29 mar. 2015

LAS IMPERFECCIONES PERFECTAS

En el mundo excéntrico, pasajero y frívolo de la moda, siempre hay un gran creador que nos da una bofetada de realidad en la cara.

Hablo de Antonio Urzi,  diseñador de origen italiano e histórico de la Maison Armani. El Sr. Urzi presentó en las Semanas de la Moda de Milán y Nueva York 2.015 una colección adaptada y protagonizada por modelos con discapacidades físicas.


En colaboración con Fundación Vertical, una asociación italiana que trabaja para promover la investigación de lesiones de la médula espinal, mostró su nueva colección con modelos en sillas de ruedas, sin un brazo, prótesis ortopédicas o con muletas. 


El objetivo según definió el propio diseñador  era promover que "los grandes diseñadores y las grandes casas de modas deben de comenzar a pensar de una manera alternativa porque el mundo está lleno de personas con discapacidades, personas maravillosas, personas como nosotros".

La colección presentada tenía un aire futurista realizada con los materiales rígidos propios  del estilo del diseñador: el aluminio y plexiglás. Los conceptos relacionados con la moda espacial es la otra pasión de Antonio Urzi, popularmente conocido por ser un “cazaovnis”.


No es la primera vez donde se presentan modelos discapacitados en pasarela, este año la diseñadora estadounidense Carrie Hammer incluyó en sus desfiles a Jamie Brewer con Síndrome de Down o Karen Crespo, modelo con las cuatro extremidades amputadas.

Esta dura exposición de la realidad tiene también su otra cara, tal y como relata Jack Eyers, modelo estrella del desfile de Antonio Urzi,  con una pierna amputada, y que ahora se dedica por completo al deporte y al modelaje: "Muchos dicen que temen que desfilemos porque no quieren choquear al público. Tienen miedo, no saben cómo emplearnos, cómo se presenta un traje en una persona en silla de ruedas o con un miembro amputado. No quieren tampoco que el modelo prevalga sobre las prendas".


En mi opinión, la iniciativa de incluir personas “no perfectas” como modelos en una plataforma tan importante, con tanta difusión y visibilidad como el mundo de la moda, ayuda a normalizar una situación que simplemente es real. Al final, las imperfecciones son perfectas.

CARMEN ALBISU

No hay comentarios:

Publicar un comentario