12 ene. 2017

Ostentación, androginia y exageración

"No tienes ni gusto ni estilo para vestir". Esta frase popularizada por la película "El diablo viste de Prada" (2006) describe el movimiento Glam a la perfección. Influido por la moda de los travestis, el Glam es un estilo visual y musical que nació en Gran Bretaña a finales de los 60 y se popularizó en los 70. Supuso una contraposición al estilo rock, de estética claramente masculina, alejándose de la identificación de género para crear una ambigüedad sexual.


Ostentación, androginia y exageración. Estas son las tres claves que definen el movimiento. Su forma de vestir era muy variada, podían lucir tanto pantalones acampanados como pitillos, botas de tacón, atuendos futuristas con plataformas extravagantes, brillantes y dorados, peinados imposibles y kilos y kilos de maquillaje y purpurina. La única norma de este estilo desordenado y casi inimitable consistía en huir de la sencillez.
Portada del álbum Aladdin Sane de David Bowie.

David Bowie, con su característico cabello pelirrojo y su ultraimitado maquillaje en forma de rayo, es uno de sus miembros más celebres. También lo son otros grupos de música de los años setenta como Queen o Kiss. 
Por Joel, Laia e Yvonne.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada