9 jun. 2014

DESFILE PARA NUEVOS DISEÑADORES

Este jueves 5 de Junio se ha celebrado en Pedralbes Center, bajo el nombre de "Barcelona en media hora”, un desfile de jóvenes y futuros diseñadores de la escuela superior de Diseño ESDI. Cada año se organiza este evento  para que los alumnos de primer curso muestren todas sus colecciones. Esta vez, la temática elegida para los diseños ha sido los edificios más emblemáticos de Barcelona, en ellos se han inspirados los jóvenes estudiantes para sus colecciones.





Este gran evento permite a los jóvenes diseñadores mostrar su talento públicamente, a la vez uno de los retos es aprender a planificar y gestionar el desfile en sí, desde la escenografía, la gráfica, los estilismo, todo está preparado por ellos mismos.


La escuela ESDI promueve este tipo de actividades, para esa fecha también se ha organizado un mercado en el que se pone a la venta productos con piezas creadas por los mismo alumnos y ex alumnos, es una buena manera para que estos conecten con el mundo profesional desde el principio y a la vez para que den sus primeros pasos en su propio futuro terreno laboral.







Maryam Pérez

@maryam_perez

Monograms



Es curioso ver cómo a uno le honran por todo lo alto mientras al otro le lavan cara y lo modifican tras 44 años. Por que de monogramas va el tema en las casas de marroquinería del LVMH. 

Nicolas Ghesquière y Delphine Arnault quieren que las famosas L y V de la enseña que comparte nombre con el holding de lujo celebren su 118 cumpleaños siendo homenajeadas por diseñadores y artistas de renombre. 

Bajo el título  El icono y los iconoclastas; Christian Louboutin, Cindy Sherman, Frank Ghery, Karl Lagerfeld, Marc Newson y Rei Kawakubo crearán un bolso o pieza de equipaje con la lona Monogram. Estas creaciones configurarán una colección única que estará disponible en tiendas selectas a mediados de octubre de este año.  

Sin emblargo, J. W. Anderson no estaba tan contento con la imagen gráfica de la casa de la cual es director creativo y ha decidido modernizar el logo y las cuatro L creadas por Vicente Vela allá en los setenta. 

El estudio M/M Paris, ha sido el encargado del lavado de cara de ambos logotipos (el nombre y el monograma), rebajando el grueso de los cuerpos y suavizado las serifas les ha conferido un aspecto mucho más moderno pero a su vez algo anodino. El diseño no es, en absoluto, malo pero no conecta con el imaginario tradicional y castizo de Loewe

El LVMH insiste en rejuvenecer la casa española de marroquinería, no obstante, desconectarla de su herencia puede, en mi modesta opinión, llevarles a crear una firma vacía de contenido.



Sílvia Marina

8 jun. 2014

Vuelven los 80… ¿Y también sus marcas míticas?


Los 80 siguen de actualidad. Aunque no para todas las marcas se cumple el dicho de que “cualquier tiempo pasado fue mejor”. De hecho, hay muchas marcas de la época que han pasado a mejor vida. 

Otras, sin embargo pueden presumir de haber sobrevivido a varias crisis: Converse, Lacoste, Benetton, Nike, son algunos ejemplos de marcas míticas que nos han acompañado a lo largo de nuestras vidas y que demuestran los beneficios que se obtienen cuando se apela a la nostalgia.

 

Lacoste, un icono que cumple 80 sin alterar su esencia

Esta técnica que se ha popularizado entre las marcas de alimentación como los Donuts, el Colacao o el caldo Gallina Blanca, y demuestra que en muchos casos productos que se relanzan tienen mejor acogida que cualquier novedad debido a la fuerte respuesta emocional que nos produce.

Esta tendencia tiene aun más sentido en de moda dónde los atributos emocionales predominan sobre los técnicos y funcionales  ¿Solución? Apelar a la nostalgia  y recurrir a las emociones que evocan experiencias del pasado con diseños inspirados en modelos míticos, campañas de publicidad semejantes a las de antaño, incluyendo el slogan que se hizo famoso o un formato de packaging similar al original.

Marcas y productos como los polos y camisas de Lacoste, Gap y Ralhp Lauren, los tejanos de Levi’s, Lois, Wrangler, los jerséis y sudaderas de Guess, Privata y Benetton y complementos como las gafas Ray Ban Wayfarer y los relojes CASIO demuestran que la lista de marcas que nos han acompañado a lo largo de nuestras vidas es interminable. Y eso sólo ha sido posible gracias al buen recuerdo que los nacidos en los 80 mantenemos de aquella década.

 

El Revival Wayfarer de los 80 vino de la mano de  Madonna y Tom Cruise


Las zapatillas, y complementos de marcas deportivas que fueron todo un hit tiempo atrás han vuelto a ponerse de moda. Eso sí, estas prendas regresan al futuro renovados aunque sin perder su esencia. Las grandes marcas deportivas se inspiran en épocas pasadas y recuperan en sus modelos más clásicos.

