11 abr. 2011

Lo que la ropa interior puede hacer por ti

El otro día tomando un café con unas compañeras de clase estuvimos hablando de lo mucho que había evolucionado la ropa interior. Les hablé de mi mayor descubrimiento en referencia a este tema, el sujetador Wonderbra Perfect Strapless, un sujetador sin tirantes mágico. Lo lanzaron en mayo del año pasado, justo cuando se cumplían quince años de la llegada de la marca a España y su lanzamiento dio mucho que hablar. Pero al ver qué no lo conocían y que muchas de vosotras podíais no conocerlo, y a pesar de que le esté dando cierta publicidad gratuita a la marca, decidí escribir un post sobre éste y así compartir mi gran hallazgo.
Las mujeres solemos sentir pavor a los sujetadores sin tirantes, son incómodos, deforman el pecho, se caen… Por este motivo, muchas veces hemos dejado de comprarnos camisetas o vestido con escote palabra de honor  o asimétricas solo con imaginarnos el sujetador que nos tendríamos que poner. Pues chicas, ¡esto se ha acabado! Os presento  el sujetador perfecto: el WONDERBRA PERFECT STRAPLESS.
La casa Wonderbra estaba dispuesta a encontrar la fórmula para hacer el sujetado perfecto, por eso, se decidieron a hacer un estudio de mercado. Se le preguntó a miles de mujeres sobre la mejor sujeción existente para los pechos, a lo que la mayoría contestó que la mejor sujeción son las propias manos. Ahí reside el secreto de este maravilloso sujetador. Wonderbra Perfect Strapless es un sujetador sin tirantes que no se cae gracias a un refuerzo interior que imita el gesto de sujetarse el pecho con las manos. Sí, puede sonar raro, pero en vez del típico aro, el pecho es sujetado por unas manos de policarbonato.
Un modelo con el Wonderbra Perfect Strapless junto con cuatro
modelos imitando el efecto "sujeción con las manos" del sujetador.
El sujetador  consta de un soporte realizado en forma de mano
que eleva el pecho, lo sujeta y proporciona un escote profundo. 
Tengo que reconocer que este sujetador no es el más bonito del mundo, ni mucho menos el más sexy, es bastante más ancho y grande de lo normal y en color visón recuerda un poco a la ropa interior que suelen usar las mujeres mayores. Ahora bien, puedo asegurar que bajo la ropa, con lo mucho que favorece al escote, lo mucho que pasa desapercibido y, sobre todo, la felicidad que siente una cuando lo lleva (te olvidas de que los llevas puesto, puedes bailar, saltar, correr…), te hará sentir la mujer más satisfecha del mundo.
El Perfect Strapless está disponible en colores básicos y también en versión marfil con encaje para novias, os aseguro que el día que me case me compraré esta versión ¿Su precio? Unos 35€ muy bien invertidos.
He aquí mi gran secreto íntimo, después de esto creo que ya no puedo “desnudarme” más.
Os dejo con el video del día de la presentación en Madrid (mayo 2010) de el WONDERBRA PERFECT STRAPLESS.



Nerea Cudinach

No hay comentarios:

Publicar un comentario