5 abr. 2011

Orígenes

Ya sé que Cris y Núria dirán que estoy loca si creo que esto es "noticiable" pero hoy decidí utilizar este espacio para compartir con vosotras mi experiencia en el proceso de creación de una marca de moda. Eso sí, no como parte activa, como ocurriría en el caso de nuestras dos compañeras diseñadoras, sino como espectadora…

Borne by Elise Berger, el proyecto del que os quiero hablar, nació hace poco más de un año en la ciudad de Barcelona pero su historia empezó antes, en el momento en que Christine Elise llegó aquí desde su Alemania natal para estudiar Diseño de Moda y profundizar todo aquello que había aprendido de su abuelo cuando, de niña, se pasaba las tardes jugando y haciéndole compañía mientras él trabajaba en su taller de sastrería.

Han pasado los años y muchas noches sin dormir para entregar proyectos de ESDI, muchas prácticas, muchas mudanzas de casa e incluso de país y un hijo después, Christine Elise juntamente con su marido (y el pequeño Max) han vuelto a Barcelona para poner en marcha el sueño aplazado. Nada más lógico que llamar a esta marca Borne, no sólo por el barrio barcelonés pero también por ser el participio pasado del verbo To Bare que en castellano significa cargar, llevar en brazos, y a su primera colección Little Seres.


La inspiración vino de todos los lados, desde vídeos, pasando por fotos, hasta frases...


Las telas de Sedatex. 


Y la mano de obra de distintos pequeños talleres un poco por toda la ciudad condal.


El paso del sketch book a la confección de los prototipos fue tan rápido que los creadores de la marca incluso dudaban de sí todo estaba realmente ocurriendo. ¡Pero sí, lo estaba! Y en el inicio del verano de 2010 veían la luz las primeras criaturas de la primera colección de Borne (Wagner, Richter, Baron, Koenig, Prinz, Fuerst, Graf, Kaiser y Adel).


En aquel entonces no pasaban de simples seres colgados de perchas o maniquíes que sólo vivían en la imaginación de la diseñadora, pero pronto llegarían quienes se encargarían de nutrirlos y ayudarles a echar a andar. En agosto, estos Little Seres fueron llevados hasta Londres y utilizados para vestir a Kat para la sesión fotográfica de lo que sería el primer look book de Borne. Y ahí se quedaron, en un showroom en el número 123 de la Ledbury Road.





Al cabo de un mes se han ganado nuevos clones, que también viajaron para fuera de Cataluña, de España. Unos directamente a los armarios de las principales bloggers de moda internacionales, otros para los almacenes de Asos o de Young British Designers.

Ya en el 2011 las últimas piezas que quedaban de esta pequeña primera colección también han encontrado nuevos hogares. En Barcelona la marca cuenta con tres stockists: Room, en la calle Flassaders, Baum, en la calle Séneca, y L’Armari de Sant Pere, en la Plaza de Sant Pere.

Los hermanos menores de estos Little Seres, las prendas de la colección Otoño/Invierno 2011 titulada First Flight, ya están aquí y este ciclo no tendrá fin, porque another new brand is born(e).


Texto de: Mafalda Soares Caldas
Fotos de: Borne by Elise Berger


No hay comentarios:

Publicar un comentario