Las legendarias zapatillas Converse nunca han llegado a desaparecer de nuestras vidas mientras que las New Balance han resurgido con fuerza desde hace unos años. Por su parte, Reebok, ha hecho lo propio relanzando al mercado uno de sus clásicos: Freestyle, que revolucionaron la moda  y las clases de aerobic en los 80.

 


Estas Adidas deben su nombre de la estrella del tenis Stanley Roger Smith
Los modelos vintage que Nike ha lanzado al mercado recuperan la esencia de las zapatillas que se convirtieron en todo un fenómeno en la década entre los runners y en la moda urbana. Adidas ha recuperado los modelos coloristas de los años 80 en su colección Originals mientras sigue incrementando de sus clásicas Stan Smith.

La firma catalana Munich se está haciendo un hueco entre las deportivas streetwear de moda gracias a sus modelos que mantienen ese aire de las zapatillas de fútbol sala de los 80 y conservan ese halo retro pero con diseños actuales.
 

Munich recupera el diseño de las zapatillas de fútbol sala de los 80


 Réquiem por las desaparecidas de los 80

No ocurre lo mismo con marcas de deportivas como J’hayber, Yumas, Kelme o Paredes son algunas de las leyendas de los años 80 que nos han tenido tanto éxito a lo largo de estos años. Algunas no han sabido adaptarse, otras han sido barridas por la competencia. En estos casos, ni la nostalgia no ha podido rescatarlas nicel recuerdo de productos legendarios de los 80 no ha sido suficiente para sobrevivir al paso del tiempo.

 

                 El modelo mítico de Yumas entre los jóvenes nacidos en los 80

Algunos expertos en marketing denominan a este retorno al pasado “La teoría de los treinta años”, que viene a decir que todo es cíclico, incluyendo las crisis, las modas y las tendencias. Las marcas no son ajenas a estos ciclos. Y por ese motivo se da la coincidencia de que grandes nombres de los 80 pasaron una travesía en el desierto en los 90 para renacer con fuerza en los últimos años.

 

 

SOMOS Y QUEREMOS SER MUJER OBJETO


Una afirmación tan grave la hago desde el circuito de Mugello de Italia.
En este ambiente, mayormente de hombres, me he dado cuenta de que las mujeres nos prestamos a lucirnos como si fuéramos trofeos o jarrones de decoración. Y nos gusta.

Cada equipo o marca de motociclismo tiene a su mujer objeto vestida de la manera más sexy posible para llamar la atención de los seguidores de motos y entretenerles.
Por otra parte, antes de la carrera, cada corredor tiene su "paragüera" que con un paraguas le tapa del sol. Eso sí, vestida lo más ceñida y escotada posible, no sea que pasen calor las chicas...



Cada una de estas chicas está encantada de que la miren y se hagan fotos con ella. Es como un logro y un orgullo gustar a los barones que hay alrededor.

Me pregunto cuánto se deben querer estas chicas que anteponen la felicidad de los hombres al respeto por ellas mismas.
Seguramente no sabrán el significado de la mujer en las sociedades actuales, o no verá en estos actos de exhibición femenina algo malo.
No hacen daño a nadie, es cierto, pero degradan la imagen de la mujer haciendo que el género femenino siga siendo el que está por debajo del poderoso género masculino.


En el paraíso de la mujer exuberante, en el país de diseñadores como Versace o Dolce&Gabanna, en la grande Italia, he visto como chicas de entre 18 y 25 años, todas de las mismas características físicas, seguían a la que era su "directora de eventos" como si fueran borregos que van al matadero.
Es por esto que os escribo recién llegada esta reflexión, porque me avergonzó lo asumido que las mujeres tenemos que somos carne de barones y debemos exhibirnos como tales.

Si nos tenemos que poner unas bragas transparentes y una corona de flores con un top que muestra el 90% de nuestros pechos, pues lo mostramos. Más gustaremos a los hombres y más contenta conmigo misma estaré. Da igual todo lo demás. Lo importante es conseguir ser la mas deseada por los hombres.
Este es el único fin: gustar al género masculino, al dictador que no nos deja levantar cabeza.

Adelante chicas objeto! destruir todo lo que las mujeres han conseguido con lucha y sacrificio durante muchos años. Lo primero es gustar a los hombres!

A cuantas más vacas hombre más poderoso. A cuantos más "pivones" mejores hombres.

Verguenza ajena. VERGUENZA!


Anna Martínez Llopart

4 jun. 2014

¿Modernos o modelnos?



Ser moderno...¿que es ser moderno?,últimamente parece que lo que significa ser moderno ha caído en una superficialidad y una banalidad mas propia de la edad media que del renacimiento(los primeros auténticos modernos).Los conceptos de ser modern@ hoy en día parecen ser relativos,parece que ser moderna actualmente es tatuarse el cuerpo de pies a cabeza como Amy Winehouse,retroceder a los 80 de manera absoluta,vestirse de pies a cabeza como salido del granero de mi abuela...y mi pregunta es ,l¿a capacidad de transgredir y revolucionar con las ideas donde queda?,muchos de los que hoy se consideran modernos,son modelnos realmente,ya que minimizan su modernidad siendo carne de cañón para todos departamentos de marketing que día a día crean falsos iconos y tendencias ,a las cuales los modelnos siguen en toda su grandeza.

