28 abr. 2014

Las partes bajas de Candy magazine

Entre el blanco y el negro hay un sinfín de matices, se suele decir. Entre el hombre y la mujer pasa lo mismo, digo yo. En la sociedad actual, el conocimiento clásico del significado de hombre y mujer se está quedando obsoleto, al menos si sabemos apreciar que cada vez más individuos poco se identifican con ninguno de estos dos términos. Gente que vive, ama y lee revistas como cualquier otra, aunque tenga barba y utilice bragas o naciese con testículos que ahora se esconden bajo una minifalda.

Y si la sociedad cambia, el público también. Nuevo público con nuevas necesidades que satisfacer. Eso debió de pensar Luís Venegas al crear Candy, una revista de moda destinada a lectores transgénero. Transexuales, travestidos y similares que se preocupan por la moda, que quieren saber las últimas tendencias y verse reflejados o sentir deseo aspiracional al contemplar un editorial de moda. “Hay pocos grupos que se preocupen tanto por la moda y la belleza como lo hacen los trans”, decía Venegas. 



Tras cuatro años, la revista española que se vende en todo el mundo ha tenido en su portada a celebridades tales como Chloë Sevigny, Tilda Swinton o Jared Leto, todos ellos transformados y fotografiados por los mejores fotógrafos internacionales.  




En el último número hemos podido ver a una Lady Gaga con bigote y enseñando el pubis, así como a Marilyn Manson con vestido y zapatos de tacón, ambos capturados por Steven Klein. Gran revuelo provocó el segundo número de la revista que vistió a James Franco de una sensual mujer. La publicación salió hasta en el conocido programa estadounidense The Ellen DeGeneres Show.





Una revista innovadora que ha sabido encontrar un nicho de mercado sin explotar. Páginas que celebran la variedad de sexualidades, nuevas identidades individuales que salen a la calle con paso firme, como no, vestidas.

Alberto Guerrero
@aL_gP

27 abr. 2014

Pop up store: Compra y vive una experiencia inolvidable.

Hace ya una década nacieron las famosas tiendas pop-up y todas ellas a día de hoy tienen el éxito asegurado como método de compra offline.

Los pioneros en este sistema fueron los creativos de Commes des Garçon creando una mini tienda en un garaje neoyorkino al que no le faltaba detalle para vender todo lo que ahí había, desde entonces son muchos los que han seguido los mismos pasos ya sea para una tienda pop up de corto o largo plazo.

Cada vez son más las marcas que apuestan por este nuevo sistema que tiene como objetivo principal impresionar al cliente con el producto y así dejar un recuerdo grato junto a una experiencia inolvidable para que el cliente repita en un futuro, “se trata de vivir una experiencia” así lo explica Panambí Martínez, directora de Pop Up Store España.

Las principales ciudades como París, Madrid, Barcelona o Nueva York las tienen siempre presentes y solo basta una buena ubicación para que todos los ahí presentes pasen a curiosear.
Algunos ejemplos recientes y muy sonados fueron los de Nike en Nueva York que consiguieron vender 2.000 pares de zapatillas en una sola mañana,Tiffany’s llenó la plaza del Duomo en Milán de cajas azules, el famoso packaging que utiliza la marca para enamorar a las clientas o Adidas en Buenos Aires  que decidió ampliar la caja de zapatos de la casa para convertirla en la misma tienda pop up.


Pop up store Tiffany's Milan

Pop up store Adidas en Buenos Aires


Pop up store Nike New york





















































Cada marca utiliza una estrategia para su propia tienda, unas con más colores, otras iluminadas, unas en forma de cubo y otras son el mismo packaging, pero todas ellas tienen algo en común y es un objetivo claro; crear una experiencia, vaciar el stock y a la vez acercar y crear un nuevo circulo de clientes y producir, a poder ser, una gran repercusión mediática.

Para todo aquel interesado en montar una en Barcelona puede consultar la página web www.gencat.cat donde pueden presentar la solicitud antes del 30 de abril .

En Julio de 2014 tendrá lugar en Barcelona las “pop up store” de la 080 Barcelona fashion y podrán participar diseñadores, marcas de moda, profesionales del sector, showrooms e instituciones y/o entidades del mundo de la moda.

Link para la inscripción: 


Maryam Pérez

@maryam_perez

26 abr. 2014

Los hashtags de Marc Jacobs II
























Cerré mi anterior post declarando al mundo mi amor por Marc Jacobs a través de un follow en Twitter. La simpatía con la que usa sus redes sociales había velado mi interés por la Marc Jacobs Daisy Chain y sin embargo, a los pocos minutos de publicar la entrada ya me había vuelto a picar la curiosidad. 

Estaba, como siempre, montándome una película. Pensaba lo maravilloso que sería que abriera una de estas pop-up stores en Barcelona cuando me di cuenta que aún no sabía como funcionaba. Es por eso que, en cuanto pude, retomé la búsqueda de información.

