10 dic. 2010

Arquitectónicamente de moda

En época de elecciones, no sólo políticas sino también  en cuestiones deportivas para poder ser sede olímpica, del mundial de fútbol, o capital de la cultura, los países tienen que promocionarse. Sacan brillo a sus monumentos, plantan flores con los colores de la bandera local, asfaltan las calles principales, elaboran reportajes con colaboraciones de gente famosa... Todo para hacerse conocer. Pero París no es uno de esos casos. 

Conocida por su glamour como sede de la Fédération  Française de la Couture, Prêt-à-porter des Couturiers et des Créateurs de Mode, y por ser denominada como La Ciudad del Amor, su símbolo más representativo tiene 330 metros de altura y más fama que la propia ciudad. La torre Eiffel fue edificada en 1889, diseño del ingeniero francés Gustave Eiffel.

Defendida por muchos, y odiada por otros tantos, protagoniza a menudo grandes campañas publicitarias, editoriales y colecciones de moda, diseños de decoración y un largo etcétera. Merecedora de un copyright de su propia silueta, se ha forjado como un claro símbolo de la moda más esquisita sin quererlo ni padecerlo.

Y es que no sólo las tiendas de souvenirs se llenan de objetos con  el edificio emblemático. Grandes diseñadores franceses han querido mostrar su espírtu patriótico rindiéndole homenaje en sus trabajos. Así, Jean Paul Gaultier nos mostraba en la colección otoño-invierno 2010/2011 unas medias que ilustraban  el famoso monumento, al igual que su colección vintage de gafas o complementos para la mujer.

Como Gaultier, también otros diseñadores, en este caso americanos, han sabido explotar la Torre Eiffel plasmándola en diferentes proyectos. La casa Louis Vuitton ha sido la última, plasmando dicha imagen en el libro LV Legendary Trunks. Esta publicación de 496 páginas salía a la venta el pasado mes de noviembre con una portada más que conocida realizada por el fotógrafo Jacques Henri Lartigue en 1979.

Las editoriales más prestigiosas han querido acompañar los vestidos de Alta Costura con este edificio, como si de un complemento estilístico se tratara. Modelos, celebridades de la sociedad, actrices, bailarinas...todas han sucumbido a la oferta de posar frente a tal elemento arquitectónico.

 Blake Lively, Adriana Abascal, Yana Rudkovskay, Dita von Teese y Carolina Adriana Herrera

 Taryn Davidson. Marie Claire Italia octubre 2010

 Diferentes ediciones de Vogue

Y si la moda representa hasta la saciedad este monumento, el sector de la cosmética no se iba a quedar atrás. Bourjois saca por segundo año consecutivo una edición especial para las fiestas navideñas. La marca francesa propone una colección de coloretes  cuyas cajitas ilustran los diferentes monumentos de París. Al igual que el año pasado con “Bourjois Rendez-vous à Paris”, esta vez tenemos a nuestra disposición 6 modelos diferentes bajo el nombre de “Bourjois féte Paris”.

 
Las casas más famosas de moda quisieron incluir el monumento emblemático, no sólo en sus colecciones, sino también en los"spots" publicitarios de sus perfumes: Chanel con su eterno Nº5, Dior con Jude Law como si de un gangster se tratara, Justin Timberlake de Givenchy con cascos incluidos, Miss Dior Cherie de la mano de Sofia Coppola como artífice de la idea, Yves Saint Laurent por partida doble con Paris y Parisienne, al igual que Nina Ricci con Nina y Ricci Ricci.

Al igual que la cosmética como las pasarelas, las series de culto “fashion” americanas han protagonizado algunas escenas bajo la presencia de dicho monumento. En estos últimos años, varias se han proclamado como fuente de tendencias y la Torre Eiffel ha sido testigo de ello.
Sexo en Nueva York acababa su etapa televisiva con sus dos últimos episodios en la ciudad del Sena, donde Carrie Bradshaw era finalmente correspondida por el hombre de su vida, Mr Big.
Por otro lado, Gossip Girl, comenzaba la cuarta temporada con Serena van der Woodsen y Blair Waldorf luciendo modelitos por Saint-Germain-des-prês, mientras que Victory Ford, de Lipstick Jungle (Mujeres de Manhattan) era agasajada con un maniquí de la propia Coco Chanel.
Una fuerte simbiosis del amor y la moda interpretada de diferentes formas con el mismo telón de fondo.


Lorena Coelho

No hay comentarios:

Publicar un comentario