Por favor dejemos de ser modelnos y seamos modernos realmente ,que los auténticos modernos son los que han ayudado a cambiar el mundo con sus actos e ideas de libertad,y no necesariamente estaban vestidos como una super estrella del pop.


Salz Medina

3 jun. 2014

Paloma Wool, la firma de Paloma Lanna



Paloma Wool es la nueva firma de Paloma Lanna, hija de Paloma Santaolalla y Miguel Lanna, los fundadores de Globe y Nice Things. Dirigida a un público con sensibilidad artística y que aprecia la artesanía, los conceptos que conforman esta marca son producción local, venta online y soporte artístico.


Lanna y su afición por la fotografía han hecho que realizara este proyecto y experimentara otros lenguajes. Desde pequeña siempre quiso crear una propia marca, pero sus padres le aconsejaron que estudiara Marketing y Empresa en la escuela de negocios ESADE. Tras haber realizado los estudios, la joven de 24 años es directora de marketing de la firma de sus padres, Nice Things; y ahora se embarca en este proyecto en el que intenta buscar un equilibrio entre lo femenino y lo masculino.


Con Paloma Wool, la joven diseñadora ha sabido expresar arte con mucha delicadeza a través de su gran pasión: la moda. Desde vestidos, pasando por monos y jerséis felpa de edición limitada y numerados, hasta básicos forman esta primera colección atemporal (inspirada en Japón y Nueva Zelanda) en la que se percibe su amor por la fotografía analógica. Sus prendas están disponibles solo en la página web.




Mai Chujo 


2 jun. 2014

De periodista a reina: su estilo a examen

Letizia Ortiz es considerada una de las princesas europeas mejor vestidas. Sus looks extremadamente cuidados son admirados en todos los eventos a los que asiste. De todas formas, para llegar a este punto su estilo ha evolucionado. Cuando entró a la casa real sus conjuntos eran más clásicos, y ahora la princesa desprende un halo más moderno.


¿Pero Letizia Ortiz siempre ha marcado tendencia? Sus inicios en la televisión fueron como presentadora en el informativo del canal CNN+, aunque realmente empezó a tener más popularidad cuando entró a Televisión Española en 2001. Allí trabajaba como periodista en los noticiarios. Sus looks mostraban a una mujer profesional: trajes chaquetas, en tonos oscuros o claros. El toque más moderno lo aportaba con un maquillaje natural y una melena cuidada, cortada a capas y desenfadada.

                                               Ortiz en el plató de los informativos de TVE

A finales de su etapa como periodista, antes de casarse con el príncipe Felipe, Letizia Ortiz sofisticó su imagen: vestía con americanas, blusas, pantalones de vestir; pero su peinado cambió. Llevaba la melena lisa, sin flequillo y con ralla en el medio. Ese look con toques clásicos le daba a la periodista una apariencia más protocolaria.

                                                     Letizia Ortiz, con un look clásico

Ya de princesa, Letizia Ortiz seguía apostando por el traje chaqueta. Lo ha lucido con varias combinaciones: de blanco total, en colores oscuros e incluso en rojo.
Imagen del traje
No fue hasta el enlace de Federico y María de Dinamarca que la prensa internacional se fijó en ella por su gusto en la moda. Su vestido, rojo pasión, era del diseñador Lorenzo Caprile. Desde eso momento, la princesa fue considerada como un modelo del buen gusto. Su vestido de boda fue alabado por muchos modistas y especialistas en moda.

Sin embargo, no todo han sido aciertos por parte de la princesa. Prueba de ello son algunos vestidos de gala que ha lucido en ceremonias de compromiso, como el modelo de volantes de Felipe Varela de color rosa chicle que combinó a juego con la corbata de su marido. Otra pieza que no le sienta demasiado bien y que la combinó mucho durante un tiempo fueron las bermudas. Al tener una silueta esbelta, las prendas con demasiado volumen no la favorecen y le aportan dejadez.  Por otro lado, hay quienes dicen que los conjuntos de la princesa son predecibles, no sorprende. La redactora de moda de Vanity Fair Raquel Peláez afirma, en una entrevista en SModa,  que sus looks son demasiado rígidos y extremadamente clásicos.

                                                 La princesa con vestido de Felipe Varela

La misma princesa, asesorada por especialistas, ha ido introduciendo pequeños cambios en su vestuario. Por ejemplo, los escotes prominentes han desaparecido y ahora son más cerrados, el pelo con demasiado volumen y con rizos ha cambiado por una melena midi lisa o peinado con ondas sueltas. En alguna ocasión, lució prendas de estampados multicolores con accesorios vistosos. Esta mezcla ya no existe en su vestuario actual.

Aunque para los eventos se viste con looks formales, en las escapadas con su marido e hijas apuesta por un estilo casual. Así tanto puede vestir unos tejanos con una camiseta y sandalias, como un vestido con zapatos de tacón, o cazadoras de piel que muestran a una princesa más rockera.

                                       Letizia Ortiz apuesta por los tonos oscuros para pasear

Marina Puy
@MarinaPuy