor, si la Reina Letizia o la de Jordania (Rania), si Pilar Rubio o Kate Middleton... Y así, un largo etcétera. Y yo me pregunto, ¿a quién le importa un pimiento todo eso?
Ante este panorama que se nos presenta en la actualidad en las revistas femeninas, yo me decantaría por denominarlo una involución cultural en la eterna lucha contra la igualdad de sexos. A lo largo del siglo XX la moda tuvo un gran peso e influencia en esta gran batalla, a partir de la Primera Guerra Mundial las mujeres comenzaron a lucir vestimentas más cómodas y ligeras, en primer lugar, porque comenzaron a incorporarse al mundo laboral, y en segundo lugar, por que quién iba a saber cuándo le iba a tocar huir despavorido, y claro, con un corsé que corta la respiración y un vestido con un sinfín de capas lo de correr no debía ser igual de cómodo.

Coco Chanel luchó también por la llamada “igualdad de género” o “igualdad de sexo”, como se quiera denominar. Fue de las primeras mujeres en enfundarse en unos pantalones, por lo cual sufrió millones de críticas, hasta conseguir que la realidad del día a día otorgara a las mujeres el derecho a lucir más masculinas, una desfachatez en toda regla, ¿no?

Pues no, no acaba ahí el asunto, en los años cincuenta y sesenta la “lucha” pisó más fuerte, las féminas se atrevieron a enseñar más partes de su cuerpo luciendo minifaldas, vestidos cortos e incluso biquinis, a lo cual debo añadir que he podido observar con mis propios ojos estos atuendos de playa ya en los años veinte. La llegada de la píldora anticonceptiva, la emancipación de la mujer o la exposición del cuerpo (lo cual derivó en una mayor preocupación por el cultivo de este) comenzaron a verse ilustrados en la moda, las mujeres se podían vestir con mayor libertad. La propia Bianca Jagger, en los años setenta, dejó al mundo entero con la boca abierta luciendo un look masculino a través de un blazer el propio día de su boda, algo impensable para la mayoría.

Con esto quiero decir que podemos dar las gracias a la moda por su ayuda en la evolución de la mujer, por que gracias a esta podemos lucir pantalones, corbatas, bragas-short, cinturón-faldas (a veces no queda del todo claro), entonces, ¿a qué viene ahora este cambio de rumbo, dónde las revistas se dedican a cultivar una imagen de perfección sobrehumana adoctrinando a las mujeres a ser tal cual las modelos, y no a la lucha a favor de la igualdad y la libertad, y ya si cabe, la cultura?
En los últimos tiempos, en vez de enseñarnos el arte que conlleva la moda, la historia y evolución de esta así como la cultura que lleva detrás, las revistas de moda parecen más interesadas en implantar estereotipos inasequibles así como ordenar a las féminas cómo deben lucir para “x” o “y” ocasión, cómo perder diez kilos en diez días, pero aceptándote a ti misma, claro está, pero sin los diez kilos de exceso, por favor.

Se ve que la vida de la famosilla de turno fascina a medio mundo, por que claro, debemos saber si fue a comprar el pan en chanclas o enfundada en un Chanel, lo cual criticarán de igual modo, si fue en chanclas porque qué vulgar, ¿no?, y si fue arreglada, porque se maquilla y peina hasta para comprar el pan.

Por lo tanto, en resumen, hemos derivado de un siglo XX en el cual la moda formó parte de la evolución de la mujer en su camino hacia la liberación y la libertad para, en pleno siglo XXI, involucionar en una panda de robots que intentan semejarse y similar la perfección; vendiéndonos normas de vestuario, la vida de las Kardashian o cómo quedar bien en un selfie, entre otros tantos artículos banales que podemos encontrar echando una ojeada. ¿Por qué se han olvidado los valores, la cultura y el arte de la moda, y por el contrario, se ha vuelto en el “hazmereír” de los intelectuales?

I. Blokker

26 dic. 2016

Los choker: la tendencia reina del 2016

Bien dicen las malas - o las buenas - lenguas que en moda está todo inventado y es que, el modo en que nos vestimos ha ido marcando el carácter de cada época a lo largo de la historia. Pues bien, si bien es cierto que el choker fue el accesorio por antonomasia que usábamos en los 90 - si tu también moriste de felicidad cuando tu madre decidió comprarte aquella malla a modo de gargantilla - su historia se remonta mucho más allá.
En realidad, la aparición de los primeros choker se remonta a finales del año 1700, durante la Revolución Francesa, cuando las mujeres adornaban su cuello con un lazo rojo, símbolo de homenaje a todos aquellos que murieron en la guillotina. Tenemos que viajar casi una década más tarde hasta Gales, donde Alexandra, la princesa de la región, influenciada por sus múltiples viajes a la India comenzó a usar joyería parecida a la que usaban las mujeres de ese país, convirtiendo así las gargantillas en un símbolo de élite.

