4 feb. 2017

El efecto #newboss


Jefe. Jerarca. Dirigente. Patrón. Director. Principal. Presidente. Cabecilla. Líder. Todos estos adjetivos y, quizás, unos cuántos más, son los más representativos a la hora de definir quién corta el bacalao. Señores y señoras, clientes y accionistas, trabajadores y mantenidos, nuestro concepto heredado de cómo se viste quién está en una posición de liderazgo ha cambiado. Acéptenlo. Acéptenlo como el hecho de que Beyoncé embarazada de gemelos es una maravillosa campaña de marketing. ¡Acéptenlo!
Beyoncé de gemelos embarazada| 2017
El consumidor de moda ya no es el consumidor tipo, segmentado. Por otras palabras, ya no es ese niño bueno que solo saca 10 en el colegio. Igual sigue sacando 10 en el colegio, pero la noche anterior al examen está en un bar tomando seis cañas. Y no tendrá resaca al día siguiente. El hoy no tiene nada que ver con el mañana y el mañana, mientras sigas sacando ese 10, no tiene nada que ver con el hoy. Es un nuevo ímpeto rebelde lo que vivimos actualmente. La mezcla es el punto clave: no hay ninguna distancia entre ser Zara o ser Prada. Somos la reinvención de lo alto y bajo; de cómo un día el reggaetón puede convertirse en opera.

Y tú, cómo cualquier jugador que jamás ha leído las instrucciones, tienes que saber que no importa dónde estés, ya no podrás saber a priori con quien hablas o flirteas. De los ahorradores a las fashion victims todos gritarán en unísono: “lo que importa es el (intelecto) interior”. Si lleva deportivas de 50 euros no significa que su cuenta bancaria no ascienda a millones. Pero claro, hay justo lo contrario, que se comerán latas de atún todo el mes debido a esa “limited edition” tan preciosa de X que colaboró con Z y que la venta online colapsó en segundos. Pero alguien tenía (y debía) comprarlas. Hay que llamarles inversores.

Pero volviendo a los negocios que suelen interesar a la gran mayoría, los del flirt, la vida se ha complicado mucho en este milenio para todos. En un café networking, como se llamaba por ejemplo lo de las 11:15 de Barcelona Fashion Summit del pasado jueves, uno no puede afirmar quién tiene o quién no tiene éxito, quién es el dueño o quién es el empleado. Y entre croissants y Franck Mullers, uno tiene que tener un sexto sentido para poder lograr como gold digger en semejante caos visual del postureo empresarial.


Francisco Pérez de Hawkers y su estilo #newboss
Ponentes sin corbata, ponentes con sudaderas Supreme, ponentes sin tacones, ponentes con Cortez, ponentes que no se quitaron el abrigo. Y esto solo confirma lo que algunos aún dudaban: Steve Jobs fue un coolhunter y Mark Zuckerberg es un early adopter de ésta tendencia. El #newboss es como esa brisa marítima en una tarde de verano, te rejuvenece sin casi tocarte. Téngase igualmente en consideración que en el mundo empresarial la gente sigue, de un modo casi inexplicable, sin ganas de destacarse. El auditorio se viste de negro, gris y azul marino. Y las mesas redondas también. El color afecta la tomada de decisiones, es la única conclusión posible ante tal situación de ordinariez absoluta. Pero, ¿cómo hacéis para acordaros de las caras de toda la gente que os pasa su tarjeta? “Ah sí, ese chico del traje gris… Ah sí esa chica de negro…”. ¿Tendrá la gente una memoria visual brutal o únicamente yo lo veo increíblemente sofocante?

La formalidad cambió en pocos años su forma. Permitimos, sin parpadear, que Francisco Pérez (cofundador de Hawkers) salga con una sudadera Adidas en su perfil de LinkedIn sin cuestionar su valor en el mercado o su talento. Lo permitimos a las nuevas generaciones, porque a las viejas pedimos que no se crean tan “modernikas”. Nos gusta porque tiene ese sabor cool, cosmopolita, de que él también es uno de los nuestros. Y mientras nos sentimos CEO y no lo somos, no pasa nada.

Desfile de Fendi F/W 2017-2018 | Gran plano del pelo de un modelo

En mitad de tal jornada con el enfoque principal en el futuro, la capacidad de reinventarse pudiera haber superado a las expectativas. ¿Para cuándo una acreditación más fashion en este tipo de eventos? Seguimos con ese llavero cinta que no pega con nuestros outfits y nos sentimos como 50% de la misma familia, 50% como en un campo de concentración. Tampoco pido un grafiti a la Fendi F/W 2017-2018, pero en hábitat de innovadores yo me guio por la excelencia intelectual. Porque toda la creatividad genera dinero, ¿o no?


Mariana Viseu

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada