11 may. 2015

Piensa en verde y acertarás.


“No intentes cambiar un sistema, construye uno nuevo que haga que el anterior se vuelva obsoleto” Buckminster Fuller

 El titulo de este post " piensa en verde" bien podría hacer referencia a la mítica cerveza que se nos viene en mente nada más oír esta frase, pero no... pensar en verdee va más allá.
 En el mundo de la moda, pensar en verde es pensar en la moda sostenible, una revolución que mantiene en vilo al actual sistema de la moda.

 El término “moda sostenible”, sigue siendo aún desconocido por la mayoría de los ciudadanos; aunque quizás algunos lo estén aplicando intuitivamente.
 Hablamos de moda sostenible cuando nos referimos a prendas de vestir en las que se han tenido en cuenta, durante su ciclo de existencia (materias primas, fabricación, manufactura, terminado, transporte, venta y usos), criterios tales como: Conservación de recursos y bajo impacto de los materiales, empleo de mono-materiales y materiales compatibles que faciliten el reciclado. o la eficiencia, minimización del consumo de productos auxiliares, prevención de la contaminación y durabilidad de las prendas.





La moda sostenible vela por un cultivo más respetuoso con el medio ambiente, por el respeto a los derechos humanos y laborales, por la salud de las personas, para que el sector empresarial no utilice prácticas comerciales abusivas con determinados países, combate la explotación infantil, busca garantizar un Comercio Internacional sin competencias desleales, favoreciendo un reparto de la riqueza más justo y fomentando nuevos valores.

A través de nuestros actos cotidianos, entre otros los de compra, no sólo tenemos ocasión de ser coherentes con nuestros valores, de sentirnos bien internamente, sino que también contribuimos a la toma de decisiones sobre qué bienes se producen, con qué características y quiénes lo hacen. 
Un bien o servicio sólo permanecerá en el mercado mientras existan compradores que lo adquieran. 
Como consumidores del mercado de la moda, y como ciudadanos en general  se debería de exigir mayor información sobre la ropa que  se usa, que se reflexione antes de adquirir una prenda de vestir, o que se tenga mayor conciencia sobre los  hábitos de consumo y uso.




Si bien es cierto, las marcas de ropa empiezan a utilizar el componente ambiental para diferenciarse y ser más sostenibles. Reciclar ropa y ofrecer descuentos, utilizar algodón orgánico para no emplear pesticidas en los cultivos o producir energía con la ropa inservible son algunas de las apuestas de la temporada. Y es que hasta el 95% de la ropa que termina en vertedero podría utilizarse.




H&M, una de las grandes marcas de ropa del mundo, ha optado por incorporar a sus valores el medio ambiente y por emplear algodón orgánico en la fabricación de sus productos, lo que implica que no se utilizan pesticidas ni compuestos contaminantes en los cultivos. 
En Adidas, además del algodón orgánico, emplean poliéster reciclado, poliácido láctico (PLA o ácido poliláctico) que es biodegradable, o una fibra obtenida a partir de la pulpa de la madera. 
Muchas grandes marcas se han unido a Textile Exchange, una organización sin ánimo de lucro que opera a nivel internacional cuya misión es inspirar y formar a personas para acelerar las prácticas sostenibles en las cadenas de valor del sector textil. Entre ellas están las españolas Hoss Intropia o Inditex que a finales del año pasado se comprometió a lograr el objetivo de “vertido cero” en lo que respecta a todas las sustancias químicas peligrosas presentes a lo largo de todo el ciclo de vida y de todos los procesos de producción vinculados a la elaboración y utilización de todos los productos que comercializa la marca, antes del 1 de enero de 2020. 



 El sistema de la moda, esta cambiando... ¿ la moda sostenible será el nuevo business y seguirá captando más adeptos?



Belén Vázquez Merayo
@beeelvm





No hay comentarios:

Publicar un comentario