26 dic. 2011

De las ferias de diseño a las ferias de regalo

Soy asidua visitante de los mercados de diseño en Venezuela, me parecen sitios interesantes donde se pueden encontrar cosas diferentes y en ocasiones atrevidas. Llegada a Barcelona me preguntaba si era usual este tipo de evento y, como por arte de magia, en un restaurante de comida rápida me topé con un folleto de una feria de diseño llamada El Zapato Rojo, una expo-mercado que mezcla no sólo moda y complementos sino interiorismo, plástica, diseño gráfico. Está en su sexta edición.

Decidí que era una buena oportunidad  para conocer lo que ofrecía Barcelona en este aspecto y debo decir que no estoy nada sorprendida. El lugar: Convent de Sant Agustí, en la puerta  te recibía un chico con cara de pocos amigos; gracias a la música y las luces por haber hecho la entrada más amena.

Dos stands principales eran lo más gris de la feria, sin luz, sin identificación, no entendí que vendían, sólo dejaban claro que aceptaban Visa.  Más adelante el asunto mejora y nos encontramos con  lito&lola,  los  dijes de sus cadenas  son un encanto.  Me emocioné al encontrar talento venezolano en esta feria europea, vestidos sexys y  faldas originales son el sello de  las chicas de Milles, además  muy  acertadas para  un mercado de diseño.  Lo nuevo para mí fue la sección de personal shopper y asesores de imagen que funcionaba bastante bien. 


El folleto hacía alusión a plástica e interiorismo y allí encontramos el stand de Lampina, que básicamente eran  pantallas  para lámparas muy coloridas  y  Krasznai  con sus cerámicas un poco “creepy”  con manos y pies, pero perfectas para este tipo de evento.  El  stand  de  Peragón resultaba atractivo con su ilustración en chapas, franelas y tarjetas, pero la antipatía de su encargada  y su aviso de “cuidado con copias”  al deslumbrarse con el flash de la cámara,  me hizo  huir de su puesto y  a ella ganarse estas amargas líneas.

Un error común en las ferias de diseño es la selección de las marcas participantes, y  por eso encontramos  accesorios como  tocados, cintillos y sombreros al mejor estilo  de las bodas de la realeza  repetidos en cuatro stands, o un puesto de palitos chinos para el cabello… ¿Alguien usa eso todavía? 

Al final más que una feria de diseño, termina siendo una expo donde puedes conseguir cualquier regalo de urgencia. Los mercados  de diseño han sido creados para promocionar el talento local y darles cabida a los nuevos diseñadores. Esto evidentemente lo cumple, el problema es la variedad y la novedad  de lo que  se muestra. 


Sara Armas

No hay comentarios:

Publicar un comentario