16 ene. 2012

See you soon...


Queriendo avanzar hacia spring/summer 2012  se intuye una gama de colores premonitoria desde hace unas temporadas.
Hi! A los colores pastel: los emergentes de este esperado verano. Estos  que demarcan una sensación de frescor, de suavidad, de dulzura. Que recuerdan a los colores de un cupcake o de un goloso helado. Sin olvidar que ya estuvieron de moda en antaño y los volvemos a reutilizar: fueron pioneros en la época barroca y el exagerado rococó; y, más tarde, veríamos también pinceladas en la época americana pin-up, en los años 20. La moda no para de mirar atrás y no puede dejar de revisar a nuestros antepasados (por algo será).

Con la reaparición del nude y el beige (color de moda obligado en los últimos tres años) con un éxito rotundo, era de esperar que la aparición de los pasteles sería inminente.  De hecho el año pasado ya podíamos ver algunas tendencias y prendas must have con dichos colores;  también en cuanto al maquillaje ya eran existentes: aparecen esos verdes apastelados que se difuminan en los ojos o los labios brillan con el tímido color coral. Este año pues, heredamos aún más esta tendencia pastelera.



Phillip Lim s/s 2012
Uno de los diseñadores que ha destacado por mezclarlos es Phillip Lim, que de su última colección s/s 2012 sobria y minimalista, la ha convertido con una sensación de luminosidad y frescura justamente gracias a esta gama.




Por supuesto Chloé, siempre fiel a su estilo, ha presentado colores semejantes en sus  vestidos vaporosos, mezclando blancos con detalles en color carne, beige y pasteles (su paleta fetiche).




Ann Demeulemeester
s/s 2012
No sólo los colores reposteros se ha dejado ver en las pasarelas, sinó que también el negro es uno de los grandes favoritos para la siguiente estación; está existente en casi todas las colecciones: tanto en estampados y en transparencias, combinación blanco y negro o estilismos en total look.  Fundido en diversas combinaciones de colores vivos con el negro como base, como los jerseys de Isabel Marant o la colorista y estampada colección de Kenzo. También las sinuosas transparencias de Ann Demeulemeester han reiterado para el papel protagonista del negro. Pero que voy a decir del negro si es casi el líder de los colores en la moda desde el inicio de la existencia de ella. Insistente e inagotable siempre ha estado presente, es el color sin color favorito de todo diseñador. Esta vez, pues, aparece en su menos utilizada estación (rara vez veremos negro en primavera/verano).


Adiós! A los ya muy usados fluors y neones. Estos que su época de esplendor fueron los años ’80 / ’90 y que también habían resucitado temporadas atrás, con poderoso triunfo en el streetwear, en tribus urbanas como hip-hopers y skaters pero que sin quererlo, finalmente, fueron utilizados por la gran mayoría del público fashionero y tendenciero. Colores que te llevan a palabras como llamativos, excéntricos, cantones e incluso “horteras” y que hoy en día nos dicen un hasta la próxima, esperando que algún día vuelvan a salir a la luz. 

Le toca el turno pues, a los tímidos pasteles y al carácter del negro. ¿Con cuál te quedas?


Klara Privat
                                                  

No hay comentarios:

Publicar un comentario