10 jun. 2015

El nuevo Resort

Dior Resort 2016 en Cannes

El calendario anual de la moda solía regirse por dos grandes instancias, marcadas por las temporadas otoño-invierno y primavera-verano. Era en los meses de febrero y setiembre que periodistas, editores, modelos y cientos de otros actores de la industria de la moda viajaban de una capital de la moda a otra para conocer las nuevas colecciones de las principales marcas, pero ahora deberán hacer más lugar en la agenda para viajes ya que las temporadas Resort y Pre-Fall también se volvieron internacionales.

Hasta hace poco más de dos años, las pre-colecciones gozaban de poco prestigio entre las publicaciones de moda y el público en general, limitando su difusión a lookbooks, quizás algún íntimo desfile y reseñas de pocas palabras. Pero recientemente la concepción de estas colecciones ha cambiado, y tanto la temporada Resort (o crucero) como la de Pre-Fall van ganando importancia. Chanel fue una de las pioneras en hacerlo, al realizar sus desfiles de pre-colecciones en distintas partes del mundo, desde Londres a Dubai. Le siguió Louis Vuitton, ahora al mando de Nicolas Ghesquière, con desfiles en Mónaco y recientemente en Palm Springs, al igual que Dior, que tras el ingreso de Raf Simmons a la maison, apostaron por desfiles en Brooklyn y en Cannes. Gucci, por su parte, ha sido la última en unirse a esta tendencia, presentando su última colección Resort en New York.

Gucci Resort 2016 en New York

Chanel Resort 2016

¿Cuál es, entonces, la estrategia detrás de estas grandes inversiones? (Claro que trasladar modelos, periodistas, estilistas, celebridades a otra parte del mundo requiere un desembolso importante) Como toda acción de comunicación, justamente se trata de aportar al universo de la marca. No solo se trata de desfiles, se trata de introducir a los invitados a un estilo de vida en particular. Quienes hace un mes viajaron al sur de Francia para ver el desfile Resort de Dior, recibieron sábanas personalizadas con sus iniciales, y tan solo una semana antes, Chanel llevó a sus invitados a un lujoso tour por Seúl previo a la presentación de la colección. Por supuesto, todas estas acciones tuvieron repercusiones en las redes sociales, donde durante el último mes los más conocidos fashionistas no paran de subir fotos de las hermosas locaciones de estos desfiles y de los regalos que reciben en cada uno de ellos.


Asimismo, Louis Vuitton y Gucci aprovecharon para generar contenidos: mientras Vuitton hizo una campaña en el desierto de Las Vegas fotografiada por Juergen Teller, Gucci presentó un fashion film realizado en las calles de New York.

Louis Vuitton Resort 2016 en Palm Springs



Es que a diferencia de las semanas de la moda, donde las apretadas grillas de desfiles dejan poco lugar a eventos, es en las temporadas Resort y Pre-Fall que las marcas han encontrado un espacio para diferenciarse. Al final de cuentas todo comunica y especialmente en el mundo del lujo, nada está librado al azar.

Augusta Adriasola

8 jun. 2015

La Galería Johnson convierte a Barcelona en la meca del Rock & Roll

Que abran cualquier espacio dedicado a la cultura en este país siempre es motivo de enhorabuena y celebración. Pero cuando el espacio en concreto es un homenaje en sí mismo, la alegría es doble. La Galería Johnson de Barcelona nos ofrece el privilegio y el placer de hacernos viajar por el tiempo. Si esta exposición fuera un ascensor que nos transportara hasta el pasado, en él sonaría con estruendo las guitarras de de Star Me Up de los Rolling Stones, o los melodiosos compases de Lola, de The Kinks.

