29 ene. 2017

Leticia García: "La tendencia como tal no existe. Se lleva todo y no se lleva nada"



Leticia García directora de la revista Fashion & Arts Magazine 

Tuvimos un reto: entrevistar a Leticia García Guerreo, un enigma en redes, pero un referente en el periodismo de moda.  Su historia en este mundo se dio por un golpe de suerte, pero su talento la ha mantenido y  la ha hecho figurar entre las redacciones más grandes de España (El País y La Vanguardia). Sencilla, fresca y con una visión  de las pasarelas un tanto atípica, Leticia se sale del molde y sorprende.
   
Esto fue lo que nos dijo: 



MAFE (Preguntadora): ¿Cómo es que una filosofa acaba hablando de moda? ¿En qué momento sucedió?

LG (Leticia García): Empecé estudiando filosofía y cuando lo haces o eres rico y si no lo eres  piensas  qué voy hacer después. A mí siempre me había gustado la moda y en cuarto de carrera me encontré con una asignatura de libre configuración en periodismo que se llamaba “semiótica y sociología de la moda” que se trata del estudio de los signos. El profesor mezclaba cosas que yo había dado en la carrera de filosofía con moda.

Por un lado a mí la filosofía es algo que me encanta pero lo que me pasaba en la carrera era que para ellos lo contemporáneo acababa en los 90, no existía la tele para ellos. La moda también me gustaba pero no acababa de entenderla, quería hacerlo y vi allí una salida. Entonces hice un doctorado de “semiótica y comunicación de masas” y  me especialicé en moda.



"O eres rico o eres rico"



PR: Escribes para La Vanguardia y anteriormente en El País… ¿en qué momento entras en el mundo del periodismo?

LG: Pues de una manera rara. Yo estaba haciendo el doctorado “antiguo” y empecé a hacer una tesis que no me convencía. Estaba en un momento de crisis. Tengo un amigo, que en aquella época era mi compañero de doctorado, que estaba un poco igual. Hicimos un blog  porque nos aburríamos, se llamaba Los Fashionpedists. Era un blog un poco raro con textos muy largos y no había fotos, hablábamos de un poco lo que nos daba la gana  y básicamente lo hacíamos para no perder la costumbre de escribir sobre moda. Lo hacíamos dos días a la semana y así teníamos una rutina.

Un día Eugenia de la Torriente, la directora-jefe del El País semanal en ese momento, nos llamó  para probarnos, escribimos un texto y durante mucho tiempo Carlos y yo escribimos a dos manos para el periódico. Después, nos fueron llamando de otros sitios distintos y así se dio.

PR: Nos comentabas que tu blog es Fashionpedist, ¿sigues manejando esa cuenta en Twitter? Porque está un poco inactiva.

LG: Si, antes era muy activa, pero cuando empecé a trabajar en S Moda y luego en El País, había mucho problema  con opinar sobre ciertas cosas, ya sabéis que las revistas se mantienen en pie por la publicidad de las marcas entonces había mucho problema con opinar sobre ciertas cosas  y  como no se hablar en las redes sociales sin cagarla y sin decir un poco lo que opino, pues decidí pasar un poco de Twitter  y me centré en mi Facebook personal.



"Te genera cierto miedo para escribir de determinadas marca, es decir, por miedo a decir algo que no se debe" 



PR: Volviendo un poco al periodismo de moda, ¿cuál es el punto más difícil para conectar con la moda sin que quede un tema superficial y que vaya más allá?

LG: Hoy por hoy son las marcas, nos dominan. Son las que tienen el dinero y por eso en las revistas se habla de un tema y no de otro, es muy difícil opinar libremente. Por otro lado, me he topado con una gran cantidad de jefes que piensan básicamente que la gente es imbécil. Entonces cuanto más frívola sea una movida mejor para ellos.

PR: Entonces ¿cómo le das la vuelta a esa clase de situaciones?

LG: No lo sé, yo normalmente intento buscarme como siempre mi ganchito, como por ejemplo ahora hemos hecho una sección como más de reportajes, siempre se puede dar vuelta a los temas, al final la moda tiene que ver con todo, entonces no solo se trata de hablar de un bolso de Prada porque te paga Prada, o decir que lo lleva la Kardashian, le puedes dar 550 vueltas al mismo tema y que todos queden a gusto con el artículo.

PR: ¿Cuál ha sido el artículo, la nota o el reportaje que personalmente te ha llena más de orgullo?

LG: Mi artículo favorito es uno que hice años para S Moda sobre la moda choni;  cómo se vestían los chicos de barrio, cómo es el rollo de la subcultura. Me gustó mucho hacerlo y me lo pase muy bien. Y luego hay dos artículos que me gustaron mucho también, para S Moda y otro en Tentaciones de El País,  tenían que ver con gente que se declaraba sin género o intersexual y que trabajaban en moda. Normalmente este tipo de cosas son las que me gusta hacer.

PR: Y… ¿cuáles son las que te dan pereza?

LG: Esos parrafitos que hay en una editorial de moda en los que tienes que decir “este invierno los colores de Vuitton son tal”, esos los llevo muy mal porque los hago fatal, y después todo lo que tiene que ver con las pasarelas me da mucha pereza, nunca he sabido hacer eso porque no se ver o calar la esencia del desfile hasta el día después. Todo lo que rodea un desfile me parece que representa lo peor de la moda.



Leticia García durante la entrevista en la UPF Barcelona School of Management

PR: Pasemos a hablar un poco más del sector, según tu… ¿Quién marca la agenda y las tendencias? ¿Quién es la pieza clave en el sector?

LG: Durante un tiempo siempre he creído que ha sido Miucca Prada, ya no tanto a nivel estético sino en la forma de hacer las cosas, de comunicar, los fashion films y el tipo de campañas que hacía. Ahora creo que la tendencia como tal no existe y hay una especie de hypes que van a durar muy poco. Actualmente, se encumbre más a personajes que a estilos.

PR: Se dice que la moda esclaviza a la mujer, ¿Qué piensas de eso?

LG: Qué sí !!!!. Claro que esclaviza a la mujer, solo hay que ver la idea que se tiene de la moda o que tiene la gente que no está dentro de este mundo, como: el tacón, es decir, son todo como prótesis absurdas que lo único que hace es dificultar la movilidad, eso para empezar y luego la forma que escriben las revistas ya lo dice: perfecta en la mañana o la noche, como si el paso del tiempo fuera un error o las arrugas fueran un problema.

PR: Desde tu punto de vista ¿cómo sería la mejor forma de transformar ese periodismo light?

LG: La idea es llamar atención. Escribir un tema feminista dentro una revista de moda. Al ser un entorno acostumbrado a ciertas formas de expresión, a ciertos mandatos y a ciertos estilos, cuando sales de allí, de esa estructura tan marcada,  llamas más la atención. Por ejemplo, en la parte de la que yo me encargo en la revista,  a las modelos no les pongo tacones, es un detalle, pero es algo.


PR: ¿Crees que el público está preparado para esa nueva ola de periodismo?

LG: Yo creo que el público está preparado para todo lo que le des, el problema es eso que te decía antes, muchos piensan que la gente es tonta y no lo es para nada.

PR: Esta semana el mundo vivió como un fenómeno, la posición de Donal Trump en Estados Unidos. ¿Crees que la moda de la industria se va a ver amenazada por esta figura?

LG: Si, totalmente, de hecho ya lo han comentado. Por un lado con el hecho que se quiere cargar el Tratado de Libre Comercio del Pacifico vamos a regular, pero es toda la mala imagen que van a dar fuera del mundo. Por ejemplo Stephen Cole (SFDA) decía que muchos estudiantes ya no iban a elegir  Estados Unidos como una opción para viajar a estudiar moda.
Hay que ver que en Estados Unidos la moda está muy relacionada con la política, hicieron camisetas por Hilary para su campaña, es la primera vez que Vogue América pide el voto directamente en portada, todo va muy ligado a todo  y mueve mucho dinero.

PR: ¿Qué opinión tienes sobre la moda sostenible? ¿Cómo ves el futuro?

LG: Depende de lo que entiendes como sostenible porque en moda se nos está contando un montón de cosas y para empezar el tema de la sostenibilidad en algunas empresas me lo creo y no me lo creo. Son muchas cosas, porque a veces para hacer algo orgánico se está contaminando o el gasto de agua es mayor. Creo que por suerte las empresas, las del lujo, se están poniendo mucho las pilas en el departamento de responsabilidad social y  corporativa. En ese sentido, sí van hacia la sostenibilidad.

PR: ¿La moda sirve para divertirse?

LG: Claro. Es que al fin y al cabo es una carta de presentación, me refiero: igual que una señora del Barrio de Salamanca lleva un Vuitton para que la gente vea y diga: “uyyy esta señora tiene dinero”, y una comisaria de arte se compra un Yamamoto que no tiene, para que luego cuatro comisarias locas como ella le digan que es la moda.

La moda como que te posiciona socialmente y hace que te lean de una manera determinada, así también vale para divertirse y para hacer creer que eres una cosa u otra, para lanzar mensajes políticos y para un montón de cosas.



-          "La moda te posiciona socialmente. Te permite crear mensajes. La moda está muy de moda"



PR: ¿Que dice la forma de vestir de una persona para ti?

LG: Muchísimas cosas. Dice lo que quieres ser y lo que es. No lo que es en plan de manera intima pero si en el mundo.

PR: ¿Cómo visualizas el futuro de la moda?

LG: Estamos en un momento raro en que la moda está muy de moda. Antes a las marcas les salía un relato entre el creador y su obra, ahora ya no les importa saber que esto es un negocio y una industria. Siempre lo ha sido pero a nivel de comunicación no se había contado de manera tan explícita. También hay demasiada información sin filtrar y demasiados puntos hacia dónde mirar y en la moda esta dominando cada vez más la agenda social, los golpes de dinero.

PR: Por último ¿Cómo es tu estilo?

LG: ¡Mi estilo! Puf…yo voy mucho a Zara, nunca llevo tacones y siempre voy cómoda. Si tuviera dinero vestiría siempre de Marni pero como no lo tengo pues lo compro de garrafón en “Amancio”.



Leticia García durante la sesión



Por:
Sari Pareja
 Roxana Ibañez
Maria Fernanda Cantini
Rocío Vargas
 Angelica Hernández
 Joel Lozano 
Mireia Tomàs.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada