9 feb. 2017

BANDANA BLANCA MR. PRESIDENT

La moda se planta y diseña contra el veto migratorio de Trump. Son muchos los artistas y marcas de ropa que han creado colecciones cápsula, cuyos beneficios se destinaran íntegramente a la Unión Estadounidense por las libertades Civiles (ACLU)


La moda –aunque muchos no quieran verlo aún- se ve alterada por factores externos, ya sean sociales, económicos o políticos, y precisamente de política va la cosa en este momento. Desde que Donald Trump tomara posesión del cargo como 45 presidente de Estados Unidos, la oposición al gobierno del republicano no ha hecho más que crecer en todos los ámbitos sociales. Voces de la política o el cine se han alzado contra su arraigado discurso político, pero por encima de todo contra su veto migratorio, y la moda no iba a ser menos.

Para entender el presente es necesario (muy necesario) deshacer el camino y observar por un agujerito que sucedió años atrás, sin perder el prisma del presente. Entre 1892 y 1954 la isla de Ellis, en Nueva York, acogió a cerca de 12 millones de inmigrantes. Las fotografías de este momento histórico, muchas hechas en este pequeño islote cercan a la bahía de Nueva Jersey, han servido de inspiración para Opening Ceremony, que ha lanzado una colección cápsula primaveral que responde al nombre de “Action”. Una reivindicativa colección que se presentó tan solo 24 horas después de que el veto migratorio del Presidente Trump, fuera aprobado. 

Colección Cápsula "Action" de Opening Ceremony

La cosa no acaba aquí; la colección, ideada por Humberto Leon, forma parte del vestuario que el propio diseñador ha creado para la obra de ballet “The Times are Racing”, una exploración de la identidad americana. Así, moda y cultura crean sinergia y el símbolo es claro: los mensajes ideados no son solamente símbolos revolucionarios.




Pero no sólo de camisetas vive la revolución contra Trump. Cass Bird, la mítica diseñadora de moda y fotógrafa, puso en marcha una serie de litografías de sus fotos que se agotaron en 24 horas. O firmas, como Tom Ford o Marc Jacobs que han renunciado a vestir a la Primera Dama, Melania, pro principios. Es por todos sabidos –o al menos aquellos que vean más allá del mundo “pinta y colorea” de la moda-, que la industria textil ha buscado recursos para manifestarse, que si de algo va sobrada la moda es de ideas (no siempre buenas). Pues bien, emulando a “Los Juegos del hambre”, la moda ha decidido postularse ante delicado clima político con una singular manifestación visual: una bandana blanca. Responde al nombre de #TiedTogether, y trata básicamente de promover la integración, diversidad y unidad. 

Bandana Blanca como accesorio

Y os preguntareis (si es que sois curiosos), ¿y por qué una banda y blanca? Pues porque se trata de un objeto que utilizaron los punks como recurso de rebeldía y porqué en el color blanco se encuentran un sinfín de connotaciones, entre ellos pureza, inocencia y paz, que desde luego hace falta.


Adriana Blanco. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada