13 dic. 2012

Le noir y rock and roll, dos componentes del nuevo look de mujer Saint Laurent

Una nueva era, una obra de arte

Durante la Fashion Week de Paris celebrada el pasado mes de octubre tuvo lugar el esperado debut de Hedi Slimane de su recién rebautizado Saint Laurent para la casa de Yves Saint Laurent.
Hedi Slimane, marca el comienzo de Yves Saint Laurent, uno de los más legendarios dentro de la moda, para en un futuro anunciar un movimiento audaz, con el cambio de nombre de la casa con un simplemente Saint Laurent.
Esa decisión, a mi parecer sutilmente erosionada a consecuencia de la pérdida en 2008 del icono de la marca, para así intentar continuar definiendo la marca en un ámbito asfixiante para todos los que trataron de continuar su legado. Slimane hizo lo que otros no lograron, Hedi hechizó la casa del maestro.


Para tal ocasión el emplazamiento escogido no fue nada más y nada menos que el Grand Palais, uno de los espacios más esplendorosos y magníficos de Paris.
La pasarela era un cuadrado negro que transmitía tensión. Las luces se apagaron, y de pronto se ilumino la pasarela, los altavoces vibraron y apareció el primer modelo en homenaje a “le smoking” versión de smoking para mujer.
La modelo en cuestión se pavoneo luciendo unos zapatos de plataforma. Todo en noir, luciendo pantalones pitillo, una chaqueta de hombros exagerados, una camisa blanca con un lazo flojo negro, y un sombrero de ala ancha. Un look rockero y sexy a la vez, contemporáneo y completamente Saint Laurent.



Slimane siguió deslumbrando con más pantalones pitillo, en colores pálidos, con chaquetas de lentejuelas, Slimane se revelo a si mismo por el hecho de estar profundamente influenciado por su pasado como diseñador de ropa masculina. Una adaptación experta y una fuerte capacidad de dar a su ropa, confianza.
Sus diseños son para una mujer que puede caber en su silueta, a mi parecer mujeres con un tipo de físico de niño, mujeres no solo delgadas sino mujeres hipless, de hecho parece difícil imaginarse a una muy presente Salma Hayek con sus modelos
Por supuesto cabe mencionar que cada colección y en particular todas las colecciones del diseñador no son diseñadas para todas las mujeres, así que no creo que haya nada malo en que el corte de diseño utilizado por Hedi sea para un físico determinado.  Sin embargo, Slimane es su mejor sastre a la hora de confeccionar  todo tipo de volantes y brillantes capas pullover para llevar con pantalones. Mi debilidad en esta colección, los vestidos sin duda. En este caso hizo referencia al más alla de la marca, con unas faldas bohemias, de flecos, capas de volantes, cinturones anchos y corpiños de encaje.
Sorprendentemente sus flacas modelos, parecían tener volumen transportándonos a los prácticos tiempos modernos.
Slimane claramente con este debut marcó una nueva actitud en Saint Laurent, acompañado por un banda sonora rítmica, interrumpida a golpe de guitarra del bluesman Junior Kimbrough y remezclada por Daft Punk abriendo paso a modelos de piernas delgadas. .
Fue quizás la colección más esperada de la temporada, aunque solo sea porque la gente ya había conseguido una poco de sensibilidad durante la primera presentación couture en el pasado mes de julio, y es por eso que la colección estaba envuelta en un cierto misterio.
Debo hacer hincapié en que Hedi no había diseñado anteriormente ninguna colección de mujer. Hedi Slimane se adentro a mediados de los 90 como diseñador de ropa masculina en la antigua Yves Saint Laurent, y continuó con gran éxito con su silueta de lápiz fino en Dior Homme. Su debut trajo a una cantidad de otros diseñadores del calibre de Marc Jacobs, Diane von Furstenberg, Peter Dundas, Emilio Pucci y Elbaz. Entre ellos se encontraba el ex socio del diseñador Pierre Bergé, pero sin embargo para el espectáculo que estaba previsto, sorprendió ya que se trataba de un Petite Comité, con sólo cuatro filas de asientos, mientras que en el resto de las marcas suelen rondar dos veces el tamaño del Show de Slimane.


El debut de Hedi destaco por un estilo noir rock impecable y mostro todas sus destrezas de fotografía y video. Todo dentro de un cuadro negro, y luces iluminando alrededor para construir la tensión del show, ahí empezó su colección, ahí empezó su obra de arte.
El color predominante de la colección, le noir. Le noir como muchos sabemos es el referente de la elegancia francesa, la cual se basa en cincuenta tonos de negro, y es por eso que se escoge Le Noir como color de la colección de verano de Saint Laurent 2013.
La noche combino una estética de un acuñado Dior Homme, combinando formas ondulantes, blusas de gasa que fluyen, y maxi vestidos con mangas igualmente ondulantes. Modelos con sombreros de gran tamaño al más puro estilo dandi, chaquetas esmoquin y pantalones pitillos.

Desde mi punto de vista, un debut refrescante, Hedi hizo algo diferente, Hedi nos sumerge en la era rock. Un espectáculo con un final triunfante.

Por Gina Castellón Ordas

No hay comentarios:

Publicar un comentario