13 may. 2014

El diablo se viste de Zara


Es un hecho indiscutible el arrollador liderazgo de Zara dentro del panorama de la moda internacional y su posicionamiento icónico como marca del retail español. Se rumorea que ha sido precisamente gracias a ella que la marca España se ha puesto de moda, en especial en la última década, y que prácticamente todo occidente se ha rendido a sus pies, sellando su fidelidad y admiración con la apertura de una tienda de la marca en el área más comercial y transcurrida de las principales ciudades del  mundo.


Flagship Zara, Milla de Oro de Madrid

Flagship Zara, la Milla de Oro en Madrid


Zara encabeza la lista de submarcas que aglutina Inditex, grupo fundado por el empresario Amancio Ortega y liderado con la exquisita gestión de Pablo Isla, su actual presidente. De las ocho marcas, Zara se alza como insignia del monstruo textil contemporáneo y parece que ilumina la ruta de viaje a seguir. Incluso escuelas de negocio han incorporado a su programa lectivo el modelo Zara para analizar y estudiar exhaustivamente el engranaje de la compañía y la forma de implantarlo en otras empresas de la industria de la moda.


 Lookbook Zara

Zara.com. Lookbook woman, Primavera 2014.

A pesar de que Zara avanza a pasos agigantados hacia un futuro de luz y color en una travesía de lo más prometedora, han sido varios los desafíos que ha tenido que soslayar para mantener su bandera izada en la cima. Sin ir más lejos, en octubre del 2010, la cadena japonesa Uniqlo reta a Zara con un objetivo que podría atormentar hasta al más valiente: desbancar la hegemonía de la “niña bonita” de Inditex y facturar 50.000 millones de dólares en el 2020. La última ficha del grupo nipón, según declaró el pasado febrero Tadashi Yanai, abrirá una tienda en Barcelona, que pone en jaque los próximos movimientos de Zara.

Mango ha sido la otra piedra en el camino, pero más por su insistente y repentino interés por ampliar su oferta de productos, con líneas para hombre, niños, y mujeres con sobrepeso, pero también con gama deportiva, complementos, lencería y ropa de cama, que por otra cosa. Parece como si al señor Isak Andic se le haya metido entre ceja y ceja inundar las calles con tiendas de Mango, y a cuán grandes, mejor, sobrestimando, ingenuamente al parecer de muchos, el poder que otorga estar visible en todas partes.





Documental El planeta Zara, por Mariano Ortuño


El futuro es incierto para todos y aún más desafiante para los que ya rozan el cielo, y también pueden hacer cavilar los pronósticos de los entendidos en materia y en volúmenes de facturación, pero por como corren los tiempos tiene pinta de que el imborrable prêt-à-porter de Zara permanecerá en los escaparates por un rato largo.


Blanca Romero

No hay comentarios:

Publicar un comentario