2 mar. 2016

MODA Y OTROS TALENTOS…

En este primer post he decidido hablar de personas muy, muy relacionadas con la moda que, aunque no son tan visibles como los diseñadores, también navegan por el mundo del arte y tienen un talento especial para plasmar la moda en cualquier superficie. Hablo de los ilustradores.

Aunque ahora, gracias a las redes sociales, sobretodo Instagram, empecemos a familiarizarnos con el trabajo de estos profesionales, se trata de una profesión que viene de lejos.

Durante el s.XX los ilustradores de moda fueron claves para la construcción de las revistas. Numerosas y famosísimas ilustraciones vestían las portadas de las cabeceras con más prestigio como Vogue o Harper’s Bazaar.

 Ilustración de René Robert Bouché para Vogue

Ahora bien, nos encontramos en un punto en el que hay un gran número de personas con talento que se dedican a la ilustración con lo cual, igual que en otras profesiones, el factor clave para triunfar está en la diferenciación.

Esta diferenciación es la que encontramos en los ilustradores que se presentan a continuación. Ellos han decidido huir de todo aquello convencional para innovar, experimentar y arriesgarse, en este caso, para triunfar.

El primero de ellos es Lim Zhi Wei (@lovelimzy), una ilustradora nacida en Malasia qué estudió bellas artes en la Nanyang Academy of Fine Art Singapore.
La peculiaridad de su trabajo está en añadir materiales que poco tienen que ver con el mundo artístico. Sus ilustraciones más recientes incorporan flores naturales como elemento principal en los vestidos que llevan las modelos de sus dibujos. Esta artista ha llegado a traspasar el papel y realizar esculturas gigantes con forma de vestido hechas completamente con flores naturales.




En segundo lugar tenemos a Gretchen Roehrs (@groehrs), nacida en San Francisco. Esta ilustradora sigue un patrón similar al de Lim Zhi Wei. En este caso Roehrs opta por completar sus ilustraciones con alimentos. Es capaz de hacer vestidos y outfits realmente preciosos con vegetales y frutas de todo tipo que podrían llegar a inspirar a muchos diseñadores. Además de jugar con el color de los alimentos, juega con las formas, los volúmenes y la textura.


El trabajo de Sarah Hankinson (@sarahhankinson), afincada en Melbourne, destaca por la combinación del dibujo clásico bicolor a los que añade color gracias al dominio de la acuarela. El dominio de esta técnica pictórica por parte de la artista hacen que los estilismos de sus ilustraciones consigan la textura del vestido original. Sus trabajos en moda se orientan básicamente en realizar colaboraciones con grandes cabeceras como Vogue o bien reinterpretar las colecciones presentadas por grandes diseñadores.



El ilustrador David Downton (@daviddownton) nacido en Inglaterra, es capaz de representar vestidos de alta costura sin necesidad de realizar trazos a lápiz. Una de las características principales de sus trabajos es el uso del color en toda la ilustración para conseguir armonía en ella. De modo que para definir los volúmenes y formas juega con la intensidad del trazo. Como en el caso anterior, la técnica pictórica favorita para sus ilustraciones es la acuarela.




Por último, una apuesta de lo más original de la mano de la ilustradora brasileña Natalia Grosner. En sus ilustraciones las modelos no son ni altas, ni delgadas, ni bellas.

La artista se centra en plasmar diseños de conocidos diseñadores que luce siempre el mismo muñequito infantilizado dibujado por ella. Con la tez gris oscuro, deja todo el protagonismo al color de las prendas que viste.



Marta Roquerols

Enlaces de interés:

No hay comentarios:

Publicar un comentario