13 mar. 2011

Prabal Gurung, el nuevo niño mimado de la moda estadounidense


Hoy os quiero hablar, después de comentarlo el otro día en clase con algunos de mis compañeros, del diseñador nepalés Prabal Gurung.
Para los que aún no lo conocéis, nació en Singapur pero fue criado en Katmandú; empezó en el mundo de la moda en Nueva Deli y unos años después se trasladó a vivir a Nueva York. Allí trabajó en Dona Karan y en otras firmas de moda compaginándolo con sus estudios en Parsons School, donde fue galardonado como el mejor diseñador de su curso. Pero no fue hasta 2009 cuando lo descubrimos: por un lado, lanzando su primera colección en la New York Fashion Week, y por el otro lado, lo que realmente lo llevó a la estratosfera fue que la primera dama de Estados Unidos, Michelle Obama, llevara uno de sus vestidos en un evento benéfico y que después se convirtiera en su fiel clienta.

 Michelle Obama vestida por Prabal Gurung

La suerte de ver sus creaciones vestidas rápidamente por la Sra. Obama, fue creciendo hasta vestir a actrices como Demi Moore, Zoe Saldana o Rachel Weisz, la reina de la pequeña pantalla Oprah Winfrey o las protagonistas de la famosa serie Gossip Girl, Blake Lively y Leighton Meester. Pero a este joven diseñador sólo le faltaba el sello de aprobación de la reina de Vogue: Anna Wintour, quien ya se pudo ver fotografiado a su lado durante la New York Fashion Week.

                            Zoe Saldana, Demi Moore, Rachel Weisz y Blake Lively vestidas por Gurung


Es curioso como la revelación de Prabal es un claro caso de la repercusión que hay en el mundo de la moda que tus diseños sean llevados por grandes nombres conocidos, además si lo unes en que sus diseños son elegantes y extremadamente “well-made” y, como dijo él mismo en el New York Times: “Las mujeres no necesitan otro suéter de cachemira. Lo que esperan de mí es algo especial y único”.

                                                                               Prabal Gurung

En la jornada de los desfiles de la Semana de la Moda Otoño-Invierno 2011, Prabal Gurung sorprendió a más de uno con una colección muy glamurosa, romántica, sexy y femenina, donde la suntuosidad de las telas jugó con la complejidad de los cortes y la combinación de distintas técnicas. Prendas fabricadas en rojo escarlata,  faldas y cinturas de cuero negro, algunos trajes lavandas o en blanco y negro fueron los protagonistas. A continuación, podréis ver algunos de los vestidos que más me han apasionado, pero lo cierto es que cada uno de ellos respiran de una manera especial que hacen que Prabal consiga hacernos soñar en todos sus vestidos.







Jèssica Laspalas


No hay comentarios:

Publicar un comentario