23 mar. 2015

Los gladiadores están de vuelta



Las sandalias romanas o conocidas también como sandalias “gladiadores” están de vuelta en la temporada de Primavera/Verano 2015.

Las sandalias de estilo romano, reciben este nombre debido a los ciudadanos romanos de la Antigua Roma.  En la Antigua Roma, los guerreros luchaban en los distintos enfrentamientos con este tipo de calzado. Sin embargo, las antiguas sandalias romanas se diferenciaban entre sí dependiendo los costos de fabricación y de el estatus social de la persona que las utilizaba.

Las sandalias romanas se consideran ser el primer zapato diseñado de manera rígida. Era una suela rigurosa que fijaba el pie gracias a sus cordones de cuero, correas o materiales trenzados. En la antigua Roma, los materiales más baratos y sencillos se utilizaban para los esclavos y jornaleros. 
Las sandalias romanas eran el tipo de calzado más utilizado en los países cálidos que rodean el mediterráneo, la principal razón era debido a ser regiones conquistadas por el Imperio Romano.
Existían distintos tipos de sandalias romanas. El tipo Baxa eran sandalias ligeras, utilizadas solamente por los intelectuales y posiblemente algunos esclavos. Hechas de hojas vegetales o hojas de palma, ramas o fibras estas sandalias eran las más baratas de confeccionar y eran utilizadas casi siempre en interiores. Las Soccus, eran zapatillas sencillas, sin trabajo en la parte superior del pie. Por último, las Solea, zapatillas con trabajo superior, más elaboradas, comúnmente usadas en las fiestas y banquetes de sumo prestigio.

Lo que en la antigüedad era un calzado típico, hoy en día es tendencia en las pasarelas y en las calles. Las sandalias romanas recorren las piernas como enredaderas, pueden ser cortas por el tobillo o altas hasta la rodilla, con tacón aguja, cuña, plataforma o simplemente flats. Estas sandalias son una excelente opción para el verano, se pueden utilizar tanto en la playa, oficina o algún evento importante ya que se pueden encontrar en muchos estilos.











                                                                                                Adina Burak

No hay comentarios:

Publicar un comentario