Ya en 1900, a mediado de la década de los 40 tuvieron un atisbo de esplendor que quedó relegado hasta el verdadero resurgir de los choker en los 90, que el street style se llenó de gargantillas coloridas y por supuesto este año 2016, en el que la moda a reinventado esta tendencia llenando nuestros cuellos de pedrería, perlas y terciopelo.
 

Los choker han llenado las looks de las influencers este año y nos han descubierto una manera de convertir vestidos más sencillos en prendas aptas para fiestas y ocasiones especiales, cosa que nos viene muy bien por cierto ahora que se acercan las fechas navideñas. Pero es en los looks del día a día donde más me gusta recurrir a los choker dándole a nuestros outfits un aire totalmente diferente.

Marta Martínez Visa

12 dic. 2016

¿Quieres un bolso de Dior? No lo compres, alquílalo.

Por Mireia Tomàs


La gran mayoría de nosotras cuando queremos comprar ropa el principal problema es el dinero. Imaginaros invertirlos en alquilar un bolso de las grandes marcas.

¿Quién dijo que lucir un bolso de marca fuera caro? A simple vista lo es, pero muy pocos conocen una nueva moda para poder lucirlos,  y lo más importante, a un precio razonable. Os estaréis preguntando cuál es. La respuesta, el alquiler de bolsos.

Campaña publicitaria de bolsos print de Louis Vuitton, del año 2012.

Os puede sonara un tanto extraño, pero no os será desconocido si habéis visto la primera película de Sexo en Nueva York, donde Carrie Bradshaw contrata a una profesional para que le ayude a organizar toda su agenda. Sara Jessica Parker, que interpreta el papel de la escritora de moda Carrie, se fija en su bolso, que es de Louis Vuitton. Ella la pregunta como se lo ha podido permitir con su salario tan escaso a lo que le responde, ¡es de alquiler! ¿No os parece fascinante? Claro que hay pros y contras. Pros, que con la suma de todo el dinero invertido en todos tus bolsos de cualquier firma low cost, puedes tener uno de marca durante el tiempo que desees. Contras, las mujeres nos gusta tener las cosas en propiedad. Lo que ocurre es que la mayoría de nosotras, por no decir todas, nos gastamos gran parte de nuestro dinero en accesorios, pendientes, collares, relojes, anillos y como no, en bolsos. Eso implica que se puede a llegar a tener más de 30 bolsos en el armario, y surgen los problemas: no hay sitio donde ponerlos y, además, siempre se acaban utilizando los mismos.


Los famosos knuckes clutch del diseñador Alexander McQueen.

Imaginaros que casi por la misma cantidad de dinero que os podéis gastar en tres bolsos de marcas low cost, pudieseis cogeros uno de marca e ir combinando: una semana alquilar ese Louis Vuitton que tanto os gusta y el próximo mes el bolso de Prada.

¿Cuánto cuesta alquilarlos?  Las páginas web especializadas en el tema, los precios van de 40€ una semana hasta 200€, depende también del modelo y de la marca. Pero son precios razonables teniendo en cuenta que pueden valer hasta 3.000€.

La actriz Meryl Streep para la firma Parada para la campaña de la película ‘The Devil wears Prada’(2006).

¿Qué quieres destacar en un evento y no tienes un Dior? No te preocupes, lo alquilas el tiempo que quieras y es todo tuyo durante unos días, y si más adelante te lo puedes permitir, cómpralo. Se acabaron las excusas para no lucir el famoso 2.55 de Chanel o el icónico Amazonas de Loewe y sin tener que desembolsar los 4.650 euros del primero y los 1.600 euros que cuesta el segundo. Aquí podéis echar un vistazo a algunas de las páginas dónde ofrecen este servicios.

