30 dic. 2016

Las Novias Millennial dicen "Sí Quiero" al 2017

Los invitados. Los anillos. Las fotos. Las flores. El lugar para la ceremonia. El restaurante. La tarta. Los muñecos de la tarta. ¿Falta algo? Ah. sí.¡El vestido de novia! 

De absoluta importancia en la lista de “preparativos para la boda”, y que no podemos negar que ha ganado en variables con la nueva generación de futuras esposas. Una generación, que muchos han etiquetado como "novias millennial", que si algo tienen de diferente es la forma de entender las bodas. Al contrario que sus antecesoras, las novias de hoy no priorizan – o al menos un porcentaje menor- gastarse la mitad de su presupuesto en un vestido de organza blanca. ¿Qué no se ha escrito sobre tendencias de boda? ¿Se mantendrán las tendencias del 2016? Sin duda, las novias de la generación de Dree Hemingway o Taylor Swift, se fijan en las tendencias sin ser víctimas de la moda ni del negocio bridal. Y es que, cuando la moda -en cualquiera de sus facetas- empieza a morir de éxito llega el momento de reinventarla. Y el sector nupcial no es ajeno a este fenómeno. Así que lo mejor que podemos hacer para decir “sí quiero” al 2017, es tener claro cuál es la tendencia que no hay que seguir.

No obstante, entre todas las características comunes de las novias hay una que destaca por encima de todo: ser una novia diferente en un día especial. Y esto, aunque sigan pasando los años, no entiende de modas. Las novias de 2017 comparten dos tendencias: melenas efortless vs recogidos elaborados con trenzas. Han estado muy presentes en los desfiles de Christian Dior y Valentino, en coletas o moños. Para las amantes del velo, decir que los tocados han llegado para hacer relevo, y que ya veíamos en la colección primavera 2017 de Carolina Herrera como se mantenían con cierta nostalgia. 

Cuando una novia decide casarse, lo primero que le viene a la cabeza es el vestido de novia; muchas llevan desde niñas pensando como iba a ser o por el contrario se dejan llevar por las tendencias. Pues bien, algo que define a la perfección a las novias millennial es: reciclar su vestido de novia. Si eres de las que se escandaliza con la idea, ya son muchas las firmas que se han sumado a dar una segunda vida a un vestido que en la mayoría de las ocasiones, pasará el resto de sus días en una funda guardado en el altillo. Naeem Khan o Jenny Packham son  algunos de los diseñadores que han dado inicio a lo que para muchas es un "reto". Si no te convence la idea, puedes apostar por los “vestidos joya”, en blanco roto y los tonos marfil que se combinan con tul, transparencias en trajes de dos piezas o tonos pastel, que podrás llevar en tus mejores fiestas. Y otro elemento clave son los zapatos; el calzado plano e informal gana protagonismo, porque según estudios las mujeres soportamos los tacones una hora, seis minutos y 48 segundos. ¿Acaso quieres tener un dolor de pies horrible el día más importante de tu vida? Déjate inspirar por los desfiles de Dior y camina, baila y disfruta con estilo y comodidad.

Jenny Pakham Primavera-Verano 2017 (NY Bridal Week)

Y por último las flores. Ramos que abrazan lo natural, que bailan con los peinados efortless. Hortensias blancas o jazmín salvaje son los favoritos en los ramos de las novias millennial.

Adriana Blanco. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario