12 ene. 2014

Stefano Pilati sigue modernizando al hombre con traje


Ermenegildo Zegna inaugura la Milan Fashion Week Hombre con su colección otoño-invierno 2014/15




El primer día de la Semana de la Moda de Hombre de Milán todas las miradas estaban focalizadas hacia una firma y su flamante director creativo. Y es que la reciente unión entre una de las casas más exitosas de moda masculina, Ermenegildo Zegna, y el antiguo diseñador de Yves Saint Laurent, Stefano Pilati, ha hecho de sus desfiles uno de los más esperados. 


Un trabajo impecable con la sastrería masculina utilizando siempre los mejores tejidos son los códigos que Pilati se encontró al entrar a formar parte de la firma italiana a principios de 2013. “Combinar nuestra tradición en sastrería y liderazgo en tejidos innovadores con una nueva visión de la moda masculina”, contestaba Gildo Zegna, CEO del Grupo Zegna, cuando le preguntaban por el objetivo de tal fichaje. Quedaba claro entonces que lo que se buscaba era modernizar la firma y llegar a otro tipo de compradores atraídos por la moda y las tendencias.




El debut de Stefano Pilati en la pasada temporada primavera-verano 2014 fue todo un éxito, el diseñador supo aportar un toque actual y hasta despreocupado a los clásicos trajes de la firma. En esta segunda colección la modernización se hace más evidente -los gorros de lana y las botas altas de cocodrilo por encima de los pantalones así lo atestiguan. La estrategia de Pilati es clara: dirigir sus esfuerzos hacia las prendas exteriores y solo cambiar algunos detalles de la sastrería.



Así, encontramos bombers guateadas con solapas, grandes parkas de lana, abrigos a un paso de ser capas y hasta sudaderas. Para el próximo invierno, el diseñador juega con las solapas de chaquetas y abrigos, dándoles sinuosas formas, y con los cuellos que se alargan hasta convertirse en bufandas. En los trajes destacan las americanas cruzadas solo con dos botones y los chalecos también cruzados.



Stefano Pilati, alabado y criticado a partes iguales durante los ocho años que estuvo en YSL, está construyendo una nueva visión de la elegancia masculina mediante prendas particulares y ese toque ‘sin esfuerzo’ que eleva el look a la máxima potencia. Una fusión entre la sofisticación más refinada y el diseño más actual que seguro surtirá efecto.  



Alberto Guerrero
@aL_gP

No hay comentarios:

Publicar un comentario