6 mar. 2016

EL NUEVO FASHION FILM DE VERSACE MÁS SEXY QUE NUNCA.




Sin prohibiciones no hay erotismo”.
Georges Bataille

El sexo vende. Resulta curioso como a mediad que pasa el tiempo los seres humanos nos hemos ido emborrachando poco a poco a causa de nuestro propio egocentrismo, nos alimentamos los unos a los otros a través de las alabanzas que promulgamos sobre las capacidades de nuestra especia. No obstante, desde que nuestros antepasados se levantaron en las planicies de África, el sexo como muchos otros instintos básicos, nos ha ido acompañando a lo largo de nuestra historia con distintas connotaciones. Dependiendo de la época en la que nos situemos, el sexo se ha vivido de un modo u otro, a veces con una mayor libertad, en cambio en otras, con una censura prácticamente ridícula. No obstante, en la actualidad nos encontramos en un momento sin precendentes, donde existe una plena libertad sexual en muchas de las regiones del mundo Occidental.

El sexo es sin duda uno de los negocios más rentables de este planeta, puesto que todo el mundo parece caer rendido a sus encantos de un modo u otro. En el caso de la industria de la moda, la sexualidad es desde hace décadas, uno de los motores principales a la hora de desarrollar las campañas publicitarias de las marcas. Y es que ambos negocios ha sabido como sembrar en nuestro subconsciente la semilla del placer y del deseo. En el caso de las marcas de lujo, este deseo y este placer se incrementa al proyectar un sentimiento de anhelo y aspiración independientemente de la condición social, que puede ser solventado o no en función del factor económico.

En el último “fashion film” de Versace protagonizado por las modelos Rosie Huntington-Whiteley, Stella Maxwell y Bella Hadid, se puede apreciar el uso de la sensualidad para promocionar el último bolso de la firma italiana, The Palazzo Empire Bag. A lo largo de este pequeño film de poco más de un minuto de duración, las tres modelos parecen caer rendidas bajo un embrujo que las hace vulnerables al anhelo de conseguir aquello que más desean, el último bolso de la firma; mientras se deslizan y a arrastran sensualmente en el interior de una habitación barroca, enmarcada por el lujo y el exceso de otra época, para alcanzar al fin su ansiado objeto de deseo. 

No resulta extraño que Versace busque la sensualidad en sus campañas, cuando su propio logo es la imagen mitológica de Medusa, que siguiendo las escrituras de Ovidio, era una hermosa y deseada doncella, capaz de convertir en piedra a aquel que la mirase directamente a los ojos. Este video encarna el espíritu de la firma y del mito, presentando al nuevo bolso de la firma como fuente de deseo, como si se tratase de la propia Medusa, dirigido a mujeres bellas y sensuales que, sin embargo, poseen un toque peligroso y atrevido. En el caso de este film, contrariamente a lo que se podría esperar de la casa Versace, la firma no ha dudado en vestir a las modelos, amplificando el anhelo que las tres expresan por el nuevo bolso de la firma; hasta que llegar al punto que no poder resistirlo más y se desprenden cada una de sus guantes de piel, para poder sentir su tacto sobre él. Clausurando el video con un final abierto, que sin duda deja al espectador con las ganas de saber que viene a continuación y sobre todo, de poder sentir el bolso bajo nuestras manos. 

  “En todo encuentro erótico hay un personaje invisible y siempre activo: la imaginación".
 Octavio Paz


Ana Rodríguez Bello


Bibliografía:
 https://i-d.vice.com/es_es/article/versace-palazzo-fashion-film

No hay comentarios:

Publicar un comentario