6 abr. 2012

Fashion Films: la moda es imagen en movimiento

Con el auge de la digitalización de la información, los consumidores de moda han evolucionado hacia un tipo de público más exigente que busca dejarse sorprender. En este sentido, internet ha cobrado mayor importancia por su dinámica y capacidad de innovación. Los consumidores no sólo se informan ya, sino que además interactúan. En este contexto surgen los fashion films, cortos de marcas del sector que se han convertido en la nueva carta de presentación de las casas de moda.

 El fashion film no es un mero vídeo publicitario, aunque sí que está ligado a las estrategias actuales del marketing, por su intención de darse a conocer, su objetivo principal no está tan centrado en el producto, sino en generar emociones. Busca proyectar su estilo de vida y hacernos partícipes de él identificándonos con la marca.

Los fashion films no responden a un único modelo representativo, sino que pueden ser artísticos, musicales o narrativos a voluntad de la firma. Para ello, y con la intención de diferenciarse de sus competidores, colaboran con profesionales de renombre como directores, fotógrafos, compositores, e incluso con actores reconocidos. Todo para conseguir contar una historia que trascienda. Así, actualmente los fashions films se han convertido en el formato más utilizado por las marcas.




Prada primavera verano 2012


Una de las pioneras fue Prada. Miuccia colaboró con la fotógrafa y artista Yang Fudong para realizar First Spring, un vídeo de diez minutos de ritmo lento en blanco y negro. La Mansion Dior por su parte, es también una de las marcas que más ha apostado por este formato. Dispone de toda una saga:  Lady Noire, Lady Rouge y Lady Blue Shangai, gracias a colaboraciones con directores como David Lynch y actrices como Marion Cotillard.


 Prácticamente todas las marcas de lujo disponen del suyo. Giorgio Armani, en su colección primavera/verano 2012 ha creado One plus One de la mano del director italiano Luca Guadagnino, Marni para H&M han contado con la espléndida colaboración de Sofia Coppola, o Cartier, quien nos presenta a su mítico felino en parajes espectaculares bajo la dirección de Bruno Aveillan.




              A Selby film for Zara

Chloë, Tod’s y Vuitton…Los ejemplos serían interminables. Pero las casas de lujo no son las únicas que tienen uno. Zara se ha unido a The Selby, conocido por mostrar los hogares de artistas conocidos, para crear A Selby film for Zara en el que la fotografía y la estética son destacables. O el caso de Mango, quien ya va por su segundo fashion film, después de su primer éxito Qué me pongo by Mango.



Y es que tal ha sido el éxito de este formato, que la gurú de moda Diane Pernet, creó hace dos años Asvoff, el festival de cine y moda para promocionar los fashion films. Incluso ya existen algunos proyectos como el Showstudio, del fotógrafo y director británico Nick Knight en el que fotógrafos, directores y artistas pueden colgar sus videos manifestando su política en relación a la moda. Está claro que es un formato que tiene mucho que decir. Lo iremos viendo.

Por Miriam Barrera

No hay comentarios:

Publicar un comentario