15 abr. 2016

La moda en su máxima expresión en las series “Gokinjo Monogatari” y “Paradise Kiss”

Por: Alina Méndez

Desde siempre he sido muy fan de las series de anime, no hay caso en negar que soy una friki de pies a cabeza, aunque llevo bastante sin salir de los programas clásicos que ya he visto miles de veces. “Gokinjo Monogatari” y “Paradise Kiss” son dos series que simplemente amo ya que sus historias están totalmente enfocadas al mundo de la moda y al cursi modo de vida de los adolescentes enamorados. 

Ambas series son de la misma autora, Ai Yazawa, y “Gokinjo Monogatari” es precuela de “Paradise Kiss”, y esto se nota, los atuendos noventeros delatan todo. Por azares del destino, en un lejano 2006, yo vi primero “Paradise Kiss” y la historia se entiende perfectamente, lo único que une las dos partes son personajes en común que hacen apariciones esporádicas en los episodios de ParaKiss, pero que en Gokinjo tienen papeles importantes en el desarrollo de la historia.



El primer capítulo de la serie animada de “Gokinjo Monogatari” (que se traduce más o menos a “Historias de Vecindario”) vio la luz en septiembre de 1995, la serie tiene un total de 50 episodios y terminó en septiembre de 1996. Los protagonistas de la historia son la estudiante de diseño de modas, Mikako Koda, y Tsutomu Yamaguchi, aspirante a fotógrafo y vecino de Mikako. Ambos son estudiantes del Instituto Yazawa (la misma autora de la historia se inserta en la historia como la directora de esta escuela) y junto con sus compañeros de clase, hacen todo lo posible para entrar a las grandes ligas del mundo de la moda. Como muchos estudiantes de la vida real, Mikako vende sus creaciones en mercadillos y también tiene grandes peleas con Tsutomu, su pareja más adelante en la serie… Al final del día, ambos pueden contar con sus grandes amigos: Risa Kanzaki, con toda la pinta de gótica pero que diseña ropa infantil; Mai Oota, una diseñadora de muñecos de peluche; Jiro Nishino, programador de videojuegos, y Yuusuke Tashiro, un pintor algo distraído.



No contaré la historia completa aquí, pero si después de acabar todas las series de Netflix con las que te enganchaste en navidades, todavía tienes espacio en tu mente para obsesionarte con algo más, “Gokinjo Monogatari” es perfecta.

Hablando de precuelas y secuelas, había dicho que estas historias se enlazaban de varias formas… Pues una de las protagonistas (aunque no la principal) de “Paradise Kiss” es la hermana mucho más pequeña de Mikako Koda, Miwako, y el novio de Miwako (que también tiene cierto protagonismo) es el hijo de Risa Kanzaki, la mejor amiga de la protagonista de la otra serie. Con estos líos, sí que suena a una verdadera historia de vecindario, ¿no?


La estrella de ParaKiss (que se emitió entres octubre y noviembre de 2005) es Yukari, una chica de instituto a la que nada le sale bien, pero que un día se topa con Isabella, una bella mujer transgénero, y su aburrida vida se transforma al glamour total. Estudiantes del Instituto Yazawa la quieren como su modelo y ella acepta, pero la vida perfecta que su madre quiere para ella está muy lejos de lo que ella está haciendo. Pero, además de Isabella, ¿quiénes forman el equipo de estudiantes de moda a los que Yukari –rebautizada como Caroline– ayudará? Pues los ya mencionados Mikako y Arashi son una parte, y el diseñador principal es el ambicioso George Koizumi. 



Yukari tiene un éxito tremendo como modelo, incluso Mikako Koda (la protagonista de Gokinjo) siendo ya una reconocida diseñadora, le da la oportunidad de ser la imagen de su marca Happy Berry.
En doce episodios, ParaKiss es una montaña rusa de emociones, y el final te puede encantar o no. Si no te hizo feliz, por ahí de 2012 en Japón se produjo una versión live action de “Paradise Kiss” y el final es muy diferente, pero las creaciones de moda siguen siendo la fantasía de cuento perfecta.



No es necesario que seas un friki perdido para disfrutar estas series, visualmente son un deleite para los que disfrutan de la moda y de la animación. Si lo que quieres es sumergirte en la historia de jóvenes con los que te puedas identificar, ambas series proporcionan esto y si eres de esas personas, como yo, que disfrutan de llorar con absolutamente todas las historias de amor que ven, también son perfectas para ti.


No hay comentarios:

Publicar un comentario