1 mar. 2013

La pasarela de Hollywood

24 de febrero de 2013, llega la noche de los Oscars en Los Ángeles. Y con ello, la famosísima alfombra roja, un momento esperado por millones de cinéfilos, periodistas y amantes de la moda (diseñadores incluidos, por supuesto).

Los primeros restan impacientes por ser el precedente de la gran gala que rinde homenaje al séptimo arte; los segundos se mantienen atentos al mínimo detalle sobre lo que dicen, o dejan de decir, y hacer los famosos, ¡todo puede ser objeto de noticia! Los terceros, por último, disfrutan de este desfile, al que lo único que le falta para realmente serlo es el propio nombre.

Aunque todas las famosas tienen la opción de lucir espectaculares, siempre hay algunas que destacan por su elegancia y por saber sacarse el mejor partido. En esta edición número 85 de los premios cinematográficos por excelencia, entre las mujeres que más brillaron encontramos a:

1. Halle Berry, con un atrevido Valentino
La que fuera ganadora del Oscar a mejor actriz en 2011 lució este vestido, completamente ceñido al cuerpo y con un escote pronunciado. El modelo era tan llamativo por sí solo, que apenas tuvo que hacer uso de complementos para crear el look final. El negro y los tonos dorados y plateados del vestido le daban un toque de elegancia.


2. Jennifer Lawrence, la princesa de Dior Alta Costura
La joven actriz desfiló por la alfombra con este espectacular vestido palabra de honor, ajustado hasta la cadera, con la parte inferior muy voluminosa y con algo de cola. De un blanco roto y estampado, el modelo desprendía inocencia y a la vez dotaba de glamour a su portadora.


3. Naomi Watts, una sirena de la mano de Armand Basi
Fueron dos, principalmente, las características que hicieron que, gracias a su vestido, Naomi Watts derrochara elegancia en esta celebración de los Oscars. La primera, las múltiples lentejuelas que cubrían el modelo y que lo hacían brillar constantemente bajo los innumerables flashes; la segunda, el original corte del escote, que cubría únicamente un hombro y dejaba el otro completamente libre. 


Cada año son cientos los diseños que pueden verse en esta pasarela extraoficial de la moda, en donde ellos y ellas lucen espléndidos para impresionarnos. Pero, ¿hasta qué punto puede impactar un diseñador al público con esto? ¿Cambiará el usuario sus hábitos de consumo tras ver el espectacular vestido de Dior en Jennifer Lawrence? 

Siendo esto último algo difícil, lo que no podemos negar es que la alfombra roja es una gran oportunidad para que jóvenes y grandes diseñadores den a conocer su estilo o reafirmen sus creaciones, respectivamente. Y qué mejor modo que hacerlo a través de celebridades. Agradezcamos a la industria cinematográfica por esta gran aportación -aunque indirecta- al mundo de la moda. ¡Y a esperar más y mejor para la siguiente edición!

Diana N.A.




No hay comentarios:

Publicar un comentario