4 may. 2015

El gran golpe de Valentino


En el penúltimo día de Paris Fashion Week, Maria Grazia Chiuri y Pierpaolo Piccioli develaban la colección invierno 2015 de Valentino, quizás uno de los desfiles más destacados de cada temporada. Horas antes, Karl Lagerfeld volvía a sorprendernos al montar una brasserie como escenario para presentar la última colección de Chanel. Pero no fue el espectáculo de Lagerfeld ni los hermosos diseños de Valentino los que acapararon titulares y feeds de redes sociales, de hecho fue el final del desfile de Valentino lo que quedó en la memoria de todos. Terminadas todas las pasadas, la música clásica se cambió por el hit de los años 80 "Don't you want me baby" y sobre la pasarela desfilaron Ben Stiller y Owen Wilson - o más bien, Derek Zoolander y Hansel. El público los ovacionó y rápidamente comenzaron a circular fotos y videos, asegurando que la aparición sería parte de la película "Zoolander 2".

El divertido final de Valentino marca un hito, no solo por la presencia de los actores en la pasarela sino por lo que representa: una marca mítica riéndose de sí misma en una industria donde la seriedad es moneda corriente. "Zoolander" se ha convertido en una película de culto tanto para los amantes de la moda como para los que la critican. Es tan satírica como certera, y allí radica su éxito. Ni Anna Wintour pudo resistirse al efecto Zoolander, y posó con los personajes en el backstage del desfile además de protagonizar un divertido video para Vogue.





La excelente movida de prensa - al final de cuentas todos hablaban del desfile de Valentino y la marca aparecerá en la película - fue aplaudida por muchos y hasta imitada por algunos. Burberry, por ejemplo, presentó su colección de invierno nuevamente en un evento exclusivo en Los Ángeles, donde al finalizar el desfile el comediante británico James Gordon cerró la pasarela tras recibir consejos de la propia Naomi Campbell. La no tan original acción no recibió tanta atención como la de Valentino, marca que tras marcar un precedente ahora no le queda otra opción que superarse.



Augusta Adriasola

No hay comentarios:

Publicar un comentario