31 ene. 2013

Homenaje al esmoquin


Hace 47 años Yves Saint Laurent deslumbraba presentando lo que él denominó Le smoking. Su interpretación del esmoquin para mujer rompió esquemas y aunque en un inicio su  introducción al guardarropa femenino no fue entendida por muchos, algunos iconos como Lauren Bacall, Katerine Denueve o Bianca Jagger entendieron a la perfección la sensualidad implícita de esta prenda.
 


El esmoquin e YSL marcaron un punto de inflexión en el mundo de la moda y en la liberación del universo femenino. La diferencia entre hombres y mujeres se acortaba, como ya había ocurrido a lo largo de la historia cuando las mujeres habían ido adquiriendo prendas típicamente masculinas como los pantalones, los trajes de chaqueta, etc.
Para entender la revolución que supuso el esmoquin, hay que entender el contexto histórico de la época,  en la que no estaba bien visto que las mujeres llevasen pantalones. Con el esmoquin de YSL se cruzó esta línea divisoria que separaba al sexo femenino y masculino.
Lo que en su día era solo para unas pocas, hoy se ha convertido en prenda de fondo de armario, un clásico con el que siempre acertar y derrochar feminidad y estilo. De hecho,  según el mismo Yves Saint Laurent, para las mujeres, el Smoking es una pieza de armario indispensable con la que se encuentran a sí mismas, porque es estilo y no una moda. La moda va y viene pero el estilo es para siempre”.
De hecho, el esmoquin se presentó como parte del desfile de alta costura e YSL lo introdujo un poco más tarde en su colección de prêt-à-porter a precios más asequibles que arrasó entre el público más joven y las mujeres más liberales.




Durante la pasada semana de la moda de París muchos diseñadores han querido rendir homenaje al esmoquin incluyendo su interpretación de esta prenda en sus desfiles de la colección primavera-verano 2013. Y como no iba a ser menos, la propia casa Saint Lauren ha hecho un guiño a le smoking con diferentes propuestas. En ellas observamos elementos comunes como las grandes lazadas de las camisas, los zapatos de inspiración años 50 y los sombreros de ala ancha que en algunos casos cubren casi en totalidad los rostros de las modelos.  
 


Balmain presentó el esmoquin con corte masculino y grandes hombreras que destacaban la parte superior del cuerpo.
 



Celine también se suma a la tendencia. Para la marca la chaqueta de esmoquin se alarga hasta convertirse en una levita.


Dior propone una versión clásica de esmoquin, muy femenina y que se ajusta al cuerpo y también vemos como la chaqueta del esmoquin se convierte en un LBD.


Jean Paul Gaultier con su personal estilo reinterpreta el esmoquin con aires ochenteros.


 
Lanvin también se propone un vestido de gran escote con clara inspiración en el esmoquin, así como una versión más literal del esmoquin femenino.
 


Elie Saab arriesga con un conjunto de pantalón y bermudas con referencias al esmoquin en color azul Klein y otro más sensual en color negro.

Stella McCartney, Narciso Rodriguez, Hermes y Vionnet tampoco faltaron a esta cita con la moda y homenajearon a esta prenda en sus desfiles.
 


Tras décadas formando parte de la moda femenina, el esmoquin sigue siendo sinónimo de sensualidad y estilo y esta nueva temporada primera-verano veremos cómo estará más de actualidad que nunca.  
  
Esther Mestre
 
 





 



 

No hay comentarios:

Publicar un comentario