26 feb. 2015

LA CARA MASCULINA DE LA ALFOMBRA ROJA

Como todos sabemos, los trajes de nuestros celebrities masculinos no suelen llamar la atención por su variedad de diseños, tonos ni estampados.

La mayoría opta por el smoking negro con pajarita a juego y camisa blanca pero sí es verdad que poco a poco algunos de nuestras estrellas se van atreviendo a lucir diferentes colores y texturas en las alfombras rojas.

Comenzando el ganador del Óscar al mejor actor por su interpretación en La teoría del todo, Eddie Redmayne, vestido con un smoking de Alexander McQueen de color midnight blue con camisa blanca y pajarita.





Seguimos por uno de los rivales de Redmayne, Benedit Cumberbatch nominado al Óscar a mejor actor por The imitation game, no fue de negro, pero tampoco el único que se apuntó al smoking de color blanco.





Como el de Adrien Brody, quien vistió un traje de Dolce & Gabbana con chaqueta y camisa blancas y pantalón negro a juego con las solapas y la pajarita.





El cómico Kevin Hart, vestido de Lanvin,  como un negativo a lo que acostumbran a vestir los hombres, con camisa negra y traje blanco.





Ansel Elgort (de Bajo la misma estrella) también eligió un look midnight blue para su traje, junto con una camisa blanca y una pajarita negra (a juego con las solapas de su americana); un smoking muy parecido al que lució Eddie Redmayne.




Otro celebrity que destacó, a pesar de que no nos sorprende por su pasado, siempre vistiendo muy atrevido, fue Jared Leto, con un traje en tono violeta claro de Givenchy.




Destacando por encima de todos, David Oyelowo, quien interpreta a Martin Luther King Jr en la película Selma, con un traje de color rojo, cuya marca es fácil de adivinar, tras ver el recorrido de esta vistiendo al futbolista Leo Messi en las entregas del Balón de Oro, efectivamente, de Dolce & Gabbana.





Y a pesar de no estar en la alfombra roja, pero que también rompió la rutina del smoking negro, fue Matthew McConaughey, quien vistió una americana de color gris metalizado y estampada.




 Y para finalizar, como no podía ser menos, el presentador de la gala de este año nuestro querido Neil Patrick Harris,  o más conocido como Barney Stinson, lució un traje de Brunello Cucinelli en color gris. En la foto junto con su marido David Burtka, quien se sumó al blanco, de Calvin Klein Collection.





En conclusión, pocos son los que se atreven a vestir con algo diferente y romper la regla del smoking negro con camisa blanca, será por no destacar y dejar que los vestidos de ellas sean los protagonistas? 
Sea como sea, los trajes de ellos nunca han dado mucho que hablar, salvo los de personajes más excéntricos que hayan podido aparecer con ropa extraña, como fue el caso de Will.i.am que se parecía un maquinista de tren.






Maria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario