17 mar. 2013

High fashion, low cost


La diseñadora Diane Von Fustenberg ha realizado una colaboración con la marca de moda de baño y deportiva Roxy.
La edición limitada DVF loves Roxy consta de 14 piezas que incluyen trajes de baño, bikinis, shorts, etc. A través de esta colaboración, la diseñadora ha querido transmitir su amor por la cultura de playa, la naturaleza así como el espíritu activo y pionero de Roxy.
Ambas marcas comparten valores comunes como su apoyo a mujeres emprendedoras, su defensa por la belleza natural y la confianza. Roxy y DVF quieren animar a las mujeres a “seguir su corazón y a ir a por todas y subirse a la ola”.
 
Desde sus inicios, Roxy ha comunicado de una manera muy coherente sus valores siendo una marca que se ha construido sobre la base de la cultura del surf incentivando a mujeres y niñas a mantenerse activas y a tener seguridad tanto fuera como dentro del agua.
Este tipo de colaboraciones entre marcas low cost con otras más aspiracionales, permiten que estas últimas se den a conocer a un público más amplio y que se perciban más accesibles. Por su parte, la marca más comercial gana prestigio al ser asociada con un diseñador o marca de lujo.
De hecho, estas colaboraciones llevan realizándose desde hace años por las marcas de moda.  Y lo que en un inicio sorprendió e incluso escandalizó a los más puritanos, se ha convertido en una práctica muy extendida y muy esperada entre los interesados por la moda ya que es un modo de democratizarla y permitir que todo el mundo pueda acceder a tener prendas de estas marcas de lujo.
Una de las marcas pioneras en realizar estas prácticas fue H&M, que realizó su primera colección cápsula con Karl Lagerfeld en el 2004. Desde entonces, la realización de líneas limitadas ha sido una constante con diseñadores como Stella McCartney (2005), Viktor & Rolf (2006), Roberto Cavalli (2007), Commes des Garçons (2008), Matthew Williamson (2009) hasta la última de este pasado año con Maison Martin Margiela (2012).
En el mundo del deporte, la colaboración de Roxy con DVF tampoco es la primera que vemos. Marc Jacobs  yacolaboró con Vans, Alexander Mcqueen con Puma e incluso Stella McCartney con Adidas.

Opino que como estas colecciones cápsula ya abundan últimamente, no consiguen la notoriedad que en su día tuvieron las primeras colaboraciones. Además, al poner al alcance de todo el mundo estos diseños, pierden la exclusividad intrínseca con la que cuentan las marcas de lujo. Es justo esa inaccesibilidad para la mayoría lo que hace que estas marcas sean deseables. Sin embargo, estas colaboraciones son efectivas estrategias de marketing que consiguen abrir estas marcas  a un público más amplio.
Esther Mestre


No hay comentarios:

Publicar un comentario