Este viaje filantrópico se lo debemos a un hombre. Se llama Phil Delécluse y, como muchos de nosotros, creció escuchando Rock & Roll y su obra no es una galería cualquiera. En ella reina lo que hoy llamamos estilo vintage y básicamente es un altar a la música que le ha visto crecer. Cincuenta años de rock, pero también de Blues. De hecho la exposición debe su nombre a un pionero del blues que, con tan solo 29 canciones, dejó su huella en las grandes figuras de la música del siglo XX, como Jimi Hendrix o Led Zeppelin. Su nombre era Robert Johnson, y tal y como dice una gran pintada en la entrada de la sala: “sin él, ni el blus ni el Rock & Roll existirían”. Dicen que Johnson vendió su alma al diablo a cambio de su virtuosismo y probablemente sea verdad. Primer miembro del trágico ‘Club de los 27’, el artista vio finalizada su prometedora carrera prematuramente supuestamente envenenado.

La Galería Johnson muestra y vende ediciones limitadas de fotografías numeradas individualmente, todas ellas con su correspondiente certificación y crédito en el que se explica todos los secretos de cuándo, dónde y por quién fueron tomadas. Esto no es una tienda de pósters, es un tributo de documentos que ya pueden –y deben- ser considerados históricos, unos archivos que con el tiempo adquirirán un valor incalculable.

David Bowie, Iggy Pop, Lou Red, Slash, Freddie Mercury, Patti Smith e incluso Madonna se reúnen en una treintena de fotografías de los artistas referentes en la historia musical. Y no se trata de imágenes cualesquiera, sino que están firmadas por algunos de los fotógrafos más prestigiosos en el mundo del rock. A partir de 300€ podrás hacerte con tu propio pedazo de historia de Rock & Roll.
Como su propietario, Delécluse, indica: ‘Al igual que los museos conservan su propia memoria, preserva tú la tuya!’ El galerista ha sido director de arte en París, Nueva York y Los Angeles. A lo largo de los años, ha podido aprender gracias a su profesión a discernir una buena fotografía de una mala, por lo que podemos decir que su selección de instantáneas para esta nueva galería será de lo más cuidadosa. Como él mismo afirma, ‘al final, la fotografía de rock se parece mucho a la música rock: no se centra tanto en la técnica sino en la emoción que destila cada instantánea‘.

Gracias a su personalidad y su conocimiento extensivo de la música rock -desde los salvajes sesenta a los rugientes setentas- Phil Deleclúse ha logrado abrir en Barcelona una galería estupenda de fotografías de rock, cuya localización es de lo más céntrica: puedes encontrar la Galería Johnson en el Passatge del Rector Oliveras 4, de lunes a sábado.


Carla Esteve
@cordeorde

3 jun. 2015

COSTA BRAVA FASHION WEEKEND


5000 personas asististieron a la primera edición del Costa Brava Fashion Weekend el fin de semana del 26 y 27 de Julio de 2014. 

Clara Esteve diseñadora de TCN y Lena Mataró SCCE del Gran  Jonquera Outlet&Shopping dieron  vida a éste proyecto hecho con tan buen gusto que incluyó música en directo, pasarela, vintage  food ( autocarabanas vintage de creps, bocadillos..) y market.
Rita Row, SietedelOnce, Or Else, Ssic and Paul o Mivira fueron algunas de las firmas que desfilaron sobre la pasarela instalada al Monasterio de los jardines del Collet, en Sant Antoni de Calonge, lugar que nombraron “el balcón de la Costa Brava” por la belleza de sus vistas.





Acabamos de saber que éste año tendrá lugar una segunda edición de tres días 31 de Julio, 1 y 2 de Agosto y que aparte de la pasarela de 18x4 metros con sitting por 500 personas con el desfile de diseñadores y marcas emergentes, con el market de moda,  complemets, decoración, calzado y bisutería, la zona gastronómica y los cantantes y Deejays actuando en directo se suma una zona Art Zone para pintores, escultores, fotógrafos y otros artistas de diferentes disciplinas. 
  
En breve comunicaran el nombre de  las firmas que desfilarán éste año y que formarán parte del market, seguro que e nuevo nos van a sorprender por su calidad y originalidad. 

                                                                                                                                  Montse Ten

El perfecto complemento para los amores de verano

Nunca subestimes el poder de un pañuelo. O foulard. O bufanda. O pashmina. Incluso chal. Mirad si tiene éxito y versatilidad este complemento que no tiene suficiente con un solo nombre. Mientras las tendencias se encuentran un una carrera constante para mantenerse en la cresta de la ola de los must de la temporada el máximo de tiempo, el universo de ciertos complementos no necesita luchar para volver. Y no necesita hacerlo porque nunca se van. 

Foulards, aquella prenda que parece blindada al paso del tiempo y que sobrevive al convulso vaivén de los imperativos del mundo de la moda. Mientras algunas prendas resultan amores de verano (enamoramiento en 3, 2, 1, picos altos de pasión y rápida desintegración), algunos complementos son como las relaciones crecientes (te enamoras de sus cualidades con el tiempo, cada vez te acompaña más en tu día a día y sorprendentemente después de muchas temporadas aun encaja en tu ecuación). Al pensar en prendas tipo amor de verano y prendas tipo relación creciente no puedo evitar acordarme de una frase: “Viste como quieras, pero con estilo”. Esta fue la afirmación de la estilosa princesa serbia Smilja Mihailovich, que me recuerda a la diferencia entre tendencias temporales (amores de verano) y atemporales (relación creciente). Podemos vestir como queramos, apuntarnos a la tendencia con la que hayamos experimentado mayor flechazo, pero siempre habrá algo que se mantendrá inmutable. Este inmutable es donde reside el estilo. La elección que entra y sale de nuestro armario sin ser gobernada por conceptos como must o trendy es la que define nuestro sello.

Y aquí vuelvo a nuestros queridos pañuelos. Las nuevas tendencias poseen los vestidores pero nuestra prenda protagonista se mantiene fiel a los cambios.  Los pañuelos comprenden un universo por si mismos: dan un twist a cualquier look y son la pieza de la versatilidad por excelencia: visten nuestro cuello pero también pueden rodear la cintura o coronar el pelo. Y son capaces de imprimir estilo (¡propio!) en cada conjunto. Por qué… ¿habéis visto a dos personas envolverse con un foulard de la misma forma? Pues eso… estilo.


Foulards de la colección Primavera Vernano de Somlesdues - Fuente de imagen: Somlesdues



Si hablamos de pañuelos no podemos dejar de mencionar a Hermès. La firma francesa ha llevado a la máxima expresión el gusto por este complemento hasta convertirlo en una prenda transgeneracional que pasa de madres a hijas. De hecho, hasta el 30 de mayo se pudo ver una muestra de este oasis de objetos de deseo de Hermès en Barcelona. Los artículos de Neus Lloveras y Laura Montes así lo explican. Fue justo durante los días de esta exposición que yo descubrí mi propio universo de foulards. Se llaman Somlesdues y confeccionan pañuelos; aunque bien podríamos llamarles “pañuelos con alter ego de lienzos” por su belleza próxima al arte. Sus originales estampados inspirados en la naturaleza y la ciudad de Barcelona se vierten sobre una colección de materiales nobles capitaneados por la seda importada de Italia. Su confección se elabora 100% en Barcelona y alrededores y se vende online y en tiendas multimarca de Europa, Próximo Oriente y Japón. Según sus creadoras Gemma Grau y Roser Brufau “usamos tintes naturales y producimos en la ciudad de Barcelona. Así vivimos de cerca el proceso de fabricación para ofrecer la máxima calidad y acabado”. El resultado final son pañuelos suaves y blandos que ofrecen un delicado equilibrio entre volumen y caída.

Somlesdues forma parte ahora de mi lista de relaciones crecientes en moda. Si tú también quieres dejarte conquistar por sus pañuelos (fantástico complemento a los flechazos de moda) las encontrarás en https://www.somlesdues.com/ .

Adriana Barba Martinez https://twitter.com/adrianabarba/