1 dic. 2010

El escote y sus versiones


Se dice que el escote es la gran arma de seducción de una mujer. Para poder lucir un buen escote la industria de la moda ha ido creando a lo largo de la historia distintos tipos de este. Desde el escote en pico hasta el provocador palabra de honor que deja los hombros al desnudo. Es obvio que las mujeres tenemos un arsenal entero a la hora de escoger qué tipo de escote vamos a lucir, sin embargo, hay que tener en cuenta en qué situación vamos a usarlo y cual es el que mejor nos sienta.

A este punto quería una servidora llegar. Si tienes la gran suerte de tener el busto de Scarlett Johansson o los senos perfectos de Elsa Pataki, entonces claro está que debes lucir escote si seducir es tu intención, sin embargo, si has nacido con los pechos a lo modelo-decadente tipo Kate Moss, como es mi caso, es cuando aconsejo potenciar otra parte de tu cuerpo y hacerlo tu nuevo punto de mira.

Scarlett luciendo escote de Mango

Mi arma indudablemente es la espalda, el camino que parte de la nuca y se desliza hasta la intuición del trasero, es el sendero de seducción, a mi parecer, mas sexy y femenino que existe. Hace días que voy en busca y captura de un vestido o camiseta que muestre la espalda, no de un modo sutil donde se descubran los hombros, sino un gran escote de espalda, porque, a diferencia del escote delantero donde si es muy grande puede llegar a ser ordinario, en la espalda, puedes exagerarlo más, ser atrevida sin pasarte del límite lumbar.





                     
                impecable vestido de D&G
 
Nicole Kidman, fan de su espalda.


Las noches de fiesta, los días señalados, una boda, fin de año... estas fechas son ideales para poner en escenario nuestro escote, ya sea el delantero o el trasero, con un vestido o con una camiseta, sea como sea vamos a sacar a flote nuestra sensualidad, una palabra que adoro, ya que es un mix entre ser sexy y ser elegante, el antónimo a la ordinariez, y ¿Cómo conseguirlo? vistiendo inspirándote en la intuición de lo que hay debajo de la tela. Un claro ejemplo de lo que trato de explicar es la ropa de baño. El biquini deja mas cuerpo al descubierto y puede ser precioso, aun así, me considero una acérrima defensora del traje de baño, y no precisamente del que uso en mis clases de aquagym, al contrario, en mi mente dibujo un bañador blanco de TCN el cual cubre todo el torso pero deja los hombros y la espalda a la vista. Perfectos para las tardes de verano en la orilla del mar, con pamela incluida.

bañador de TCN verano 2011

Las mujeres de hoy tenemos la suerte de estar liberadas de toda obligación social de vestir de un modo u otro, ya no pertenecemos a la corte de Luis XIV, dónde había un decreto que contenía como debía vestir toda mujer cortesana si no quería ser juzgada por medio Versalles. Por lo tanto, voy a seguir buscando mi escote de espalda para una noche de fin de año llena de esta sensualidad que tanto buscamos, pero siempre teniendo en mente la estrecha linea que hay entre lo sexy y lo vulgar.

Carla Valls Roca


No hay comentarios:

Publicar un comentario