25 abr. 2014

Alexander Wang, el niño mimado de la moda

La noticia de la colaboración del diseñador norteamericano Alexander Wang con la firma low cost H&M causó un revuelo en las redes. El niño mimado de la moda colgó el 13 de abril en su cuenta de Instagram un video en el que se veía un marcador de un estadio de baloncesto que mostraba una cuenta atrás, hasta que los números se pararon en 11:06, anunciando la línea.

Todas las fashionistas, diseñadores, bloggers, it girls y las masas esperan con ansío esta colección. Wang es en estos momentos un fenómeno al que aspira todo el mundo. ¿Pero cómo pasó de la nada y se convirtió en el chico prodigio de las telas?


                                                        Alexander Wang en su atelier 

Alexander Wang (1984-) nació en San Francisco en el seno de una familia taiwanesa. Con 18 años se mudó a Nueva York para ser diseñador. Ingresó en la Nueva Escuela de Diseño Parsons. En 2005, con tal sólo 20 años creó su propia firma de moda, Alexander Wang, que desfila en la Semana de la Moda de Nueva York desde 2007.

Sus prendas tuvieron muy buena recepción y buenas críticas por la archi famosa editora jefe de Vogue Anna Wintour. De esta forma la firma ganó popularidad y por eso, en 2009, el diseñador creó una segunda línea, T by Alexander Wang. Ese mismo año también creó su página web y lanzó una línea masculina, otra de calzado deportivo y gafas.

T by Alexander Wang propone colecciones más económicas y prendas básicas como camisetas blancas, eso sí, en distintas variaciones que se centran en detalles como grandes sisas y escotes o minibolsillos estratégicamente colocados.

                                                             la clásica camiseta blanca


                                                       Anuncio de la colección Resort +T

Alexander Wang es considerado uno de los máximos representantes de la nueva moda estadounidense. Su estilo, denominado M.O.D (model off dutti), propone looks relajados, minimalistas, ambiguos con influencias de la ropa casual. Sus diseños visten hombres y mujeres urbanos, discretos, pero frescos a la vez.

Se consolidó en la industria en 2012 cuando Nicolas Ghesquière, director creativo de Balenciaga, fue destituido del cargo y eligieron a Wang para sustituirlo. Triunfó en la maison con la colección de otoño-invierno del 2013, en la que predominaron los colores blanco y negro. Fiel a los códigos de la firma parisina, diseñó prendas voluminosas y de hombros redondeados.

                                                                 otoño/invierno 2013

                                                                  otoño/invierno 2013

Wang ha recibido numerosos premios que lo catapultan a un joven creador con talento. En 2008 ganó el premio del CFDA y de la Fundación Vogue; en 2009, el galardón de Swarovski como el Diseñador del año de Moda Femenina y en 2010, Swarovski lo nombró Diseñador del Año de Complementos.


Todos sus seguidores pueden conseguir su ropa en una de sus dos tiendas, situadas en Nueva York o Pequín. Para los que no viven cerca de estas metrópolis o no les espera próximamente un viaje, que no se preocupen, siempre queda su tienda online.


Marina Puy
@MarinaPuy

No hay comentarios:

Publicar un comentario