Mis Bolsos de lujo, la forman un equipo de expertos cuyo objetivo es dar la posibilidad de lucir un bolso de marca para cualquier ocasión. Y no solo eso, sino que también están especializados en compraventa de artículos de lujo. http://www.misbolsosdelujo.com/

Bag Borrow or Steal, es una página web de Estados Unidos, ofrecen cualquier bolso de cualquier diseñador y también te dan la posibilidad de comprarlos a buen precio.
http://www.bagborroworsteal.com/


27 nov. 2016

Diez años de bigotes por una buena causa

Por Yvonne Müller
Noviembre llega a su fin y, con él, un fenómeno que nos acompaña todos los años durante este mes y que cumple su décimo aniversario en España: el Movember o, dicho de otro modo, dejarse bigote por una buena causa.
Movember Foundation Bigotes Noviembre
Página web de la Movember Foundation. / Movember Foundation
Todo comenzó en 2003 en un bar de Australia mientras dos amigos de Melbourne, tomaban una cerveza y hablaban sobre tendencias. Se dieron cuenta de que hacía tiempo que nadie se dejaba bigote y de que era hora de volverlo a poner de moda.
Inspirados en la madre de un amigo, que estaba llevando a cabo una campaña contra el cáncer de mama, decidieron utilizar su idea para concienciar sobre los problemas de salud masculinos y el cáncer de próstata. Los dos amigos se inventaron las reglas del Movember y enviaron un email a todos sus conocidos con el asunto “Are you man enough to be a man?” (¿Eres lo bastante masculino como para ser un hombre?).
Las reglas del Movember. / Movember Foundation

Las 30 personas que encontraron dispuestas a ello se entusiasmaron tanto con la idea que en 2004 decidieron formalizar el concepto. Crearon una página web y registraron la empresa, que en 2006 se convirtió en una organización benéfica, la Movember Foundation, y que un año más tarde aterrizó oficialmente en España de la mano de la FEFOC.
Aunque durante los primeros años no eran muchos los participantes de este movimiento, en los últimos años ha ganado muchos adeptos, tanto en España como en el resto del mundo. Berto Romero, José Coronado, Iker Casillas, Justin Bieber, Clive Owen o Damian Lewis han sido algunos de los rostros conocidos que se han sumado a este movimiento dejándose bigote durante un tiempo para después afeitárselo (o no).
Berto Romero mostrando su apoyo al Movember. / Fangazing
Así pues, que no cunda el pánico si a principios de diciembre vemos como van desapareciendo los bigotes de nuestros compañeros de trabajo, amigos y familiares, a los que ya nos habíamos acostumbrado. Lo más probable es que los veamos de nuevo el noviembre que viene.

1 jul. 2016

Portadas de las revistas realizadas por los alumnos. Curso 2015-2016


Portadas de las cinco revistas realizadas por los alumnos del curso 2015-2016 para la asignatura 'La moda como contenido periodístico'.


27 may. 2016

La reestructuración de Victoria's Secret.

Por: Alina Méndez Rodríguez

Victoria's Secret se une al marketing moderno, dejando atrás sus míticos catálogos enviados por correo tradicional en Estados Unidos. Ahora harán publicidad a través de redes sociales y catálogos virtuales.

Los suscriptores a su publicidad tradicional, son invitados a seguir conectados con la compañía para atravesar la transición a lo 100% digital juntos.

Este no es el único cambio que la compañía hizo en abril y mayo. Fue anunciado que la compañía haría recortes de producción en ciertos productos… ¿y cuál fue el producto en específico en recibir el mayor corte? Los bañadores; reporta The Cut que esta línea en específico significó 500 millones de dólares de ganancia para la compañía, así que el recorte de esta línea es casi inexplicable, aunque en agosto del año pasado las ventas de trajes de baño bajaron mínimamente.

Una foto publicada por Victoria's Secret (@victoriassecret) el


A pesar de realizar el año pasado, por primera vez, un especial enfocado en la ropa de playa, esta línea queda fuera. El especial de televisión queda fuera de producción por ser complicado de hacer, en términos de locaciones y de compromiso financiero de la compañía.

¿Qué significa esto para la compañía? La eliminación de 200 empleos en la compañía. La empresa L Brands asegura que esta reestructuración dará a la marca un crecimiento acelerado y fortalecerá el negocio, enfocándose en un modelo simple de operaciones.

En varios medios se reporta que los bañadores serán remplazados en su totalidad por prendas deportivas.

Victoria's Secret quedaría dividida en tres categorías: Lencería, Belleza, y la línea Pink.



Información: