12 ene. 2012

¿Dónde se fue la elegancia?


No podría decir que se echa de menos la era en que la elegancia y el glamour era parte de la vida cotidiana, porque obviamente yo no había nacido entonces. Pero, cómo me gustaría que fueran esos tiempos! Las viejas fotos y películas me dicen tuvo que haber sido mejor en su día. Y la serie de moda americana Mad Men, que comenzará a emitirse el episodio 5 en marzo 2012, incluso me da más razones para pensar que, tal vez, había nacido en la década equivocada.

January Jones, como Betty Draper, esperando en casa
Los Mad Men, en trajes de los anos 60
Especialmente alrededor de los años 50 y 60, cuando el nacimiento de los famosos y el glamour de las estrellas estaban en su punto más alto, parece que la gente tuviera todo el tiempo del mundo para lucir fabulosa y exhibirse a los demás. Al abrir una puerta, sacar una silla o incluso encender un cigarrillo era un gran gesto, y las mujeres sin duda no tenía que hacerlo ellas mismas. 
No se esperaba nada más de las mujeres que tuvieran buen aspecto. Y eso es en lo qué se centró. Se trataba de ver y ser visto.
La mayoría de las mujeres no tenían que trabajar y se quedan en casa todo el día, esperando a que regresaran sus maridos. No había nada más que hacer que cuidar de los niños y del hogar, por supuesto, pero si tenías suerte incluso podías tener una criada para eso. ¿Qué podía una hacer a parte de ponerse sus exquisitos rulos, hacerse la manicura perfecta y sentarse en un vestido fenomenal? Lo menos que podía hacer era parecer abrumadoramente fabulosa cuando su esposo llegaba a casa por la noche. Pero también los hombres, que trabajaban todo el día, hacían un gran esfuerzo por su apariencia. Echad un vistazo a todos sus chalecos a medida, gemelos brillantes y sombreros elegantes, que elegantes estaban! (suspiro…)

La increíble Joan Holloway, interpretado por Christina Hendrix
Hoy en día, por supuesto, las expectativas son mucho más altas, las mujeres estudian, son mujeres de negocios o madres solteras. ¿Cómo puede una tener tiempo para pasear balanceando las caderas como Marilyn Monroe? Nadie se daría cuenta, con la prisa que todo el mundo tiene en la actualidad.
Parece que ya nadie se percata de estos atributos. ¿Dónde se fue la necesidad de llevar una apariencia glamorosa? En este mundo ya no parece haber lugar para pavonearse elegantemente por las calles. Una mujer en falda y tacones apenas puede aguantar el ritmo acelerado de sus compañeros de trabajo o, peor aún, de los hombres que la acompañan a tomar una copa. Conozco a unos cuantos hombres que ralentizan el paso por mí cuando me pongo tacones. ¿Cómo no se dan cuenta? Todo el mundo se pasa la vida corriendo. Las medias que se me han roto en mi vida cotidiana, son innumerables.
El papel de Christina Hendrix como Joan Holloway no habría sido lo mismo si su personaje viviera en el año 2012. Mírala, es la persona más lenta del reparto. Y eso le da mucho más carisma. Su papel fue escrito para pareciera espectacular, nada mas.
Azafata linda, protagonista de Mad Men
 ¿Y qué hay de viajar con estilo? Los viajes en avión ya no son elegantes ni aventureros, sino seguros. Y los uniformes de las azafatas son condenadamente feos. Los que solía ser la combinación perfecta de linda y sexy.
La gente solía vestirse con trajes de viaje y bolsos a juego. Ahora vienen con pantalones de deporte, zapatillas cómodas y maletas aerodinámicas.
La culpa es, por supuesto, de la economía, la sociedad, la vida en la vía rápida ...
El tiempo es oro. Pero también es elegancia!
No podrían todos tomarse un poco de tiempo para cuidar los detalles? Por favor?
Eso no significa que tengamos que volver a la faja, introducirnos en faldas de talle alto que quitan el aliento (aunque existan algunas versiones con banda elástica disponibles) o convertirse en una aburrida ama de casa.

Esto podría significar que las mujeres finalmente comiencen a vestirse de acuerdo a su tipo de cuerpo! Si tengo que ver otro par de grandes caderas apretadas en unos vaqueros ajustados, no sé lo que voy a hacer. Los medios de comunicación nos dicen que la mujer con curvas es la nueva silueta deseable, pero yo no veo que esto esté sucediendo. En mi opinión, van a pasar muchos años hasta que la industria cambie definitivamente sus patrones, para que una mujer con curvas pueda encontrar un modelo que complemente su cuerpo. Hasta entonces, buena suerte y diviértanse en las tiendas vintage!

Rosi Muller
para la version en inglès: inkormilk.blogspot.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario