1 mar. 2016

Todo lo que deberías saber sobre los falsos productos de belleza

por Andra Ludusan


Tienen el mismo nombre, envoltorios idénticos y a veces llevan incluso la garantía del original. La única gran diferencia - un precio muy bajo - es la que debería terminar de convencerte a la hora de comprar perfumes o productos que provienen de fuentes anónimas y que pueden dañar seriamente tu salud. 

Los productos de belleza están destinados a mejorar tus rasgos, pero si eliges utilizar los que no son originales, el efecto logrado será todo lo contrario al deseado. Aunque a primera vista no hay nada grave en utilizar un producto de segunda mano, los dermatólogos advierten de que: "la tez absorbe más rápido que cualquier otra parte del cuerpo las sustancias con las que interactúa. La que más peligro corre es la piel de alrededor de los ojos que está considerada como la más sensible de todo el cuerpo. Cuanto más intensa sea la absorción de estas sustancias, más fácil es su transmisión a la sangre.   



La industria de los falsos productos de belleza ha alcanzado un rango muy alto y las diferencias con los productos originales se han vuelto difíciles de notar incluso para los especialistas. Se estima que cada año se fabrican millones de productos falsos, lo que hace que aproximadamente un 10% de los perfumes y productos cosméticos puestos a la venta sean falsos. Teniendo en cuenta que las imitaciones representan un gran problema a nivel mundial, cada día es más difícil encontrar la diferencia entre los productos falsos y los originales. 

Los falsos productos de belleza no respetan la normativa de la protección del consumidor ya que la calidad de sus ingredientes es muy baja y a menudo se fabrican en ambientes que no son estériles. Según los recientes descubrimientos, éstos contienen ingredientes extremadamente peligrosos como el arsénico, el berilio y el cadmio, sustancias que son consideradas cancerígenas y cuyo contenido en aluminio, mercurio o cobre es muy elevado y puede causar acné, irritaciones e infecciones de la piel. Estas infecciones pueden tener graves consecuencias en los órganos mayores del cuerpo humano como el corazón, los riñones o el sistema nervioso. 

Hoy en día, gracias a las modernas técnicas de impresión digital, ya no es tan difícil crear una copia perfecta de un producto original. Por ello, es imprescindible saber reconocer algunos de los indicadores de autenticidad de los productos de belleza para así poder comprobarlos antes de comprar aquellos cuyo precio resulte demasiado bonito para ser real. 


Como "desenmascarar" a los falsos productos de belleza



Los tres indicadores de autenticidad de un producto se reflejan en su precio, en su envoltorio y en las certificaciones del proveedor:

  • El envoltorio de un falso producto no se parece en totalidad al original, es probable que su color o las letras sean diferentes. Verifica que el número de serie esté impreso en el producto y que no haya errores de ortografía en su descripción.
  • El producto está promocionado como siendo edición limitada pero la oferta no se menciona en la página web oficial de su fabricante. 
  • Los productos son comercializados por vendedores minoristas no autorizados o por empresas fantasma cuyos datos de contacto no se mencionan o no están registrados en la Cámara de Comercio.



  • En cuanto al maquillaje, hay una gran diferencia con respecto a su calidad. Presta atención en las posibles diferencias en cuanto a la forma y la medida de los aplicadores o a los mecanismos de cierres de los productos. También, si la textura o la consistencia del producto no se parecen a las que estás acostumbrada, ¡no te arriesgues! Los fabricantes de los productos originales siempre comprueban estos requisitos antes de sacar su mercancía a la venta. 

Asimismo, en el caso de los perfumes, los envoltorios y los recipientes no son los mismos en comparación con los de los productos originales. 




La caja de un perfume original lleva impreso un número de lote y un código de serie cuya veracidad se puede verificar. A parte, es importante tener en cuenta el olor, el color y la persistencia de un perfume. Sí el que has utilizado siempre ahora te causa reacciones alérgicas o te mancha la ropa no lo utilices más. También debes prestar atención a su fórmula y ponerle un signo de interrogación si ésta es demasiado aceitosa. 

Es aconsejable elegir siempre tiendas especializadas y de confianza a la hora de comprar productos de belleza. Tu salud es mucho más importante que el dinero que te ahorras al decantarte por los chollos


Referencias:




No hay comentarios:

Publicar un comentario