19 abr. 2015

UPS! LA HEMOS LIADO!

Las grandes cadenas de producción de moda nos miman con una nueva colección cada 15 días. Estamos acostumbrados a entrar en las tiendas y encontrar novedades a diario. Nos hemos convertido en adictos a lo “fast”: Fast Food, Fast Diet y por encima de todo, la Fast Fashion.

Pero no es oro todo lo que reluce. La Moda Rápida tiene muchas consecuencias medioambientales. Estamos explotando a la naturaleza por encima de sus límites debido al aumento de la producción y a las técnicas utilizadas por las empresas en sus países de fabricación.

Pero, los clientes mandan y los clientes quieren comprar! Según un estudio reciente, una vez comprada una prenda se utilizada una media de 10 veces, luego se guarda. Esto permite a las empresas disminuir las calidades de las prendas y diseños, ya que nosotros reducimos su vida útil.

La rapidez con la que queremos consumir moda da lugar a ciertas situaciones cuanto menos curiosas que he querido compartir con vosotros:


Zara tuvo que retirar del mercado una camiseta con rayas horizontales y una estrella en el pecho debido a que la comunidad judía se sintió profundamente dolida al recordarles los uniformes de los campos de concentración. También se repitió la misma situación con un bolso con una esvástica en verde; la errada fue debido a que el bolso se fabricó en la India, donde allí es un símbolo de buena suerte. La camiseta y el bolso fueron rápidamente retirados del mercado.



Urban Outfitters diseñó una sudadera con la frase “Kent State University” con un desteñido en rojo que parecían manchas de sangre. En 1.970 en la Universidad de Kent (Ohio) se produjeron unas protestas de estudiantes en contra de la Guerra de Vietman. La rebelión acabó con 4 alumnos muertos a manos de la Guardia Armada Nacional. Claramente, el diseño fue muy criticado y misteriosamente “agotado” en la web de la firma, con sus respectivas disculpas.


Marc Jacobs diseñó una camiseta de manga corta básica con un dibujo de unas botas negras en el centro. El símbolo de las botas se había sido utilizado por un grupo neonazi denominado Boot and Braces.


Las erradas también afectan a la calidad de los tejidos. El otro día me encontraba en H&M, cuando mientras me auto convencía de que necesitaba otros nuevos jeans para mi closet (si claro...) al mirar la etiqueta puede ver la imagen de un sofá tachado y una frase que advertía: CUIDADO QUE DESTIÑEN. Bueno, supongo que quien avisa no es traidor…

La realidad es tan clara como que la demanda fuerza la oferta y quien no corre, vuela. Esta presión por parte de los consumidores y la diversificación de la producción, da lugar a situaciones como las expuestas anteriormente. Supongo que todos estos hechos se podrían haber evitado con un mayor control; pero errar es humano, o no?

CARMEN ALBISU

No hay comentarios:

Publicar un comentario