22 abr. 2012

Primavera en Nueva York

De izquierda a derecha. Imágenes de Times Square, un típico Chicken sandwich, el Empire State Building y la tienda de Marni en el Soho.







Nueva York es la ciudad que nunca duerme. Un destino indispensable para disfrutar de largos paseos primaverales por Central Park, una jornada maratoniana en el Moma, las vistas más espectaculares desde el Empire State Building o simplemente, para hacer shopping. 

Todas las grandes marcas y también otras muchas que no sabías ni siquiera que existían, las encuentras en Nueva York. Para los amantes de la moda, pasear por la 5th Avenue o el Soho, es simplemente un sueño. Una sucesión de escaparates, con ropa maravillosa, tiendas decoradas hasta el más mínimo detalle y dependientes amabilísimos que te dejan curiosear y probar todo sin perseguirte con mala cara o con esa expresión tan desagradable de, “si no vas a comprar nada...”. 
De izquierda a derecha. Imágenes de la colección SS12 de Marc Jacobs, Cosméticos de Mac, Nars y Bobby Brown, Interior de Prada en la 5th Avenue y Victoria's Secret.
















En general puedes encontrar ropa, complementos y cosméticos a precios muy asequibles gracias al favorecedor cambio del dólar. Así que perder la cabeza puede resultar muy fácil, gracias a la infinidad de productos que para nosotros son caros y que en Estados Unidos no valen ni la tercera parte. Marcas como Calvin Klein, Ralph Lauren, Tommy Hilfiger, Levi’s o Mac y Bobby Brown son los imprescindibles de la lista de chollos asegurados.
Pero si tu presupuesto es muy ajustado, y quieres arrasar comprando ropa de marca, sólo tienes que darte una vuelta por alguno de los outlets de la ciudad. Ropa vintage y de segunda mano, zapatos de Manolo Blahnik y Missoni por un poco más de lo que cuesta un par en Zara o ropa interior y bañadores de lo más sofisticado,  a precios increíbles. 
Have a good shopping...!!

De izquierda a derecha. Escaparate de Prada en el Soho, Zuecos de madera de Missoni e imagen de algunas compras más...!!


Por Marina Azañón García-Granados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario