13 abr. 2012

Mago_zines


Partiendo de la base que las revistas o todo aquello del cuál se pueda palpar, tocar y leer, son publicaciones de hoy, de ayer, y de siempre; con hojas impresas de letras y un contenido (más o menos interesante) que, hoy en día, va cogido de la mano del termino vintage.

Por supuesto, hay nuevas ediciones en cada medio y están al corriente de todas las novedades digitales. Evidentemente, no se puede decir que la Marie Claire de este ultimo mes es un objeto vintage pero sí lo constituye su forma, su edad en cuanto a publicaciones y su método rudimentario como es el papel y la tinta. Por decirlo de algún modo, las revistas y los demás medios palpables están sobreviviendo a nuestro siglo digital. Tiemblan y tiemblan sus hojas aunque, por mucho que se opongan, siguen resistiendo con éxito. Un claro ejemplo son los libros, que con la aparición del i-pad casi se extinguen. La verdad que hay cierta incertidumbre en cuanto a abolición de todas estas publicaciones pero también cierta esperanza de que esto no suceda nunca.

Volviendo pues, los magacínes son un objeto de culto, de anticuario. Pues su temprano nacimiento circula entre los 1663 y 1668. Y sin embargo son aún en nuestros días, un elemento de comunicación, marketing y publicidad.

Las revistas de especialización en moda y no "femeninas", como bien dice Isabel Menéndez, experta y consultora en género, no son revistas "femeninas" son "especializadas". En este caso de moda que cada vez se les exige más en cuanto a creatividad. Se ofrece elementos diferentes que otras no ofrecen, destacan su ideología y son fieles a su identidad de marca. Todo para avanzar y poder ofrecer un abanico de posibilidades tanto en formato "vintage" (físicamente) o en formato digital. Casi todas los magacíns, zinesfanzines, bla bla bla (por no decir todos) se divulgan digitalmente a través de su web oficial (método de comercialización imprescindible hoy). A veces...en muchos casos...cada vez más... el negocio esta dentro de la pantalla del ordenador; que si bien la televisión ha sido llamada la "caja tonta" el ordenador se ha convertido en "el negocio del escaparate mundial".

Las revistas más puestas en el sector se rigen por sus publicaciones físicas pero demuestran que digitalmente tiene mucho que decir.

Self Service no es una simple revista de moda. Se podría comparar con Purple Magazine pero va más allá. Mientras que Purple es más moda, más provocación, más rebeldía. Self Service es más conceptual, más artista, más ambigua; sin dejar de ser moda y tendenciera, está claro.

Las características que la hacen más única, por supuesto, es la portada que es encuadernada con tapas de libro duro; cada publicación es de coleccionista. El interior siempre con fotografías impactantes e impecables, transgresores estilismos, perfeccionismo en diseño y maquetación. Además de contenido sumamente minimalista, técnicos vocablos del gremio, editoriales de moda conceptuales con formato artístico/contemporáneo. Otra de sus bazas es lo difícil que es de encontrar, cosa que la hace aún más especial. La puedes encontrar en Barcelona en muy pocos quioscos. Hay dos dónde está localizada: en la Rambla y en la calle Pau Claris. Tambiéncomo punto alternativo, en el grocery de Bedford Avenue, en Williamsburg, NY , muy cool.

En su página web, su blog, acorde con su identidad de marca, no pueden faltar pequeños detalles que tienen poder. Es por ejemplo un pionero detalle sus mini cortos (haciendo un poco de referencia al post de Miriam Barrera de los fashion films:http://sichanellevantaralacabeza.blogspot.com.es/2012/04/fashion-films-la-moda-es-imagen-en.html pero diferente, más cortos aún). En este caso es a modo de stop-motion secuenciando los momentos más in de los shottings de las editoriales de moda. Son loops (palabra que se utiliza en la música, cuando un sonido se repite reiteradamente) que juegan con la reiteración repetida muchas veces de la imagen. Seleccionan el momento y un movimiento y lo transforman en una mini secuencia; editados muchos con i-pad. Finalmente aportan una información visual más amplia en la editorial de moda que va adjunto al blog o a la revista on-line como suplemento de una imagen congelada: la imagen en movimiento. C'est magnifique!

No hay comentarios:

Publicar un comentario