Pero, ya sea porque Twitter no muestra todos los tuits publicados o porque habían pasado unos cuantos meses, el hashtag #MJDaisyChain solo parece haber sido usado por celebrities y bloggers.
Temí que el acceso a la tienda hubiese sido restringido de algún modo u otro por lo que me puse en contacto con Marc Jacobs a través de email. 

En el correo pregunté si se precisaba de invitación para ir a la tienda o si estaba dentro del circuito de la New York Fashion Week -- por lo que se necesitaría algún tipo de acreditación--. También pregunté como se premiaban las menciones ¿Qué te hacía merecedor de un monedero y no de una muestra de perfume? ¿El número de seguidores? 



Lamentablemente, mi email no ha sido contestado -- mal, muy mal. ¿Y sí hubiese sido una queja?-- pero encontré respuesta a todas mis preguntas en la revista Time.

En un video breve nos cuentan que la pop-up store estaba abierta al público y ofrecían servicios de manicura y cafetería. En el diseño de la tienda habían contado con la ayuda de jóvenes artistas que crearon una ambientación en la que las clientas podían inspirarse y usar para crear un contenido original. Pues cuanto más creativo era el post o la foto mayor era el premio. Además un jurado formado por bloggers seleccionaba, cada día, diez personas a las cuales se obsequiaba con una botella grande de Daisy.  

El éxito de la acción se mide, según la marca, en más de 13.500 tuits y más de 4.300 menciones en Intagram. Sin embargo, el verdadero triunfo reside en la creación de comunidad y como esta ha trasladado su experiencia positiva al mundo online

Y es que, aunque no contesten mails, el mensaje que emiten con sus hashtags es claro: no importa quién seas ni cuántos te sigan, si eres original y lo compartes con ellos formas parte del mundo de Marc Jacobs. 






























Sílvia Marina

25 abr. 2014

Alexander Wang, el niño mimado de la moda

La noticia de la colaboración del diseñador norteamericano Alexander Wang con la firma low cost H&M causó un revuelo en las redes. El niño mimado de la moda colgó el 13 de abril en su cuenta de Instagram un video en el que se veía un marcador de un estadio de baloncesto que mostraba una cuenta atrás, hasta que los números se pararon en 11:06, anunciando la línea.

Todas las fashionistas, diseñadores, bloggers, it girls y las masas esperan con ansío esta colección. Wang es en estos momentos un fenómeno al que aspira todo el mundo. ¿Pero cómo pasó de la nada y se convirtió en el chico prodigio de las telas?


                                                        Alexander Wang en su atelier 

Alexander Wang (1984-) nació en San Francisco en el seno de una familia taiwanesa. Con 18 años se mudó a Nueva York para ser diseñador. Ingresó en la Nueva Escuela de Diseño Parsons. En 2005, con tal sólo 20 años creó su propia firma de moda, Alexander Wang, que desfila en la Semana de la Moda de Nueva York desde 2007.

Sus prendas tuvieron muy buena recepción y buenas críticas por la archi famosa editora jefe de Vogue Anna Wintour. De esta forma la firma ganó popularidad y por eso, en 2009, el diseñador creó una segunda línea, T by Alexander Wang. Ese mismo año también creó su página web y lanzó una línea masculina, otra de calzado deportivo y gafas.

T by Alexander Wang propone colecciones más económicas y prendas básicas como camisetas blancas, eso sí, en distintas variaciones que se centran en detalles como grandes sisas y escotes o minibolsillos estratégicamente colocados.

                                                             la clásica camiseta blanca


                                                       Anuncio de la colección Resort +T

Alexander Wang es considerado uno de los máximos representantes de la nueva moda estadounidense. Su estilo, denominado M.O.D (model off dutti), propone looks relajados, minimalistas, ambiguos con influencias de la ropa casual. Sus diseños visten hombres y mujeres urbanos, discretos, pero frescos a la vez.

Se consolidó en la industria en 2012 cuando Nicolas Ghesquière, director creativo de Balenciaga, fue destituido del cargo y eligieron a Wang para sustituirlo. Triunfó en la maison con la colección de otoño-invierno del 2013, en la que predominaron los colores blanco y negro. Fiel a los códigos de la firma parisina, diseñó prendas voluminosas y de hombros redondeados.

                                                                 otoño/invierno 2013

                                                                  otoño/invierno 2013

Wang ha recibido numerosos premios que lo catapultan a un joven creador con talento. En 2008 ganó el premio del CFDA y de la Fundación Vogue; en 2009, el galardón de Swarovski como el Diseñador del año de Moda Femenina y en 2010, Swarovski lo nombró Diseñador del Año de Complementos.


Todos sus seguidores pueden conseguir su ropa en una de sus dos tiendas, situadas en Nueva York o Pequín. Para los que no viven cerca de estas metrópolis o no les espera próximamente un viaje, que no se preocupen, siempre queda su tienda online.


Marina Puy
@MarinaPuy