8/3/2012

La muerte de Versace


15 de julio de 1997. Gianni Versace sale de su casa en Ocean Drive, Miami. Son algo más de las siete de la mañana. Se acerca a un café cercano, desayuna y compra un periódico italiano.
Ocean Drive es la calle escaparate de Miami Beach, imagen paradisíaca tantas veces repetida en cine y televisión, con playa de arena blanca y palmeras delante suyo. Un escenario idílico que se convertiría también en el escaparate de la muerte de Versace.

El diseñador italiano, en esos momentos, está considerado como un genio en vida. Abanderado junto a Giorgio Armani del renacimiento de la moda italiana, y aunque a veces polémico, se considera uno de los personajes más influyentes en el panorama de la moda global. Representante por excelencia del erotismo femenino, aunque exageradamente en ocasiones y rozando lo teatral.

Son alrededor de las nueve de la mañana cuando Gianni Versace regresa a casa. Cuando se dispone a abrir la puerta, recibe dos tiros. En ese momento, el mito de Versace se apaga con su muerte.
Andrew Cunanan, el asesino, se suicida poco después y su cadáver es encontrado en un yate.

El diseñador Gianni Versace

 El mundo de la moda se conmociona profundamente por la gran pérdida. Personalidades del mundo de la música, cine y arte asisten a su funeral, y Elton John le dedica en 1997 su álbum The big picture.
Versace deja en su testamento la mayor parte de su imperio a su sobrina Allegra, quien al cumplir la mayoría de edad se desentiende porque prefiere ser actriz.

Los años posteriores a su muerte la marca sufre una importante decadencia, puesto que es su hermana Donatella quien toma las riendas y no es capaz de seguir la estela que su hermano dejó. La casa se ve incluso sumida en el caos por los sucesivos escándalos de la hermana.
La primera campaña después de la muerte del diseñador no refleja en absoluto su identidad, es oscura, triste y apagada, representa a una mujer nada femenina y que nada tiene que ver con la mujer Versace.

Las imágenes de la campaña parecen el manifiesto oficial del luto por la pérdida.

VERSACE, AW 1998

VERSACE, AW 1998
 
En los años siguientes, se intenta recuperar el glamour provocativo de la época de gloria de la firma con Gianni al frente, pero el resultado no es el mismo y no se consigue transmitir lo mismo que hacían las antiguas.

VERSACE, SS 2000

VERSACE, AW 1999

 En contraposición, campaña mítica de Versace para SS 1991 con Linda Evangelista, reflejando los mejores años del genio en vida:

VERSACE, SS 1991


Por Adelaida Álvarez

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada