9 feb. 2011

El cuatro también es el número de la temporada

Febrero es el nuevo Julio, las colecciones de primavera-verano ya son una realidad, se han materializado en frescas e insinuantes campañas de publicidad, han pisado la tierra con atractivos escaparates y se han colado en las tiendas invadiendo todo el espacio, dejando a las rebajas el triste rincón del final.
Nosotras ya nos hemos preparado para este fenómeno sustituyendo el abrigo y el sombrero por el blazer y las gafas de sol y nos morimos por las últimas sandalias de Prada.
Es así, esa es la llamada del verano: el color, la luz y las sandalias.

Os propongo hacer un pequeño viaje en pleno invierno por las cálidas tendencias que han surgido esta temporada, tendencias que ya podéis encontrar en vuestras tiendas favoritas y que podéis adquirir por un precio módico si sabéis donde buscarlas.

Me ha parecido divertido resumir a cuatro preguntas básicas lo último en las pasarelas, hay muchas cosas más que se podrían añadir pero entonces pasaríamos a hacer un análisis profundo que lo dejaremos en manos de Style.com o Vogue. Es un simple: qué, cómo, cuál y quién. El quién es lo único que no podréis comprar, pero podéis disfrutar de su imagen en todos los desfiles, en casi todos los editoriales y en muchas de las campañas de publicidad, es la dulce cara del verano.


¿Qué prenda?

Tiene más fuerza que nunca esta temporada y ha llegado para quedarse, lo sabemos porque Phoebe Philo la ha introducido en casi toda su colección PreFall 2011 y lo que diga la diseñadora va a misa.
Es multiusos porque estarás igual de bien con ella tanto de día como de noche, es favorecedora, cómoda y (esta es la mejor parte) brilla y no porque lleve lentejuelas: Es el pantalón metalizado.

Vikor&Rolf, Albino, Paul Smith, Céline, Paul&Joe, Moschino, Viktor&Rolf y Emporio Armani.

 ¿Cuál es el color?

Todos los colores son importantes esta temporada, hemos abandonado el nude para dejarnos conquistar por la vibrante explosión de tonos flúor, pero hay uno que destaca sobre el resto, el color del trópico, de la alegría, del sol brillante y la luz. Uno que representa la creatividad, la atracción, el estímulo y el calor.
Hermès está más de moda que nunca, Karl Lagerfel se lo ha puesto a sus maniquíes y no hay colección en la que no aparezca: Démosle la bienvenida al naranja.

YSL, Peter Som, Versace, Christopher Kane, Paul&Joe, Giambattista Valli, Gucci y Céline.

 ¿Cómo lo llevo?

Reinventando dos clásicos: la raya marinera y la mezcla inesperada de color.
Siempre he pensado que las mezclas más imposibles eran las más posibles, las más creativas, en definitiva, las ganadoras. Y por eso me alegra ver en estas colecciones como, sin miedo, se juega con el concepto del color y las combinaciones prohibidas, ¿Quién dijo que el verde, el morado y el naranja no podían formar parte de un mismo estilismo? Que hable ahora o calle para siempre.
Las rayas marineras también pisan fuerte esta temporada, mezcladas con otros estampados y jugando con la silueta y los colores, nunca habían sido tan poco “marineras”.

Bally, Céline, Etro, Gucci, Jil Sander, Prada, Junya Watanabe y Moschino.
¿Quién es?

Es Freja Beha Erichsen, o la cara del momento. A esta rebelde modelo danesa de tan sólo 23 añitos la hemos podido ver en las campañas de publicidad más importantes de esta temporada, y desfilando para firmas como Chanel, Valentino, Gucci, Isabel Marant, Marni, Fendi o Balmain.
En la pasarela se mueve de una manera peculiar y descuidada. Marcadas facciones, 16 tatuajes y una mirada fría y desafiante la convierten en una modelo bastante singular con una belleza atípica.
Con un look andrógino y una actitud de despreocupación Freja Beha es una tendencia para las marcas y nosotras también la seguiremos vaya donde vaya.




Helena Guerrero

No hay comentarios:

Publicar un comentario