27 feb. 2017

Thinking Pink Please

Preparamos motores para recibir la nueva temporada SS/17 ,que viene impuesta por una oleada de lo más "pink".
Todas las firmas nos proponen infinidad de posibilidades dentro de la gama de rosas: desde el rosa bebé, pasando por el rosa chicle hasta el fucsia.


Telva Marzo 2017

 
Propuestas Pantone fashion Color Report S/S 17

Para alegría de algunas y para rechazo de otras, ¿ es el rosa considerado el color femenino por excelencia? 
Seguramente nos encontraríamos con un 99% de respuestas afirmativas, sin embargo, cabe señalar que... 
Sorpresa! No siempre ha sido así. 

Hemos crecido con la tradición popular de clasificarnos por géneros usando los colores, rosa para niña y azul para niño. Sin embargo, antes de 1940 no se compraba la ropa por géneros. 
El color rosa no estaba asociado biológicamente al sexo femenino.
Anteriormente a esa fecha, todos los bebés vestían de blanco nuclear hasta los 6 ó 7 años de edad.

Y no sólo eso, sino que los tonos pastel llegaron como tendencia en el siglo XIX, pero en ningún caso para definir el género. No fue hasta la I Guerra Mundial cuando encontramos la primera diferenciación entre estos dos colores. 

Además, sorprendentemente para todos, según la revista Earnshaw's Infant's Department que publicó en 1918 lo siguiente: " La regla generalmente aceptada era rosa para los chicos y azul para las chicas.  La razón es que el rosa es un color más decidido y fuerte, más adecuado para los niños, mientras que el azul, es más delicado , amable y refinado, mejor para las niñas." 

Hay que tener en cuenta, que el rosa se asociaba con el rojo, el color de la sangre y el vigor.

Revista Time 1927

Después, cada centro comercial decidía por si mismo qué color asignar a cada sexo, como recogió la revista Time en 1927. Esta tabla refleja que el criterio no estaba claro, aunque se estaba buscando uno. De todas formas, el 60% de los almacenes prefería el rosa para los niños.

La incursión del hombre en importantes conflictos bélicos hizo que se despegara del color rosa. Con el transcurso de las guerras, los soldados de la marina y del aire, se cubrieron con uniformes azules, momento en el que el azul se convirtió en el símbolo por excelencia de las virtudes atribuidas a la masculinidad: valor, heroísmo y fuerza. 


La concepción que tenemos actualmente respecto a estos dos colores, vino dada hacia el año 1940, después de la II Guerra Mundial y que se decidió cambiar por por culpa de la moda , y de los grandes almacenes y que se siguió prácticamente hasta los años 60. 

Fue en esta década , cuando muchas madres decidieron vestir a sus hijas igual que a los chicos para luchar por la igualdad de géneros y defender el feminismo.

Las prendas sin género para bebés continuaron hasta mediados de los 80, y fue cuando el rosa se impuso definitivamente en la paleta de colores de miles de artículos y ropa para niñas. Esto hizo que se hiciera mucha más diferenciación por sexos hasta ahora que hace décadas.

Es por ello que no existen raíces ancestrales para justificar estas preferencias ni tampoco razones genéticas. El significado y relación que queramos darle a los colores viene dado por nuestro patrimonio cultural y personal. Si bien el rosa tiene connotaciones negativas que hace que un sector de la población lo rechace, existe un 5% de la población que lo adora.

Cuando se piensa en el color rosa se le atribuyen imágenes como el algodón de azúcar, ballet, gominolas. En todos los idiomas del mundo se traduce en optimismo.

Ver las cosas de color de rosa, la "vie en rose" para los franceses, y "think pink" para los ingleses cuando se quiere denotar esperanza y confianza al futuro. También considerado un color de paz, cualquier elemento al que se vista de rosa se desnuda de violencia.
Ejemplo del tanque pintado de rosa de la plaza Kinsky, en Praga, pintado por David Cerny. Y es que según un estudio del American Institute for Biosocial and Medical Research de Tacoma, el rosa es un color ante el que nadie puede ponerse agresivo.

Al final todo se traduce en uno mismo, que cada cuál decida ponerse lo que quiera, y que se vista en función de lo que desee que los demás vean o no de él, sin caer en prejuicios con determinados colores, ya que todos ellos tienen una historia oculta, y que cada persona le da el significado que quiere.

                                                                                                                             Bibiana García Huertas

No hay comentarios:

Publicar un comentario