19 abr. 2011

Nada sabe mejor que como se siente estar delgado

No es ningún secreto que la imagen corporal, sobre todo en la industria de la moda, está bajo constante escrutinio. Tampoco es un secreto que el estándar que se privilegia es el de un cuerpo delgado y ágil. Dentro de este "marco", llamémoslo asi, en una entrevista a Woman's Wear Daily (WWD) en 2009 Kate Moss, la reconocida modelo inglesa, declaró: "Nothing tastes as good as skinny feels". Luego agregó: "Siempre intentas recordarlo, pero nunca funciona".

En esa entrevista, podía ser visto como un comentario imprudente, pero sin una intención explícita de promover desórdenes alimenticios o discriminar a personas con tallas mayores al número 6. Quizás fue una broma de mal gusto, que puesta en su súper conocida e influencial boca tuvo las consecuencias que tuvo. En mi opinión, fue una declaración irresponsable dada sin un ápice de reflexión.

En dicho momento encendió un debate muy fuerte, enfureciendo a toda una comunidad de personas que luchaban para abolir el culto a las modelos extremadamente delgadas, mientras que por otra parte, millones de comunidades online dijeron: "Finalmente, alguien que dice lo que todos estábamos pensando". 

¿Qué lado tiene la razón? 2009 no dio la respuesta. 

Llegó el 2010 y el tema siguió siendo debatido desde todos los puntos de vista, siempre privilegiando el enfoque "pro-belleza natural". Modelos con más curvas aparecieron en las pasarelas, a veces viéndose más como un deber de las empresas por apoyar la existencia de distintas figuras que como verdadera creencia.

Personajes como Perez Hilton, el bloguero estadounidense conocido por comentar los chismes relacionados con el espectáculo, tomaron el lema como bandera. Incluso colocando una camiseta estampada con la frase "Nothing tastes a good as skinny feels" en su tienda online (que duró poco no por existencias agotadas, sino porque la quitó del stock por razones desconocidas).

Ahora, a cominezos de 2011 la frase ha vuelto a renacer en la página zazzle.com, esta vez en una línea de camisetas y enterizos para niños y bebés de la marca estadounidense Teen Modelling (es decir, modelaje adolescente). No solo es algo que una persona aislada hizo en una página de customización de camisetas y otros artículos, es algo que (si nos guiamos por el nombre) una empresa de modelos infantiles y adolescentes promueve. 

Camiseta babydoll para niñas (entallada), Ranita orgánica para bebés y Camiseta para niños que se pueden encontrar en zazzle.es


En fin, si el comentario de Moss fue imprudente, la camiseta para adultos de Perez Hilton fue peor; pero estampar esta frase en indumentaria infantil ya cruza la raya. Y no estoy hablando de lo "políticamente correcto", estoy hablando de algo que personalmente me parece incorrecto, que es inculcar desde tempranísima edad en la mente de los niños que una persona que no sea "skinny" no pueda sentirse igual de bien que cualquier otra y que es preferible dejar de comer a estar gordo. Inculcarlo de la misma manera que se enseñan valores y tan a la ligera como un babero con la frase: "I love my mommy".

Varias preguntas me quedan después de esta reflexión: ¿Quién compra esto? ¿Qué padre o madre pone esto a su hijo? ¿Qué pasa con la sociedad que aprueba estos mensajes, sobre todo en productos infantiles? Prohibirlo tampoco es la solución porque hacerlo, ¿no sería coartar la libertad de expresión? ¿Hasta qué punto podemos decir todo lo que se nos cruce por la cabeza? ¿Qué papel debe jugar la industria de la moda dentro de este debate? La eterna pregunta. 

Pasos, se están dando, pero podemos estar de acuerdo en que debe haber un cambio de actitud en todos los actores del entorno, ¿no?

Julia Saume Márquez

1 comentario:

  1. Encuentro que le dieron demasiada importancia a este tema.
    Qué esperan de una modelo que lo ha conseguido todo gracias a su esquelético físico? (Que conste que Kate me encanta!)
    Y como ella, estos pensamientos los deben tener miles de chicas en el mundo.
    Aunque, por otra parte, sí que es un tema delicado, sobre todo si lo introducen en el ámbito infantil.
    En fin... realmente no sé qué pensar, jaja!
    Un saludo!!!

    ResponderEliminar