27 feb. 2017

Dolce & Gabbana apuesta por la diferencia


Si hoy lunes 27 de febrero se pudiese materializarse…sería un café muy intenso. Para todos aquellos que les guste el cine y les guste La La land se han llevado una gran decepción al saber que no ha sido galardonada como mejor película ni Ryan Gosling se ha llevado el Oscar a casa por su papel en la película. Para aquellos que nos gusta la moda a parte de estar pendientes de la Red Carpet también estuvimos pendiente del desfile de Dolce & Gabbana.

       Stefano Gabbana (izquierda) y Domenico Dolce (derecha).

Sin duda alguna fue un desfile que quería transmitir un gran mensaje: la diversidad. La firma italiana apostó por modelos altas, bajitas, algunas más masculinas y otras femeninas y también embarazadas, algo que en el mundo de la moda no se está acostumbrado pero que poco a poco se van introduciendo nuevos conceptos y nuevos modelos.


Modelo del desfile Dolce&Gabbana 2017.

Otra apuesta de Dolce & Gabbana fue el papel de las bloggers en la industria de la moda haciéndolas desfilar por la pasarela dónde una de ellas era la española Alexandra Pereira más conocida como ‘Lovely Pepa’. Sin duda la firma italiana le está gustando que los famosos influencers desfilen para ellos como ya bien hizo Pelayo Díaz en el desfile masculino.

Alexandra Pereira desfilando para Dolce&Gabbana.

Más allá de la apuesta en escena quise hacer una reflexión sobre este mensaje que le lanzaba Dolce & Gabbana. Recordé que hace dos años Stefano Gabbana y Domenico Dolce fueron boicoteados por unas declaraciones que hicieron sobre el modelo de familia las cuales causaron una gran controversia. Algunas de sus opiniones fueron las siguientes (declaración extraída de http://bit.ly/1LEYAVT):

“No hemos inventado nosotros la familia. La Sagrada Familia la convirtió en un icono, pero no es una cuestión religiosa o social: un niño cuando nace debe tener un padre y una madre. O al menos debería ser así. No me convencen aquellos que yo llamo los hijos de la química, los niños sintéticos. Úteros de alquiler, casi elegidos por catálogo. Y después ve a explicarles a estos niños quién es la madre. ¿Usted?”. 

Campaña de Dolce&Gabbana Kids.

Por ese motivo es difícil no pensar que aparte de reivindicar la pluralidad fue también un lavado de imagen después de dos años de la polémica.


Fuentes consultadas:
- El País: http://bit.ly/1MIUY2r
- El País: http://bit.ly/1LEYAVT


Mireia Tomàs



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada