28 dic. 2013

La importancia de ser bella


La aspiración de toda mujer es ser bella por dentro y por fuera, maximizando esta última. El ideal de belleza está impuesto en una sociedad consumista que vende a todas las féminas que la importancia radica en el exterior. Los anuncios de cosmética, perfumes o colecciones de ropa retratan a una chica joven, sensual, provocadora, de medidas perfectas y con un cuerpo diez. De esta manera la publicidad “todapoderosa” se infiltra en las mentes de dichas mujeres que desean convertirse en la modelo del anuncio.

Así no es de extrañar que las dietas, los productos milagrosos de antienvejecimiento y los libros de estilo se hayan convertido en un indispensable en las estanterías. El último lanzamiento es el libro  French women don't get facelifts: Aging with attitude de la autora Mireille Guiliano, exdirectora ejecutiva de la firma de champán Veuve Clicquot (LVMH). Guiliano se centra sobre todo en erradicar la naturaleza obsesiva del paso del tiempo con una finalidad clara, ser bella. Además explica que la obsesión de la cirugía estética, tan presente en otros países, no se encuentra en Francia.

Propone que el cuerpo se convierta en el aliado y no en un enemigo a combatir. Por eso plantea varias pautas para evitarlo. Por ejemplo, incide en la alimentación y desmonta las dietas yoyó y apela al sentido común a la hora de comer.
Además revela secretos de belleza, consejos de moda,  relaciones personales y la importancia de un estilo de vida relajado y centrado.







Esta publicación es la secuela de Las francesas no engordan (Ediciones B) que salió al mercado en 2005 causando un bombazo literario y se convirtió en bestseller. La escritora estadounidense de origen francés relata en Las francesa no engordan la capacidad de las mujeres francesa de comer, beber y fumar a discreción y siempre lucir perfectas.

¿Será cierto que solamente las francesas no engordan y no se someten a la cirugía estética? ¿Son ellas las únicas inteligentes que no se dejan atrapar por el negocio de la estética?

Marina Puy
@MarinaPuy



No hay comentarios:

Publicar un comentario