9 feb. 2011

MATCH POINT para la moda

Si en los primeros meses de cada año nos encontramos, casi semanalmente, con un acontecimiento de alfombra roja relacionado con el cine, el pasado 7 de febrero era el momento en que el deporte se vestía de largo. Se trataba de los premios Laureus donde las personalidades más releveantes de este sector reciben premios por su trayectoria profesional. Pero dónde tiene más relevancia la moda, ¿dentro o fuera del terreno de juego? Está claro que, en tenis, es sobre las diferentes superficies de la pista.

La moda en tenis se remonta al siglo XIX, exactamente a 1883, en el torneo inglés Wimbledon. En ese momento sólo participarían los hombres cuya vestimenta se componía de pantalones de franela y camisa blanca, añadiendo algunas veces cuello en V o suéteres de punto para agregar un toque de estilo a su apariencia. "Big" Bild Tilden sería el icono de estilo sobre la hierba, por excelencia, para más adelante ser Henry Austin el primero en llevar pantalones cortos, iniciando una forma de vestir diferente. A partir de entonces, pasará casi medio siglo hasta que un jugador como John McEnroe, popular por sus ataques de ira rompiendo raquetas, impulsara un corto de pantalón más extremo, además de incorporar color y bandas en la cabeza.

"Big" Bild Tilden (1924), Henry Austin "Bunny" (1932) y John McEnroe (1970)
 
Pero si hay un jugador que ha hecho mella en el vestir del tenis ese es, sin duda, René Lacoste. Después de su retirada, en 1933 fundó la compañía de indumentaria Lacoste, cuyo logo es, como lo era su apodo, un cocodrilo. El sobrenombre lo había adquirido tras una apuesta realizada cuyo premio fue una cartera hecha de piel de cocodrilo.


En el caso femenino, será en 1884, cuando la mujer salte al terreno de juego mostrando un estilo que dista mucho de la actualidad. Tapadas desde el cuello hasta los tobillos, el paso del tiempo permitiría a las jugadoras encontrar la comodidad que proporcionarían los vestidos más cortos, siendo Maude Watson  la impulsora de estas prendas. En el S.XX la revolución llegaría de mano de Gertrude "Gorgeus Gussie" Moran quien pediría permiso para poder llevar prendas de color, algo que sería denegado hasta el día de hoy, puesto que Wimbledon es el único torneo que obliga a vestir enteramente de blanco. Ante la respuesta, Gussie reprendería llevando una falda que mostraba su ropa interior. Todo un escándalo para aquella época.

De izq. a dcha: Maude Watson (1884), Suzanne Leglen (1919) y Gussie Moran (1949)

Pero si hay una jugadora de tenis que se ha hecho famosa más por su aspecto, que por su juego, esa es  Anna Kournikova. Adidas, sponsor de la jugadora rusa encontraría en ella la imagen que buscaba para representarla. Prendas más cortas y ajustadas que se mezclarían con complementos y patrones más elaborados.


En 2001, la jugadora checa Martina Hingis incluiría un carácter innovador en el atuendo deportivo. En este caso, se trataría de incluir tejidos más ajustados aportándole mejor movilidad, además de una manga larga que permitiría guardar la temperatura corporal. El primer detalle lo incluiría Nike  más adelante en las equipaciones de otros deportistas, como Rafa Nadal, junto a los pantalones piratas.


Desde entonces, la moda se ha hecho eco del interés mediático que proporcionan las tenistas. Por ello que muchas de ellas tengan la posibilidad de diseñar la ropa con la que jugarán, como por ejemplo Venus Williams o María Sharapova. Mientras que la primera muestra su lado más agresivo y provocador con escotes pronunciados y tejidos brillantes, la jugadora rusa es opuesta. Conocida por sus gritos, en su vestimenta encontramos tejidos vaporosos, volantes y un sinfin de detalles más propios de una fiesta que de un partido.

Venus Williams

María Sharapova

Ralph Lauren es, a día de hoy, el diseñador más vinculado al deporte, siendo el encargado de la vestimenta del cuerpo técnico en los torneos de Wimbledon y US Open. Si Giorgio Armani trataba a los actores de Hollywood como "el mejor escaparte de sus prendas", el diseñador americano se decantaría por el tenis para promocionar sus colecciones.

Equipación para los encargados de arbitraje y recogepelotas de Wimbledon

Otro caso donde la vestimenta forma parte del reglamento deportivo es en la Copa Davis. Se trata del campeonato más importante por selecciones nacionales en tenis, donde cada equipo estipula los colores que portará a lo largo de todo el torneo. De no cumplir lo establecido recibiría una sanción económica.

Por lo general, el equipo español viste pantalón blanco y camiseta roja, pudiendo combinarla con algún detalle en amarillo gualda


Lorena Coelho

No hay comentarios:

Publicar un comentario