4 ene. 2014

Revistas que nos hacen soñar...


En este post me gustaría poner énfasis en los contenidos de las revistas actuales del mercado, orientadas a lo que llamamos “Moda”, o tendencias. Las mujeres de hoy en día, andamos como locas por estas revistas, y nos abalanzamos a ellas con preguntas tales como ¿que se lleva esta temporada?, ¿Qué me pondré?, ¿Qué cosmético me puedo comprar?, ¿a qué famosa puedo copiar? etc. Cuando realmente, la moda no trata de eso, o al menos no comenzó tratando de esto. Nos venden un mundo imaginario en el cual la única preocupación es el aspecto físico, el consumo y algunos consejos malos sobre nuestra vida íntima. 

Otro tema al que me gustaría hacer alusión, es el nivel de poder adquisitivo que las redacciones creen que tienen las lectoras, me parece estupendo el nuevo bolso de Louis Vuitton, o las preciosas botas de Chanel, pero, en nuestra economía actual, no creo que más del 50% de las lectoras de la revista se compren un accesorio o prenda a 2.000€ ...con lo que deberían poner alternativas, más asequibles y que no sean de Zara... se agradecería. 
Poner en valor los nuevos diseñadores, o diseñadores jóvenes que abren sus tiendecitas en diminutas calles de Barcelona, intentando que a alguien les guste su trabajo y lo saquen adelante. promocionar el trabajo exhaustivo de marcas que no consiguen llegar a este mundo tan cerrado, o promocionar nuevos mercados y negocios.  Entiendo, que el hecho de que la publicidad en las revistas de moda, tales como el ELLE, Vogue etc, son sus ingresos principales, y que el modelo actual de nuestra sociedad, es igual a una sociedad de consumo, marcada por patrones de conducta y de belleza que nos limitan y nos agotan. Pero, ¿no podemos introducir poco a poco una realidad más adecuada?





Cuando compramos una revista de moda, además de cuerpos retocados que nos hacen llorar, u objetos de lujo a los que no podemos tener acceso, también, y creo que no hablo por mí sola, queremos ver realidad. Mujeres que se han abierto mundo luchando, o diseñadores nuevos, lifestyle que no incluya hoteles impresionantes a precios desorbitantes, consejos útiles, y compras que podemos realizar y no soñar, artículos sobre descubrimientos, o informaciones interesantes que no incluyan prensa rosa. 

La moda y todos sus componentes, forman parte de nuestra vida hasta extremos que no controlamos, por eso, debemos tener cuidado con que no se convierta el nuevo tipo de moda, que es en resumen, el aspecto, la belleza(estereotipada presupuesto), el dinero, y el consumismo loco. Este mundo de “La vie en rose” sólo nos hace soñar, debemos tener en cuenta otros aspectos más importantes, a los cuales deberían incluir en este tipo de revistas, incluso a las más jóvenes, que se toman el “Poder “ de la belleza muy en serio y a las que las revistas les afecta demasiado. 

En conclusión, la redacciones no sólo deberían mostrar el lado bueno de la industria, sino que también debería incluir el lado negativo, y cómo empezar a solucionar los problemas acarreados por empresarios a los que no les importa enriquecerse a costa de las pérdidas de otros. 

¿Comunicamos otro tipo de tendencias y de belleza?

Nathalie Resende

@nathalierese


No hay comentarios:

Publicar un comentario