18 mar. 2012

Crónica de un caprichoso sin suerte


Toda la polémica que ha surgido alrededor del vídeo de Loewe me ha hecho recordar una experiencia desagradable parecida que tuve hace unas semanas. Resulta que trabajar en el departamento de clipping de una empresa tenía sus ventajas, podía hojear las revistas con toda la tranquilidad del mundo sin que nadie se extrañase de nada. Pues bien, estaba yo leyendo el Magazine de El Mundo cuando me topé con una imagen a página completa de unas preciosas bambas. Acto seguido miré los créditos y resulta que ese modelo pertenece a una colección que ha realizado la marca Geox con Patrick Cox, el diseñador del calzado de Elton John.

El objeto de deseo en cuestión

Unos días después, me dirigí a su punto de venta en Rambla Cataluña con la intención de hacerme con ellas, me pareció que eran imprescindibles para este verano, a pesar de que la marca siempre me había inspirado cierto rechazo. Pensé: dale una oportunidad, puede que no sea tan horrible como imaginas. Nada más lejos de la realidad: le pregunté al dependiente que si ya habían recibido la colección del diseñador de Elvis Presley (a saber dónde tendría yo la cabeza), a lo que me espetó secamente – La colección diseñada por Patrick Cox para Elton John no ha llegado a la tienda ni sé si llegara nunca. – Tal cual. Sin una sonrisa, ni un “se refiere usted a Elton John”, ni si “¿quiere que le enseñe el resto de la colección?”. En mi opinión los trabajadores de una marca son los embajadores más cercanos de la misma, no llego a entender como contratan a personal con tantos aires de grandeza o falta de simpatía, lo mismo da que sea en una boutique de gama alta como Burberry o en la gran distribución como Zara.

Otros modelos de la colección, claramente muy del estilo glitter Elton John


No bastándome con eso, y es que en mi familia siempre hemos sido muy obstinados, envié un e-mail a atención al cliente para ver si podían informarme de en que tienda podía encontrarlos. Me respondieron muy educadamente, aunque con faltas de ortografía varias, que de momento no estaban a la venta y que probara a escribirle en dos semanas. El cliente persiguiendo a la marca. A Geox ni más ni menos. Inaudito. Desistí, aunque saqué una buena reflexión. No todo vale para conseguir clipping. No se puede hacer una colección para salir en la prensa pero no tenerla disponible en tiendas. No vale anunciar un producto nuevo para atraer al público joven y moderno si después no van a poder adquirirlo. ¿De verdad pretenden que alguien que se encapricha de un diseño tan radical como el del señor Cox se va a conformar con uno de los aburridos modelos de aire ortopédico de la colección convencional? Desde luego yo no.

Patrick Cox haciendo malabares con mis ilusiones

Escrito por Xavier cugat

1 comentario:

  1. Pues a mi tambien me parecian muy atractivas pero si que es cierto que se realizan NdP para productos que luego no estan a la venta, que si no estan los dependientes no te solicitan datos para una Waiting list ( Geox no creo que tenga clientela como Zara para decir vaya pasando...)

    En fin...

    Otro dia será y otra venta perderán.

    Dave

    ResponderEliminar