10 ene. 2017

Las indianas, el resurgir después de 1714

No podemos hablar de historia textil de Cataluña sin hablar de las indianas, un tejido de algodón o lino estampado cuyo origen se encuentra en la India y que el verdadero detonante de revolución industrial catalana.
Estas telas, que en principio se importaban de la India, fueron el resurgir de la Barcelona asolada por la crisis de 1714.
Fue precisamente aquí, en Barcelona, donde las indianas comenzaron a confeccionarse a nivel nacional y donde el algodón le hizo frente a lanas y sedas, no solo por precio sino también por la belleza de los estampados inspirados en la naturaleza y representados mediante motivos florales y orgánicos.

Detalle del estampado típico de las indianas

Este tejido no solo cambió la forma de vestir sino también la forma de decorar el hogar y que sigue vigente hoy en día.
Pero las indianas no solo supusieron un cambio en la moda, sino que llevaron a la industrialización del sector textil, dando empleo a más de 15.000 catalanes y abriendo casi un centenar de pequeñas empresas que se implantaron desde el barrio de Sant Pere hasta más tarde, dar el salto a toda la Rambla del Raval.
Además, las indianas revolucionaron el modo de organización del trabajo, pasando de los artesanos organizados en pequeños gremios provenientes de la Edad Media a crear organizaciones empresariales aún vigentes hoy en día.

Fábrica Bonaplata, la más relevante en indianas

El aumento de fábricas, y con ello de la producción, abrió las puertas a la exportación de las indianas a colonias españolas en América y al renacer de una ciudad completamente devastada por las consecuencias de la Guerra de Sucesión Española.
¿Cuál será la indiana de nuestros tiempos?

Marta Martínez
Núria Malé

No hay comentarios:

Publicar un comentario